Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | I.1 | Siguiente

Actualizado: enero, 2017

 

अथ योगानुशासनम्।।1.1।।

atha yogānuśāsanam ||1||

A continuación [se expone] la enseñanza [para provocar el estado] de yoga

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

Ahora, la instrucción del yoga

Georg Feuerstein

Ahora [comienza] la exposición del Yoga

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

Ahora, instrucción en yoga

P. V. Karambelkar

Ahora (comienza) la presentación sistemática de la disciplina del yoga

James Haughton Woods

Ahora [se va a efectuar] la exposición del yoga

Pandit Usharbudh Arya

Ahora, en este favorable momento de transición, comienza la instrucción en la disciplina del yoga de acuerdo a la antigua tradición

Fernando Tola y Carmen Dragonetti

Ahora, la exposición del yoga

Emilio García Buendía

Ahora (comienza) la enseñanza del yoga

Oscar Pujol

Ahora la enseñanza del Yoga

 

Vocabulario

atha yoga-anuśāsanam

atha (ahora,) yoga-anuśāsanam (la enseñanza del yoga)

 

atha: (indecl.) a continuación, ahora; 1) indica que se inicia un nuevo tema, es decir, la exposición de un asunto concreto

Vyāsa afirma que atha, con el significado de “ahora”, tiene por objetivo señalar adhikāra. Adhikāra significa “autoridad”, “cualificación”, “derecho”. Puesto que atha tiene otros significados como “después”, “cuestionamiento” y “felicidad”, Vyāsa aclara específicamente que en el contexto del Yoga Sūtra I.1, atha se utiliza en el sentido de adhikāra. Teniendo en cuenta la afirmación de Vyāsa, atha puede entenderse como un reconocimiento implícito a la autoridad de Patañjali y como una declaración de su enseñanza. Por medio del prefijo anu, Patañjali niega la autoría de las enseñanzas aunque con la palabra atha reafirma su autoridad para enseñarlas. No obstante, hay implícitos dos factores esenciales que contribuyen a la auténtica relación guruśiṣya tal como se aplica en yoga: (i) existe un ansia de conocimiento por parte del discípulo, mediante la investigación crítica y la disciplina meditativa, y (ii) Patañjali posee auténtico “conocimiento” sobre el yoga y desea compartirlo. El “conocimiento” está abierto para quien posea el deseo necesario (mumukṣu) por la liberación espiritual, y quien esté suficientemente cualificado para progresar en el “camino” del yoga será denominado por tanto adhikārin. Un texto así, perteneciente a una tradición concreta y conteniendo una disciplina se considera un śāstra; por ello la “ciencia” integral de cuerpo y conocimiento se conoce como yoga-śāstra (Witcher, Ian "The Integrity of the Yoga Darṣana").

Atha se refiere al paso preliminar que da el discípulo para estudiar este texto. La enseñanza del yoga se basa en una experiencia viva y continua de la tradición oral (anu). Puesto que el yoga se basa en la experiencia directa y no en el conocimiento escrito, resulta irrefutable (śās) (Bouanchaud, Bernard "The essence of Yoga").

yoga-: unión, conexión; 1) poner juntas varias cosas de tal forma que su unión tenga propiedades que no se hallen en sus componentes aislados; 2) yoga, estado en el que el yogui se une absolutamente en sí mismo y permanece en estado de unión, unificado.

—Ya que la esencia de la enseñanza del yoga consiste en un entrenamiento sistemático de la mente, su nombre debe ser derivado del equivalente indio de "poner en tensión", aunque los otros significados también se hacen presentes en grado mayor o menor. Así pues, se debe entender por yoga el "unirse el yogui, no primitivamente a alguna cosa, sino absolutamente en sí" (en el participio pasivo, yukta, en estado de unión, unificado), lo cual implicará el desligamiento previo de la materia, la emancipación con respecto al mundo. "Ligar, mantener oprimido, poner bajo yugo", todo esto tiene por objeto abolir la dispersión y los automatismos que caracterizan a la conciencia profana para lograr el recogimiento del espíritu (n.a.)

—De acuerdo a una definición, especialmente popular entre los seguidores del Vedānta y el Neo-Vedānta, yoga significa “unión”. Aunque esto puede considerarse correcto en algunas formas de yoga, es definitivamente inaplicable al Kriyā Yoga de Patañjali, cuya esencia consiste más bien en una “desunión”, concretamente en la disyunción entre el sí mismo (puruṣa) y el mundo (prakṛti) (Feuerstein, Georg "The Yoga-Sūtra of Patañjali").

—Yoga es el control perfecto (yukti) que se explicará como samādhāna. Realmente, el término “yoga” no debe interpretarse bajo el paradigma de “yuj yujir”, sino más bien, bajo el paradigma de “yuj samādhau” (en esto coinciden Vyāsa y Boja – Yoga no es unidad con algo; es más bien samādhāna en el sentido mantenido por la mayoría de las lenguas Indo-Europeas – “yoke, joch, igo” – significando todas ellas “restricción, supresión”) (Plamen Gradinarovplamen”, http://www.yrec.info/postxf682-0-45.html).

anuśāsana (anuśāsanam): (n, nom, sg) dirección, enseñanza, instrucción; 1) disciplina o doctrina que es subsecuente, es decir, que es continuación de algo que previamente ha sucedido o existido; 2) resumen de una instrucción o notas sobre una enseñanza; 3) exposición de la enseñanza o instrucción.

—La palabra anuśāsana deriva del prefijo anu y del verbo śās. El prefijo anu indica que algo es subsecuente; hay una continuación de algo que previamente ha sucedido o existido. El verbo śās significa “enseñar, instruir, informar” y el nombre śāsana indica “enseñanza, instrucción, disciplina, doctrina”. La palabra anuśāsana no puede expresar correctamente una enseñanza sin una disciplina que la acompañe. Del verbo śās se deriva la palabra śiṣya, que significa “discípulo”, es decir, quien se instruye con y dentro de una disciplina. Se puede considerar que el prefijo anu tiene dos connotaciones distintas en el término anuśāsana: (i) la disciplina del yoga se enseña solo después que el estudiante ha demostrado un necesario grado de aptitud, mediante la observancia de la autodisciplina, y se considera preparado para avanzar a lo largo del camino del yoga; (ii) anuśāsana significa enseñar lo que ha sido enseñado antes dentro de una tradición concreta, sin que el autor se atribuya nada nuevo (Witcher, Ian "The Integrity of the Yoga Darṣana").

 

Otras variaciones del texto original:

athāto yogānuśāsanam

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

athety ayam adhikārārthaḥ |

El término "a continuación" (atha) indica que se inicia la exposición de un asunto concreto.

 

yogānuśāsanaṃ śāstram adhikṛtaṃ veditavyam |

El tema que va a ser tratado ahora es la enseñanza de esta escritura sobre yoga.

—Puesto que se utiliza el término “exposición”, resulta claro que los Yoga Sūtras no constituyen un tratado de exposición de la filosofía Yoga original, sino sencillamente un trabajo en el que se ofrece el conocimiento de un cuerpo ya existente. Sin embargo, Patanjali no es solo un compilador, sino que contribuye activamente a la elaboración de la teoría y filosofía Yoga y, a este respecto, se puede afirmar que es el fundador de una escuela concreta de Yoga, es decir, del Kriyā Yoga. El fundador mitológico per sé es, de acuerdo a la mayoría de las tradiciones, Hiranyagarbha (Feuerstein, Georg "The Yoga-Sūtra of Patañjali").

 

yogaḥ samādhiḥ |

Yoga es samādhi (interiorización completa).

—Esta palabra puede derivarse del verbo sánscrito yuj, que aparece en el listado de verbos de Pāṇini (dhātu-pātha) en varias formas: 1) yuj de la cuarta conjugación (yujyate), con el significado de “samādhi”; 2) yujir de la sexta conjugación (yunakti), con el significado de “samādhi”; 3) yuj de la décima conjugación (yojayati), con el significado de “unir”, “restringir” o “mantener bajo control, como en uncir o mantener bajo yugo” ... Según Vyāsa la palabra yoga en este sūtra no deriva del yuj de unir o uncir, sino del verbo con significado de “samādhi” (Usharbudh Arya, Pandit "Yoga-Sūtras of Patañjali", pag 73-74).

—Cuando Vyāsa afirma yogaḥ samādhiḥ “yoga es samādhi”, no se está refiriendo al yoga tal como se define en I.2, ni al definido en I.17 o I.18, ni tampoco al incluido entre los ocho aṅgas en II.29 y III.3. El problema se resuelve al leer la siguiente frase de Vyāsa: “Y el samādhi es un atributo universal del conjunto mental (citta), común a todos los niveles” (Usharbudh Arya, Pandit "Yoga-Sūtras of Patañjali", pag 76-77).

—Los significados respectivos de yoga y samādhi están muy próximos: igual que el primero puede indicar “unión” o “unción” de dos cosas, el samādhi puede significar (poner junto”, “integración” o “cumplimiento”. En el contexto de la disciplina espiritual —o entrenamiento de la mente para reflejar la propia naturaleza espiritual— ambos términos significan más que simplemente “unir juntos”, refiriéndose, más bien, a la identificación del captador (grahītṛ), lo captado (grāhya) y el acto de captación (grahaṇa) (I.41) que tiene lugar como resultado de la intensa meditación (saṃyama) sobre un objeto (Burley, Mikel "Hatha-Yoga - Its Context, Theory and Practice").

—Aunque el conocimiento de temas tan sutiles como cit, asaṃprajñātasamādhi, etc., puede establecerse mediante el razonamiento inferencial, sin embargo se precisa una experiencia directa propia (pratijñā) para dar validez a tal conocimiento. Si no se obtiene un conocimiento básico sobre un tema sutil, no se podrá aplicar el razonamiento para desarrollar dicho conocimiento. El conocimiento de tales asuntos puede llegarnos a través de la tradición, de generación en generación, pero ¿cómo habría llegado al primer instructor?. Debe admitirse por tanto que el instructor primero adquirió el conocimiento a través de la realización directa. Si no fuese así, la ciencia de la salvación se encontraría sujeta a ser enseñada por alguien que no se ha liberado en vida o que no ha realizado el último principio de la existencia; sería como un ciego conduciendo a otro (Hariharānanda Āranya, Swami "Yoga philosophy of Patañjali").

 

sa ca sārvabhaumaś cittasya dharmaḥ |

Y el samādhi es una cualidad (dharma) de la mente que puede presentarse bajo cualquier estado mental.

 

kṣiptaṃ, mūḍhaṃ, vikṣiptam, ekāgraṃ, niruddham iti citta-bhūmayaḥ |

(Esos) estados mentales (son los siguientes): 1) impulsivo o inquieto (kṣipta), 2) torpe o estupefacto (mūḍha), 3) inestable o distraído (vikṣipta), 4) concentrado o centrado (ekāgra), 5) inhibido o suprimido (niruddha).

—La mente está perturbada y es incapaz de entender algo en el estado kṣipta; en mūḍha casi no hay ninguna inclinación a actuar, a reaccionar u observar; éste puede ser un estado temporal o más habitual, debido a sobrealimentación, falta de sueño, drogas, constitución física, etc.; vikṣipta es un estado en el que actuamos pero tenemos dudas, llegan las distracciones, hay obstáculos; en ekāgratā está presente la claridad, hay una dirección y somos capaces de progresar; es el principio del yoga; finalmente, en nirodha, culminación de ekāgratā hay unidad entre la mente y el objeto de interés (Desikachar, TKV "Yoga").

—Según Dasgupta, citta tiene una concentración producida por pasiones violentas en el estado de kṣipta, como cuando peleamos contra un mortal enemigo; la mente concentrada por apego ignorante o por instinto es pramūḍha. El estado de citta propio de cualquier persona ordinaria, en el que la concentración sólo es posible por algún tiempo, es vikṣipta, o estado inmaduro de la mente. Un estado avanzado, en el cual puede concentrarse por largo tiempo en un objeto, es ekāgra. Un estado aún más avanzado, en el que los procesos de citta son detenidos de modo absoluto y que acontece inmediatamente antes de mukti, es llamado nirodha (Xavier Moreno Lara, "El Yoga clásico").

 

tatra vikṣipte cetasi vikṣepopasarjanī-bhūtaḥ samādhir na yoga-pakṣe vartate |

De tales (estados, los dos primeros no tienen relación con el yoga e incluso) en el estado mental inestable, los momentos de samādhi se encuentran subordinados a los momentos de inquietud y, por tanto, (estos momentos de samādhi) no pueden considerarse propiamente como yoga.

—La presencia del estado de samādhi incluso en el estado impulsivo, el más inferior, se demuestra por el hecho de que sin importar el nivel de agitación de la mente, aún puede concentrarse en un momento determinado en un objeto u otro, en un pensamiento u otro, en una emoción u otra. Si permanece en un pensamiento aunque solo sea durante un microsegundo, se trata de un cierto nivel de concentración. Sin esta facultad de concentración la mente no podría siquiera estar agitada (Usharbudh Arya, Pandit "Yoga-Sūtras of Patañjali", pag 81).

 

yas tv ekāgre cetasi sad-bhūtam arthaṃ pradyotayati, kṣiṇoti ca kleśān, karma-bandhanāni ślathayati, nirodham abhimukhaṃ karoti, sa samprajñāto yoga ity ākhyāyate |

Por contra, durante el samādhi que se produce en el estado mental concentrado se observa la auténtica naturaleza del objeto, se debilitan las causas de aflicción (kleśa), disminuyen las ataduras del karma (ley de causa y efecto) y se prepara el estado de inhibición; por todo ello, este (samādhi) se denomina yoga con conocimiento de un objeto (saṃprajñāta).

 

sa ca vitarkānugataḥ, vicārānugataḥ, ānandānugato’smitānugata ity upariṣṭhāt pravedayiṣyāmaḥ nivedayiṣyāmaḥ |

Por otro lado, este estado de yoga se corresponde con el samādhi a través de asociaciones verbales (vitarka) o sutiles (vicāra), acompañado de dicha (ānanda) y de conciencia de existencia (asmitā), todo lo cual se tratará más adelante (I.17).

 

sarva-vṛtti-nirodhe tvasamprajñātaḥ samādhiḥ ||1||

Finalmente, cuando cesa totalmente la identificación con los procesos mentales, surge el samādhi que trasciende el conocimiento (asaṃprajñāta).

 

Bhoja Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||1.1|| anēna sūtrēṇa śāstrasya sambandhabhidhēyaprayōjanānyākhyāyantē. atha -- śabdō.dhikāradyōtakō maṅgalārthakaśca. yōgō yuktiḥ samādhanam. 'yuj samādhau' anuśiṣyatē vyākhyāyatē lakṣaṇabhēdōpāyaphalairyēna tadanuśāsanam. yōgasyānuśāsanaṅ yōgānuśāsanam. tadā śāstraparisamāptēradhikṛtaṅ bōddhavyamityarthaḥ. tatra śāstrasya vyutpādyatayā yōgaḥ sasādhanaḥ saphalō.bhidhēyaḥ. tadavyutpādanañca phalam. vyutpāditasya yōgasya kaivalyaṅ phalam. śāstrābhidhēyayōḥ pratipādyapratipādakabhāvalakṣaṇaḥ sambandhaḥ. abhidhēyasya yōgasya tatphalasya ca kaivalyasya sādhyasādhanabhāvaḥ. ētaduktaṅ bhavati -- vyutpādyasya yōgasya sādhanāni śāstrēṇa pradarśyantē, tatsādhanasiddō yōgaḥ kaivalyākhyaṅ phalamutpādayati.

Con este sutra se indica no solo el tema sino el fin de esta obra, así como la relación que existe entre ambos. La palabra “ahora” alude a la iniciación de un nuevo tema, y es también auspiciosa. Yoga es unión, meditación (samādhāna). Deriva de la raíz “yuj-”, en el sentido de énstasis (yuja samādhau). Enseñanza es aquello por medio de lo cual se enseña o describe las características, la naturaleza propia, las diferencias, las causas y los efectos de algo. Enseñanza del yoga quiere decir enseñanza acerca del yoga. Es en este sentido que debe considerarse el tema de esta obra, hasta el final. La materia que es objeto de exposición en este tratado es el yoga, junto con su práctica y sus frutos. El objeto de la obra es lograr su realización. El fruto de la realización del yoga es el  estado de soledad trascendental (kaivalya). La relación existente entre el objeto y la materia de este tratado se refiere a la conexión que existe entre aquello que se enseña y aquello por medio de lo cual se enseña, tanto respecto del contenido del tratado, como del tratado mismo. Y se refiere también a la relación que existe entre los medios para lograr el yoga y la realización del estado de soledad trascendental, que es el fruto del yoga, materia de esta exposición. Se ha dicho lo siguiente: por medio de este tratado se muestran los medios para la realización del yoga, materia de esta enseñanza; con la obtención del yoga se alcanza su fruto, el llamado  estado de soledad trascendental.

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

"Para el que ve correctamente todo es doloroso" (II.15).

Lo que debe evitarse es el doloroso ciclo de nacimiento y muerte (saṃsāra); su causa es la identificación entre sujeto y objeto provocada por la ignorancia esencial (avidyā); el medio de superarla es el inquebrantable conocimiento de que ambos, sujeto y objeto, son diferentes; cuando aparece este conocimiento de la diferencia (vivekakhyāti), la ignorancia esencial cesa por completo; cuando la ignorancia cesa, la identificación del sujeto con el objeto finaliza totalmente; ésta es la liberación (kaivalya), la meta del yoga, que se diferencia de la interiorización completa sin semilla (nirbījasamādhi), en que una es permanente y la otro no.

El conocimiento de la diferencia es el único medio de liberación, pues su resultado es dicha liberación, y el yoga es el medio para lograr tal conocimiento (I.47, I.48, II.28); por otro lado, el (estado de) yoga es el objetivo de los métodos del yoga (aṣṭāṅgayoga).

Se dice que yoga es samādhi en cada uno de los cinco estados que puede presentar la mente:

1. El estado mental impulsivo (kṣipta), existe como surgiendo de sí mismo bajo la forma doble del agente y la acción, como un depósito dividido en dos. En él, la mente es arrastrada por los deseos. El estado impulsivo permanece estable mientras no suceda nada que lo perturbe.

2. El estado mental torpe (mūḍha), existe en ausencia de discriminación. La mente se encuentra confusa.

3. El estado mental inestable (vikṣipta), desarrolla su actividad en direcciones muy diversas. Existe como el primero, con la forma desdoblada del agente y la acción. En este estado puede producirse la discriminación, pero no dura mucho a causa de su inherente tendencia a la distracción.

4. El estado mental centrado (ekāgra), es una corriente de pensamientos semejantes que, en la práctica, se manifiestan como uno solo.

5. El estado mental inhibido (nirodha), es la mente vacía de pensamiento.

Todos estos estados, mientras permanecen estables, tienen el carácter común de permanencia. Y esa permanencia (sthiti), es precisamente el samādhi. Sin embargo, el samādhi que acompaña a los tres primeros estados no puede mostrar las cosas tal como son, pues son ellas las que predominan.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | I.1 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación