Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | I.18 | Siguiente

Actualizado: enero, 2017

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

asamprajñātaḥ samādhiḥ kim-upāyaḥ kiṃ-svabhāvo veti

(Ahora bien), ¿cuáles son los medios para el samādhi “mas-allá-del-conocimiento trascendente” (asaṃprajñāta) y cuál es su naturaleza?

 

विरामप्रत्ययाभ्यासपूर्वः संस्कारशेषोऽन्यः॥१८॥

virāmapratyayābhyāsapūrvaḥ saṃskāraśeṣo’nyaḥ ||18||

Otro [estado de yoga con conocimiento trascendente pero sin objeto], esta precedido del esfuerzo por estabilizarse en la idea de detención [de las operaciones mentales de asociación verbal y sutil, así como de las sensaciones de felicidad y de conciencia de existencia individual], y conserva un residuo de impresiones latentes

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

El otro (nirodha), precedido por la práctica (abhyāsa) del pratyaya-pensamiento que surge del virāma-cesación, tiene un residuo de saṃskāras-activadores subliminales

Georg Feuerstein

El otro [tipo de éxtasis] tiene un residuo de activadores (saṃskāras); [sigue a continuación] del primer [éxtasis consciente] basado en la práctica de la idea de cesación

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

El otro [estado] tiene solo saṃskāras y esta precedido por la práctica y la intención de cesación

P. V. Karambelkar

La otra (región atravesada por la parte supraconsciente de citta después de la trascendencia de asmitā está) precedida por (seguida por / acompañada de) la práctica repetida de la total cesación de experiencia (por citta), (aunque) deja un efecto residual

James Haughton Woods

La otra [concentración que no es consciente de los objetos] consiste solo de impresiones subliminales [después de la fusión de los objetos] y se sigue de la práctica que efectúa la cesación [de las fluctuaciones]

Pandit Usharbudh Arya

(Asaṃprajñāta) es el otro (samādhi), que tiene como prerrequisito la práctica del conocimiento y el principio causal de cesación, y deja su saṃskāra como residuo

Fernando Tola y Carmen Dragonetti

Otro (nirodha: represión) es el precedido por el (esfuerzo por la estabilidad) en la experiencia (pratyaya) de la cesación (del vitarka, vicāra, ānanda y asmitā) y durante él queda un saṃskāra (impresión subliminal)

Emilio García Buendía

El otro (tipo de samādhi es) el precedido de la práctica intensa de la vivencia de la cesación (de los contenidos cognitivos); sólo quedan restos de tendencias subconscientes

Oscar Pujol

La otra [contemplación, la no cognitiva] va precedida por la práctica de la detención [de los procesos mentales y se da cuando la mente] queda reducida a las impresiones latentes

 

El nirodha del sūtra anterior (I.17) es el que tiene lugar en la samāpatti con vitarka y con vicāra (I.42 y I.44). El nirodha del presente sūtra (I.18) es el que tiene lugar durante la samāpatti sin vitarka y sin vicāra, al cual le sigue el nirodha total a que se refiere el sūtra I.51. Así este sūtra no define la etapa final del proceso yóguico sino una etapa previa, aunque más avanzada que la descrita en el sūtra I.17. La referencia a un saṃskāra o saṃskāras (saṃskāraśeṣa) no permite referir este sūtra al nirodha total, en el cual ya no se dan saṃskāras. En cambio este sūtra puede ser referido adecuadamente a la etapa anterior al nirodha total, o sea cuando el vicāra ha cesado (samāpatti sin vicāra) y ha surgido la prajñā, la cual produce un saṃskāra (I.48 y I.50). Patañjali se limita a decir que el nirodha tratado en el presente sūtra es “otro”. La interpretación tradicional tomó el término anya en su valor de “opuesto” (al anterior) y, en consecuencia, opina que este sūtra trata del samādhi sin conocimiento (asaṃprajñāta) —etapa final de todo el proceso yóguico. Nuestra opinión es diferente. Entendemos que el término anya debe tomarse en su sentido de “otro”, sin connotación de “oposición al anterior” y que significa “otro nirodha saṃprajñāta”, es decir, “otro tipo de represión con conocimiento”. El conocimiento que acompaña al nirodha tratado en este sūtra es el conocimiento intuitivo (Tola y Dragonetti, "Yogasutras de Patañjali").

 

Vocabulario

virāma-pratyaya-abhyāsa-pūrvaḥ saṃskāra-śeṣaḥ anyaḥ

anyaḥ (otro), virāma-pratyaya-abhyāsa-pūrvaḥ (precedido del esfuerzo por estabilizarse en la idea de detención), saṃskāra-śeṣaḥ (conserva impresiones latentes)

 

virāma-: cesación, detención, terminación, fin.

—Con la palabra virāma, que significa "pararse, descansar, cesar", se dice que el psiquismo abandona su característica habitual que consiste en pasar continuamente de un objeto de interés a otro (Desikachar, TKV "Viniyoga").

pratyaya-: noción, intención, idea presente; 1) representación, conocimiento; 2) pensamiento que surge, aparece o se muestra, es decir, aquello que viene al encuentro de la conciencia, paso final en la formación gestáltica; 3) denota cualquier contenido de la conciencia, incluyendo las modificaciones mentales (vṛtti) y el conocimiento trascendente (prajñā).

abhyāsa-: práctica, ejercicio repetido, disciplina, estudio; 1) práctica específica, ejercicio concreto; 2) esfuerzo por estabilizarse en el estado de yoga; 3) sacar fuera de contexto.

pūrva (pūrvaḥ): (m, nom, sg) anterior, precedente, primero, previo, primero de una sucesión.

saṃskāra-: latencia; 1) impresión latente o subliminal; huella psíquica dejada por una experiencia anterior en la memoria profunda; 2) consecuencia de una acción que condiciona otra futura.

śeṣa (śeṣaḥ): (m, nom, sg) remanente, residuo, resto (aquí se traduce por “solo”).

anya (anyaḥ): (m, nom, sg) otro, diferente, distinto.

 

Otras variaciones del texto original:

virāma-pratyayābhyāsa-pūrvakaḥ saṃskāra-śeṣo’nyaḥ

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

sarva-vṛtti-pratyayasta-maye saṃskāra-śeṣo nirodhaś cittasya samādhir asamprajñātaḥ |

Una vez que cesa (la falsa identificación con) los procesos mentales y sólo permanece su huella (saṃskāra), el samādhi de la mente inhibida de esta forma trasciende el conocimiento (asaṃprajñāta).

Saṃskāraśeṣa = donde sólo permanecen latencias. En estado de cesación mental no hay modificaciones de conocimiento; únicamente hay impresiones latentes para el inicio de la cognición. La mente tiene dos funciones: conocimiento y retención. En un estado de cesación no hay cognición, pero puesto que la cognición puede reaparecer, debe admitirse que existen impresiones latentes de la fluctuación. Sin embargo, la expresión saṃskāraśeṣa se refiere tanto a las impresiones latentes de las fluctuaciones como del estado de cesación. Las latencias del estado de cesación se refieren a la cesación de las latencias de las fluctuaciones. Por tanto, saṃskāraśeṣa es el estado en que las latencias del estado de cesación convierten en inoperativas a las latencias de las fluctuaciones (Hariharānanda Āranya, Swami "Yoga philosophy of Patañjali").

 

tasya paraṃ vairāgyam upāyaḥ |

El medio para alcanzarlo es el supremo desapego (vaitṛṣṇa).

El medio para lograr tal estado es la práctica, es decir, la conciencia mental permanente en la idea de supremo desapego. En saṃprajñāta se alcanza el estado de pura “soy-dad” gradualmente, tras dominar los principios anteriores. Entonces, centrándose en la idea de que “yo” no deseo siquiera el estado de pura “soy-dad”, si la mente logra un momento del estado de cesación, las fluctuaciones no aparecerán. Entonces la mente aparece como vacía. Esto es el estado de cesación, en otras palabras, el intervalo entre dos estados de fluctuación. En este estado, el espectador reside en sí mismo. La conciencia pura no cesa, pero el conocimiento del no-yo desaparece; consecuentemente, el conocedor del no-yo, es decir la “soy-dad”, también desaparece (Hariharānanda Āranya, Swami "Yoga philosophy of Patañjali").

Sin duda, aún este asaṃprajñātasamādhi se debe siempre a los esfuerzos prolongados del yogui; no es ni un don ni un estado de gracia. Sólo se puede alcanzar después que las especies de samādhi contenidas en la primera clase han sido suficientemente experimentadas. Es la culminación  de las innumerables “concentraciones” y “meditaciones” que le han precedido. Pero llega sin que se lo llame, sin que se lo provoque, sin que se realice una preparación expresa: por esto, merece el nombre de “rapto” o “arrebato” (Eliade, Mircea "Técnicas del yoga").

 

sālambano hy abhyāsas tat-sādhanāya na kalpata iti virāma-pratyayo nirvastuka ālambanīkriyate |

La meditación sobre cualquier objeto no sirve para alcanzar (este samādhi); para lograrlo solo sirve la meditación sobre la idea de cesación (virāmapratyaya).

 

sa cārtha-śūnyaḥ |

(Esto es) sobre la ausencia de todas las cosas.

Cuando el samādhi es obtenido fuera de toda "relación" (ya sea de orden exterior o mental) es decir, cuando se obtiene una "conjunción" en la que no interviene ninguna "alteridad", sino que es simplemente una comprensión profunda del ser, es el asaṃprajñāta (no diferenciado). Según Vijñāna Bhikṣu, destruye las "impresiones" (saṃskā) de todas las funciones mentales antecedentes y consigue hasta detener las fuerzas kármicas ya destacadas por la actividad anterior del yogui; aquí desaparece toda conciencia. El conjunto de las funciones mentales es bloqueado. Durante este éxtasis no existe ninguna otra huella del espíritu (citta), fuera de las impresiones dejadas atrás (por su pasado funcionamiento). Si esas impresiones no existieran, no habría ninguna posibilidad de retorno a la conciencia (Eliade, Mircea "Yoga, inmortalidad y libertad").

Cuando todas las fluctuaciones cesan, incluso la fluctuación parcial debida a la concentración yo-soy, tal estado mental se denomina asaṃprajñātasamādhi. No existe modificación alguna conocida en el estado de parada mental; solo la impresión latente de un alto en la cognición. El medio de alcanzar tal cesación es la práctica de la concentración con constante conciencia en mente de la idea de supremo desapego, centrándose en la idea o concepto: "no deseo siquiera el sentimiento de yo" (Dilip Sri Yogendra, "Yoga Institute Magazin").

Patañjali indica otro estado de samādhi entre nirbījasamādhi y sabījasamādhi, pero no le da un nombre. Se experimenta cuando cesan todas las funciones cerebrales, dejando únicamente méritos residuales, o saṃskāra, procedentes de la práctica correcta. En este estado se permanece libre de pasiones, deseos y apetitos. La palabra utilizada para este estado es virāmapratyaya. Virāmapratyaya es un estado inseguro. Puede atar al sādhaka para siempre o puede impulsarlo hacia delante. Patañjali aconseja en I.20 que quienes hayan alcanzado virāmapratyaya no tienen que parar aquí, debiendo redoblar sus esfuerzos con fe, coraje, memoria y atención contemplativa. Vyāsa, el primer comentador de Patañjali, llama a este esfuerzo upāyapratyaya (upāya son los medios que utilizan quienes logran sus objetivos). A través de upāyapratyaya las almas evolucionadas mencionadas anteriormente alcanzan nirbījasamādhi. Patañjali utiliza claramente la palabra saṃprajñāta para el estado de samādhi que se logra a través de vitarka, vicāra, ānanda y asmitā. En este sūtra, explica el mantenimiento deliberado de un estado de conciencia libre de pensamientos. En consecuencia, no proporciona un término preciso, sino que utiliza la expresión anya, con el significado de "otro", en referencia a un tipo de samādhi distinto y no al asaṃprajñātasamādhi, como argumentan muchos comentadores (Iyengar, BKS "Light on the Yoga Sūtras of Patañjali").

—El “otro” tipo de énstasis es asaṃprajñāta en el que la conciencia se vacía de todo soporte objetivo y existe sencillamente bajo la forma de activadores subliminales. Se afirma que este elevado estado sobreviene con “la práctica de la vivencia de cesación”, lo cual podría parecer más incomprensible de lo que realmente es. El compuesto virāmapratyayābhyāsa ha sido mal interpretado por los comentadores clásicos que consideran a pratyaya como “causa” y también confunden “cesación” con “restricción” (nirodha). Asaṃprajñāta sucede al saṃprajñātasamādhi claramente, y no a la restricción de las fluctuaciones lograda con la absorción meditativa (Feuerstein, Georg "The Yoga-Sūtra of Patañjali").

—Es preciso examinar la curiosa frase virāma-pratyaya-abhyāsa-pūrvaḥ. Esto se ha traducido como “(sigue a continuación) del primero (es decir, de saṃprajñātasamādhi) cuando se practica la idea de cesación”. Esto significa que el estado de éxtasis supraconsciente tiene lugar en otro ámbito distinto del éxtasis con conocimiento (del objeto de concentración) cuando el yogui mantiene la mente concentrada en la idea de parada de todo el contenido mental. Otra forma de traducir esta frase sería “precedido por (pūrvaka) la práctica de cesación de las ideas (en el estado de nirvicārasamādhi)”. En el elevado estado nirvicārasamādhi todos los vicāras son conducidos a un punto de quietud. Es decir, la ideación (pratyaya) se inhibe mientras dura este estado, el cual no es aún asaṃprajñātasamādhi. Esto puede ser difícil de comprender. Sin embargo, la característica más importante del asaṃprajñātasamādhi es la ausencia de toda actividad mental, a excepción de los depósitos subconscientes que aún persisten, denominados activadores subliminales (saṃskāras). Estas disposiciones inconscientes, a su debido tiempo, se consumen a sí mismas si el yogui mantiene el estado de asaṃprajñāta. Esta especie de autoeliminación se ha comparado a semillas quemadas. Cuando se quema una semilla, ya no puede brotar. De la misma forma, los saṃskāras “fundidos” por el “fuego” de asaṃprajñātasamādhi, pierden su capacidad de renacer como pensamientos kármicos tanto en el estado de éxtasis como en el estado ordinario de la mente. Es solo un asunto de tiempo el que la parte inconsciente de la mente se vacíe por completo. Entonces, pasa a conocerse como nirbīja o éxtasis “sin semilla”. El trabajo del yogui está casi finalizado (Feuerstein, Georg “konchog”, http://www.yrec.info/sutra-t1051.html).

—Cuando han desaparecido todos los contenidos de la conciencia, incluida la conciencia de existencia misma, se sufre un completo colapso mental. Se produce un vaciado gradual de la conciencia en el curso del viaje enstático hasta que, en un punto crítico, sobreviene la “implosión” debida a la extrema vacuidad mental. Esto es asaṃprajñātasamādhi, coincidente con la restricción de todas las ideas vivenciales (pratyayanirodha) (Feuerstein, Georg "The Philosophy of Classical Yoga").

 

tad-abhyāsa-pūrva-cittaṃ nirālambanam abhāva-prāptam iva bhavatīty eṣa nirbījaḥ samādhir asamprajñātaḥ ||18||

El esfuerzo por estabilizarse en esta idea conduce finalmente a un estado con ausencia de objetos; este es el samādhi sin semilla, (nirbīja samādhi) que trasciende el conocimiento (asaṃprajñāta).

—La disciplina cognitiva de distintos niveles, o saṃprajñātasamādhi tiene el propósito de aclarar el camino o eliminar las barreras para la realización de la auténtica naturaleza, no como un estrato de prakṛti, sino como subjetividad absoluta —el auténtico sí-mismo-esencial, fuente de la conciencia, referido a menudo como ātman, o más comúnmente en el Yoga Sūtra como puruṣa. El estado en que esta realización se consigue se denomina asaṃprajñātasamādhi, traducido aproximadamente como “samādhi supracognitivo” —o como nirbījasamādhi (Burley, Mikel "Hatha-Yoga - Its Context, Theory and Practice").

Nirbījasamādhi (meditación sin objeto) no es necesariamente asaṃprajñātasamādhi. La concentración con objeto no siempre es saṃprajñātasamādhi. Saṃprajñāta quiere decir conciencia continuada del conocimiento adquirido a través de la concentración en un estado de centramiento mental. De forma similar, en asaṃprajñātasamādhi se logra espontáneamente la concentración bajo un estado de cesación mental después de experimentar saṃprajñāta. Asaṃprajñātasamādhi conduce a kaivalya, pero nirbījasamādhi no siempre lleva a la liberación. La desaparición de las formas de conocimiento es un estado de cesación mental, que puede ser de dos tipos: (i) las latencias permanecen y reaparecen cuando surge la oportunidad, (ii) no hay latencias y el estado de cesación es permanente; éste último, a su vez, puede ser de dos tipos: a) durante una interrupción en el proceso de conocimiento de un objeto y tal conocimiento se transforma en impresión latente. Esto sucede a cada momento, como parte del proceso fluctuante de la mente, y resulta inapreciable; b) parada del proceso de conocimiento a través de la concentración. Esto se conoce como concentración nirodha. En este estado la mente se disuelve en sus principios constituyentes y se conoce como estado de kaivalya o liberación (Hariharānanda Āranya, Swami "Yoga philosophy of Patañjali").

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||1.18|| viramyatē.nēnēti virāmō vitarkādicintātyāgaḥ virāmaścāsau pratyayaścēti virāmapratyayastasyābhyāsaḥ paunaḥpunyēna cētasi nivēśanam. tatra kācit vṛttirullasati tasyā nēti nētītinairantaryēṇa paryudasanaṅ tatpūrvaḥ saṅprajñātasamādhēḥ saṅskāraśēṣō.nyastadvilakṣaṇō.saṅprajñāta ityarthaḥ. na tatra kiñcidvēdyam saṅprajñāyatē iti asaṅprajñātō nirbījaḥ samādhiḥ. iha caturvidhaścittasya pariṇāmaḥ. vyutthānaṅ samādhiprārambhō ēkāgratā nirōdhaśca. tatra kṣiptamūḍhaē cittabhūmī vyutthānaṅ. vikṣiptābhūmiḥ satvōdrēkāt samādhiprārambhaḥ. niruddhaikāgratē ca paryyantabhūmī. pratipariṇāmañca saṅskārāḥ. tatra vyutthānajanitāḥ saṅskārāḥ samādhiprārambhajaiḥ saṅskāraiḥ pratyāhanyantē. tajjāścaikāgratājaiḥ, nirōdhajanitairēkāgratājāḥ saṅskārāḥ svarūpañca hanyantē. yathā suvarṇasamvalitaṅ dhmāyamānaṅ sīsakamātmānaṅ suvarṇamalañca nirdahati. ēvamēkāgratā -- janitān saṅskārān nirōdhajāḥ svātmānañca nirdahanti.

Detención significa aquello por lo cual algo es detenido. Es el abandono de especulaciones, etc. La idea de relación (pratyaya), junto con la idea de detención (virāma), forman la expresión “relacionado con su detención”. Práctica significa su reiterada colocación en la mente. El rechazo, aquí, de toda modificación de la mente que surja, pensando ininterrumpidamente “no”, “no” (neti neti), tiene por consecuencia el énstasis cuyas características son diferentes del énstasis precedente, el consciente, que tiene por residuo a las impresiones latentes. Esto es lo que se quiere decir con énstasis no consciente. Nada hay aquí por conocer conscientemente, y es llamado “no consciente” o énstasis sin semilla. Ahora bien, hay cuatro tipos de procesos de transformación (pariṇāma) de la mente: vida ordinaria, comienzo del énstasis, concentración en un solo punto y completa cesación. La actividad de la vida ordinaria se relaciona con los estados de la mente inestable y confusa. El estado indeciso de la mente corresponde al comienzo del énstasis, debido a la predominancia de la cualidad de pureza (sattva). Los estados finales son los de concentración en un punto y el completamente controlado. Las impresiones latentes constituyen procesos de transformación en sentido contrario. Y así, las impresiones latentes originadas en el estado de la vida ordinaria son destruidas por las impresiones latentes nacidas del comienzo del énstasis. Y éstas, por las nacidas del estado de concentración en un punto. Y las impresiones latentes nacidas del estado de concentración en un punto son destruidas por las originadas por la completa cesación, así como ellas mismas. Tal como el plomo fundido junto con el oro se destruye tanto a sí mismo como a las impurezas del oro, así también destruyen las impresiones latentes originadas en el estado de completa cesación a las provenientes del estado de concentración en un punto, y a sí mismas.

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

La frase "se deriva de la idea de cesación" muestra la relación con la disciplina que permite alcanzarlo; y la frase "consiste solamente de un saṃskāra" explica la naturaleza de este samādhi. Ambas expresiones se corresponden, pues el resultado sigue al esfuerzo, (y consiste solamente de saṃskāra). Es el samādhi sin semilla, mas-allá-del-conocimiento trascendente. El compuesto "virāmapratyaya" define la cesación y la idea correspondiente; la forma de esa idea es simplemente la cesación. En el momento de cesación de todos los objetos, todavía subsiste la forma de una idea mientras se está llegando a la cesación (completa), hasta que finalmente cesa también esa misma idea. Es el mismo proceso que sufre el fuego de la llama mientras va debilitándose poco a poco a medida que el aceite se va consumiendo, y que sigue siendo una llama hasta que finalmente se convierte en cenizas. El más alto grado de desapego (vaitṛṣṇa) es el medio para alcanzar este samādhi. El primer tipo de desapego (vairāgya) se refiere al campo de la interiorización completa con conocimiento trascendente (saṃprajñātasamādhi), mientras que el desapego superior (vaitṛṣṇa) conduce a la interiorización completa sin semilla (nirbījasamādhi). Ninguna meditación sobre un objeto puede servir de medio para conseguirlo, porque sería incompatible con este samādhi sin objeto, mientras que la idea de cesación, que es ausencia de cualquier objeto, es compatible con el samādhi sin objeto y la meditación debe centrarse en ello.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | I.18 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación