Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | I.9 | Siguiente

Actualizado: enero, 2017

 

शब्दज्ञानानुपाती वस्तुशून्यो विकल्पः॥९॥

śabdajñānānupātī vastuśūnyo vikalpaḥ ||9||

La construcción lógica procede de un conocimiento verbal sin correspondencia objetiva

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

Vikalpa-la conceptualización es sin objeto (real) – depende de un concepto lingüístico

Georg Feuerstein

La conceptualización es sin objeto [perceptible]; sigue a un conocimiento verbal

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

La conceptualización es resultado de palabras e ideas vacías de objeto

P. V. Karambelkar

El vikalpa (imaginación) se basa (solamente) en conocimiento verbal o intelectual (y esta) desprovisto de sustancia real

James Haughton Woods

La relación-verbal (vikalpa) es sin objeto [perceptible correspondiente] y sigue como resultado de percepción o de palabras

Pandit Usharbudh Arya

El que depende solo de un conocimiento verbal pero está vacío de objeto real es el vṛtti denominado conocimiento imaginario (vikalpa)

Fernando Tola y Carmen Dragonetti

El vikalpa sigue a un conocimiento de palabras (śabdajñānānupātin) y carece de correlato material (vastuśūnya)

Emilio García Buendía

Cognición sin correspondencia con la realidad (es una cognición) vacía de realidad derivada de una cognición (generada por) el lenguaje

Oscar Pujol

La conceptualización es consubstancial al conocimiento lingüístico y carece de referente externo

 

Vocabulario

śabda-jñāna-anupātī vastu-śūnyaḥ vikalpaḥ

vikalpaḥ (la construcción lógica) śabda-jñāna-anupātī (procede de un conocimiento verbal) vastu-śūnyaḥ (sin objeto)

 

śabda-: lenguaje, palabras.

—Con frecuencia se traduce śabda por palabra, pero hay que tomar este término en una acepción más amplia y variada. Śabda cubre no solo las palabras pensadas en la mente, sino también las palabras pronunciadas o toda otra forma de comunicación (Desikachar, TKV “Viniyoga”).

jñāna-: 1) conocimiento, comprensión, idea; 2) estado en que se conoce algo.

Jñāna es conocimiento, pero no un conocimiento normal sino el conocimiento de la conciencia de sí misma, el conocimiento de la buddhi por la buddhi. También se conoce como vidyā. Jñāna no es propiamente un conocimiento, puesto que no hay conocedor, y en eso consiste su esencia (Ballesteros Arranz, Ernesto “Antahkārana”).

anupātin (anupātī): (m, nom, sg) seguir o ir tras algo como consecuencia o resultado; tratar de conseguir algo, proseguir, continuar; de acuerdo o conforme a algo.

vastu-: cosa, objeto, substancia; 1) objeto independiente del sujeto que lo percibe y piensa, objeto “en su objetividad, tal como es en sí”.

śūnya (śūnyaḥ): (m, nom, sg) vacío, sin nada; 1) vacío de algo, no ocupado, ausente, no ser, no existencia de algo 2) privado de algo, desprovisto

vikalpa (vikalpaḥ): (m, nom, sg) conceptualización; 1) dicotomías creadas por constancias perceptuales; 2) uno de los cinco tipos de procesos mentales (cittavṛttis), procedente de un conocimiento de palabras que no se corresponden con un objeto real y que puede comprender: a) construcción mental, construcción lógica, asociación verbal, b) imaginación, fantasía, ilusión, c) abstracción, d) tautología, redundancia, e) conceptos negativos.

Vikalpa es un concepto, representación abstracta o conocimiento verbal sin representación material; el objeto de vikalpa es la idea, cuya realidad es netamente distinta a la de las intuiciones sensibles (Ballesteros Arranz, Ernesto “Antahkārana”).

—La actividad denominada vikalpa se produce en la mente únicamente a raíz de conocimientos verbales; es decir, mientras existan palabras cuyo sentido se comprenda y que puedan ser relacionadas entre sí de acuerdo con las reglas del lenguaje, se pueden producir vikalpa. Esta actividad carece de correlato material, es decir, nada realmente existente le corresponde en la realidad (Tola y Dragonetti, “Yogasutras de Patañjali”).

 

Otras variaciones del texto original:

śabdajñānānupāto vastuśūnyo vikalpaḥ

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

sa na pramāṇopārohī,

(La construcción lógica) no es un conocimiento válido;

 

na viparyayopārohī ca |

ni (tampoco) un conocimiento erróneo.

 

vastu-śūnyatve’pi śabda-jñāna-māhātmya-nibandhano vyavahāro dṛśyate, tad yathā caitanyaṃ puruṣasya svarūpam iti |

Aunque su objeto es inexistente, la vida cotidiana se basa totalmente en el valor otorgado al conocimiento oral. Así, por ejemplo, cuando se dice: “la conciencia es la naturaleza de puruṣa”,

 

yadā citir eva puruṣas tadā kim atra kena vyapadiśyate?

puesto que puruṣa es solo conciencia, ¿qué es lo que realmente se está afirmando y a partir de qué argumentos?

 

bhavati ca vyapadeśe vṛttiḥ,

La construcción lógica puede surgir por medio de una expresión puramente oral.

 

yathā caitrasya gaur iti |

Como en el caso de la frase: “la vaca de Caitra”.

 

tathā pratiṣiddha-vastu-dharmā niṣkriyaḥ puruṣaḥ, tiṣṭhati bāṇaḥ, sthāsyati, sthita iti

En otro tipo de frases, como “puruṣa está inmóvil y no posee propiedades”, se trata de una negación en la que no se indica ninguna cualidad positiva, pero que posee la propiedad (positiva) de ser un objeto sobre el cual se afirma algo.

 

gati-nivṛttau dhātv-artha-mātraṃ gamyate |

Igualmente, cuando se dice “la flecha se detiene” o “la flecha se ha detenido” entendemos la cesación del movimiento como algo positivo referido a ese objeto.

—La palabra, el lenguaje, posee tres estratos de significación superpuestos: a) śabda, el sonido articulado (vaikhari en el vedānta); b) artha, la significación abstracta, el concepto que hay debajo de la palabra y que sirve de intermedio (madhya en el vedānta); c) jñāna, el conocimiento o respuesta mental, la idea existente bajo ese pensamiento (pasyanti en el vedānta) (Ballesteros Arranz, Ernesto “Antahkārana”).

—Consultar notas en I.42

 

tathānutpatti-dharmā puruṣa iti utpatti-dharmasyābhāva-mātram avagamyate, na puruṣānvayī dharmaḥ |

De forma similar, la expresión “puruṣa no tiene propiedades” se refiere simplemente a una ausencia de propiedades que afectan a puruṣa y no a que puruṣa tenga la propiedad de no tener propiedades.

 

tasmād vikalpitaḥ sa dharmas tena cāsti vyavahāra iti ||9||

En consecuencia, las propiedades que rigen la vida cotidiana son construcciones mentales imaginarias (vikalpa).

Ananta (infinito) es la expresión de un concepto indefinido. Se utiliza ese término con frecuencia aunque se comprenda solo hasta cierto punto. No es posible entender el auténtico significado de esta palabra. Al comprender el significado de “finito” se forma en la mente una idea insustancial y vaga del concepto “infinito”. Las palabras “infinito”, “innumerable”, etc., también se utilizan en un sentido diferente, como el que sus límites no se pueden medir o calcular. En este sentido, “infinito” o “innumerable” no son conceptos ilusorios o vagos. Pero si tomamos como “infinito” la medida de la totalidad, entonces se tratará de una ilusión verbal porque en el momento de hablar de una “totalidad” se está pensando en un concepto finito. Cuando los yoguis tratan de alcanzar un conocimiento correcto sobre un objeto externo o interno por medio de la sabiduría adquirida mediante la concentración, entonces hay que renunciar a los vikalpa, pues en última instancia son irreales. El conocimiento esencial o conocimiento lleno de verdad (ṛtaṃbharaprajñā, sūtra I.48) es antagónico al vikalpa, o sea, al conocimiento de cosas que no tienen existencia fuera del concepto que las define. En realidad, hasta que no desaparece el conocimiento imaginario del proceso del pensamiento, ṛta o el conocimiento real no puede ser percibido (Hariharānanda Āranya, Swami “Yoga philosophy of Patañjali”).

—El vikalpa comprende actividades de la mente cuyo producto son: a) expresiones y juicios tautológicos (redundancias); b) conceptos negativos (según Vyāsa, cuando son aplicados a un sujeto no indican que algo sea inherente, como cualidad en el sujeto, sino que dicho sujeto no posee las cualidades positivas correspondientes); c) fantasías; d) conceptos abstractos (Tola y Dragonetti, “Yogasutras de Patañjali” pag. 60).

—La conceptualización oscila desde las ensoñaciones de la vigilia hasta el pensamiento abstracto. Incluso cuando los sentidos no proporcionan información, la formación de ideas y pensamientos continua sin cesar. Vikalpa es definitivamente más que “fantasías” o “alucinaciones”. Es la incesante conceptualización de la realidad en términos de lenguaje, lo cual constituye el más poderoso obstáculo para impedirnos contemplar la realidad tal como es (Feuerstein, Georg “The Yoga-Sūtra of Patañjali”).

—El vikalpa puede clasificarse en tres tipos: conceptos ilusorios sobre cosas, acciones y negaciones. Del primer tipo sería la frase: “Caitanya es la naturaleza de puruṣa”. En este ejemplo, aunque los dos nombres son lo mismo, el considerarlos bajo dos conceptos distintos supone un vikalpa. Cuando en una acción se considera activo a lo no activo se tiene un ejemplo del segundo tipo. La modificación mental que surge a partir de conceptos que indican negatividad supone el vikalpa del tercer tipo. Por ejemplo, “puruṣa está vacío de la propiedad de haber sido creado”. “Vacío” es un concepto irreal; este concepto no sirve para hacer referencia a ningún otro; por eso la modificación mental ocasionada con esta expresión no hace referencia a algo real. El vikalpa o conocimiento ilusorio persistirá mientras se utilicen palabras en la elaboración del pensamiento (Hariharānanda Āranya, Swami “Yoga philosophy of Patañjali”).

Vikalpa puede derivar de percepciones sensorias experimentadas alguna vez, pero las combinaciones de imágenes son nuevas y no corresponden a ninguna experiencia real (Taimni, I.K. “La ciencia de la Yoga”).

—Según Vijñāna Bhikṣu, la fantasía se ocupa en ideas puramente imaginarias que carecen de la garantía de la percepción. La diferencia entre una fantasía y un concepto erróneo consiste en que la primera no se corrige mediante una cuidadosa observación del objeto (Zimmer, H. “Filosofías de la India”).

 

Bhoja Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||1.9|| śabdajanitaṅ jñānaṅ śabdajñānaṅ, tadanu patituṅ śīlaṅ yasya sa śabdajñānānupātī. vastunastathātvamanapēkṣamāṇō yō.dhyavasāyaḥ sa vikalpa ityucyatē. yathā puruṣasya caitanyaṅ svarūpamiti. atra dēvattasya kambala iti śabdajanitē jñānē ṣaṣṭhyā yō.dhyavasitō bhēdastamihāvidyamānamapi samārōpya pravarttatē.dhyavasāyaḥ. vastutastu caitanyamēva puruṣaḥ.

El conocimiento meramente verbal es un conocimiento originado por medio de palabras. Lo que se sigue de un conocimiento meramente verbal, es aquello cuya característica esencial consiste en que se deduce de algo que lo antecede. Se ha dicho que el pensamiento puramente conceptual es una aseveración que no guarda relación con el ser así de una cosa. Como, por ejemplo, el decir que la naturaleza del sí mismo es la conciencia (caitanya). Se hace aquí una aseveración, después de haber asumido la existencia de una distinción ausente, como si se tratase de un caso genitivo, igual que sucede en el conocimiento originado por la frase: “la manta de Devadatta”. En realidad, el sí mismo no es otra cosa que conciencia.

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

Conocimiento verbal quiere decir conocimiento de palabras, y lo que sigue al mismo hace referencia a algo cuya naturaleza se deriva de ese conocimiento verbal, correcto o incorrecto, el cual se deriva a su vez de la relación fija entre las palabras y sus significados; “que no tiene correlato material” significa que con las palabras de las que se deriva dicho conocimiento no se está expresando nada material y presente (yathābhūta).

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | I.9 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación