Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | I.30 | Siguiente

Actualizado: enero, 2017

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

atha ke’ntarāyā ye cittasya vikṣepāḥ?

Ahora bien, ¿cuáles son los obstáculos que desestabilizan la mente?

 

ke punas te kiyanto veti?

¿Cómo se llaman y cuántos son?

 

व्याधिस्त्यानसंशयप्रमादालस्याविरतिभ्रान्तिदर्शनालब्धभूमिकत्वानवस्थितत्वानि चित्तविक्षेपास्तेऽन्तरायाः॥३०॥

vyādhistyānasaṃśayapramādālasyāviratibhrāntidarśanālabdhabhūmikatvānavasthitatvāni cittavikṣepāste’ntarāyāḥ ||30||

Enfermedad, apatía, indecisión, falta de entusiasmo, pereza, deseo obsesivo, confusión, incapacidad para alcanzar un cierto nivel [de evolución] e incapacidad para mantenerlo son los obstáculos que perturban a la mente

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

Enfermedad, densidad, duda, falta de cuidado, letargo, preocupación sexual, percepción errónea, fracaso en afianzarse (en abhyāsa práctica yóguica) e inestabilidad son problemas en citta-la esfera de la conciencia. Estos son los obstáculos

Georg Feuerstein

Enfermedad, languidez, duda, falta de atención, pereza, disipación, visión falsa, no alcanzar las etapas [del Yoga] e inestabilidad [en esas etapas] son las distracciones de la conciencia; estos son los obstáculos

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

Estos obstáculos, distracciones de la mente, son: enfermedad, torpeza, duda, falta de cuidado, pereza, adicción, visión falsa, no alcanzar una etapa e inestabilidad

P. V. Karambelkar

Enfermedad, languidez, duda, falta de atención, pereza, extremada obcecación, percepción ilusoria, incapacidad para alcanzar una etapa e inestabilidad (son) los impedimentos de citta (y) éstos (son también) obstáculos (en el camino del yoga)

James Haughton Woods

Enfermedad, languidez, duda, falta de atención, mundanalidad, percepción errónea, fracaso en alcanzar una etapa [de concentración] e inestabilidad en el estado [cuando se alcanza] —estas distracciones del conjunto mental son los obstáculos

Pandit Usharbudh Arya

Enfermedad, inactividad mental, duda, negligencia, pereza, no-abstención, confusión de filosofías, fracaso en alcanzar una etapa e inestabilidad son las distracciones de la esfera mental; son los impedimentos

Fernando Tola y Carmen Dragonetti

La enfermedad, la apatía, la indecisión, la negligencia, la indolencia, la no-cesación, la percepción errante, la falta de iniciativa, la inconstancia, dispersiones (dispersadores) (vikṣepa) de la mente, son aquellos obstáculos (antarāya)

Emilio García Buendía

Los obstáculos, distracciones de la mente, (son) la enfermedad, la apatía, la duda, la negligencia, la pereza, el deseo hacia los goces de los sentidos, punto de vista erróneo, la no consecución de las etapas (del samādhi) y la inestabilidad (en la etapa una vez alcanzada)

Oscar Pujol

Los obstáculos son propiamente las dispersiones mentales: la enfermedad, la apatía, la duda, la negligencia, la pereza, la intemperancia, la visión errónea, la incapacidad para alcanzar un nivel [de contemplación] y la precariedad [del nivel conseguido]

 

Vocabulario

vyādhi-styāna-saṃśaya-pramāda-ālasya-avirati-bhrānti-darśana-alabdha-bhūmikatva-anavasthitatvāni citta-vikṣepāḥ te antarāyāḥ

vyādhi (enfermedad), styāna (apatía), saṃśaya (indecisión), pramāda (falta de entusiasmo), ālasya (pereza), avirati (deseo obsesivo), bhrānti-darśana (confusión), alabdha-bhūmikatva (incapacidad para alcanzar un cierto nivel) anavasthitatvāni (incapacidad para mantenerlo) citta-vikṣepāḥ (son perturbaciones de la mente;) te antarāyāḥ (éstos son los obstáculos)

 

vyādhi-: enfermedad, desorden; 1) discordancia, mala alineación; 2) opuesto de samādhi; 3) uno de los nueve obstáculos o impedimentos (antarāya) en la práctica del yoga, que producen desestabilización mental (cittavikṣepā).

styāna-: negligencia, indolencia o apatía, languidez; 1) rigidez mental, estado de la mente o del cuerpo caracterizado por la rigidez y el embotamiento, es decir, por la falta de flexibilidad en el pensamiento; 2) uno de los nueve obstáculos o impedimentos (antarāya) en la práctica del yoga, que producen desestabilización mental (cittavikṣepā).

saṃśaya-: duda, indecisión, pensamiento que oscila entre dos extremos; 1) tendencia a ceder ante cualquier presión, sumisión, complacencia, 2) uno de los nueve obstáculos o impedimentos (antarāya) en la práctica del yoga, que producen desestabilización mental (cittavikṣepā).

pramāda-: negligencia, falta de entusiasmo o de esfuerzo; 1) intoxicación, locura, 2) expectación o ilusión placentera, 3) uno de los nueve obstáculos o impedimentos (antarāya) en la práctica del yoga, que producen desestabilización mental (cittavikṣepā).

ālasya-: indolencia, pereza; 1) tendencia a simplificar en exceso, 2) falta de vitalidad, 3) uno de los nueve obstáculos o impedimentos (antarāya) en la práctica del yoga, que producen desestabilización mental (cittavikṣepā).

avirati-: avidez; 1) deseo obsesivo, no-cesación, 2) autoindulgencia, mundanalidad, preocupación sexual; 3) ausencia de quietud mental, dispersión, disipación, 4) uno de los nueve obstáculos o impedimentos (antarāya) en la práctica del yoga, que producen desestabilización mental (cittavikṣepā).

Según Boja, avirati es la avidez de la mente cuya esencia es el contacto con los objetos de los sentidos; según Vijñāna Bhikṣu, es el deseo cuya esencia es el contacto y que nace de la contigüidad (Tola y Dragonetti, "Yogasutras de Patañjali").

bhrānti-: confusión, error; 1) estado producido por la confusión, la perplejidad y el vagabundeo mental.

darśana-: observación; 1) el hecho de ver, la percepción ocular, la visión; 2) comprensión, doctrina, punto de vista, sistema filosófico, conocimiento, enseñanza.

bhrāntidarśana-: confusión, visión falsa, percepción errante; 1) aquella percepción que no puede mantenerse en un determinado punto, que vaga de un objeto a otro; 2) uno de los nueve obstáculos o impedimentos (antarāya) en la práctica del yoga, que producen desestabilización mental (cittavikṣepā).

Bhrāntidarśana, según Boja, es un conocimiento erróneo, como la plata en la madreperla; según Vijñāna Bhikṣu, es la convicción contraria al sentido determinado por el guru (Tola y Dragonetti, "Yogasutras de Patañjali").

alabdha-: no alcanzado, no conseguido, no obtenido.

bhūmikatva-: etapa, nivel; 1) nivel evolutivo, un particular estado o nivel de desarrollo personal.

alabdhabhūmikatva-: (compuesto) no alcanzar un nivel o etapa evolutivos; 1) uno de los nueve obstáculos o impedimentos (antarāya) en la práctica del yoga, que producen desestabilización mental (cittavikṣepā).

anavasthita (anavasthitatvāni): (n, nom, pl) inestabilidad, falta de firmeza; 1) el hecho de ser una persona que no se mantiene establecida; incapacidad para mantener la concentración, inestabilidad en un nivel, incapacidad de tomar base en algo, de iniciar algo; imposibilidad de mantenerse en aquello en lo cual uno ha logrado establecerse, imposibilidad de continuar lo ya iniciado; 2) uno de los nueve obstáculos o impedimentos (antarāya) en la práctica del yoga, que producen desestabilización mental (cittavikṣepā).

citta-: mente, razón, inteligencia, conciencia; 1) sensación, aquello que es percibido, aquello sobre lo que la mente se fija; 2) mente o conciencia en su totalidad, como conjunto de todas sus actividades y funciones; 3) la sede, el órgano, el conjunto de las funciones, actividades, procesos intelectivos, volitivos y emocionales del individuo; 4) se compone de intelecto (buddhi, asmitāmātra), conciencia de existencia individual (asmitā, ahaṃkāra) y mente sensible (manas); 5) es similar al concepto de instrumento interno (antaḥkaraṇa) en el sāṃkhya y el vedānta).

vikṣepa (vikṣepāḥ): (m, nom, pl) distracciones, dispersiones, desestabilizaciones.

La palabra vikṣepa, traducida a menudo como “distracción” o “dispersión”, significa etimológicamente “lanzamiento, proyección” y también “la acción de mover o agitar”. Los vikṣepa son auténticos movimientos mentales, agitaciones o turbulencias de la mente, que tienen efectos muy negativos para la práctica del yoga y la contemplación (Pujol, Oscar "Yogasūtra", pag 104-105).

tad (te): (m, nom, pl) estos, aquellos, ellos, esos.

antarāya (antarāyāḥ): (m, nom, pl) interferencias, obstáculos; 1) impedimentos, obstáculos que desestabilizan la mente.

 

Otras variaciones del texto original:

vyādhistyānasaśayapramādālasyāviratibhrāntidarśanālabdhabhūmikatvānavasthitatvāni cittavikṣepāste’ntarāyāḥ

vyādhistyānasaṃśayapramāda’’ālasyāviratibhrāntidarśanālabdhabhūmikatvānavasthitatvāni cittavikṣepāste’ntarāyāḥ

vyādhistyānasaṃśayapramādālasya’āviratibhrāntidarśanālabdhabhūmikatvānavasthitatvāni cittavikṣepāste’ntarāyāḥ

vyādhistyānasaṃśayapramādālasyāviratibhrāntidarśanālabdhabhūmikatva’anavasthitatvāni cittavikṣepāste’ntarāyāḥ

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

navāntarāyāś cittasya vikṣepāḥ |

Hay nueve obstáculos que desestabilizan la mente.

 

sahaite citta-vṛttibhir bhavanti |

Surgen unidos a los procesos mentales descritos anteriormente.

 

eteṣām abhāve na bhavanti pūrvoktāś citta-vṛttayaḥ |

Sin los obstáculos, los procesos mentales no surgen.

 

tatra vyādhir dhātu-rasa-karaṇa-vaiṣamyam |

La enfermedad (vyādhi) es el desequilibrio entre los elementos físicos constituyentes (dhātu), las secreciones (rasa) y los órganos del cuerpo (karaṇa).

 

styānam akarmaṇyatā cittasya |

La apatía (styāna) es un desinterés general por la acción (aunque no haya enfermedad).

 

saṃśaya ubhaya-koṭi-spṛg vijñānaṃ syād idam evaṃ naivaṃ syād iti |

La duda (saṃśaya) es un pensamiento que oscila entre dos extremos, por ejemplo: "esto podría ser así, o podría no ser así" (aunque no haya apatía).

 

pramādaḥ samādhi-sādhanānām abhāvanam |

La negligencia (pramāda) es la falta de esfuerzo frente a los medios que conducen al samādhi (aunque no haya duda).

—Los obstáculos enumerados por Patañjali son estados, modos de ser, modos de conducirse, actitudes propias del hombre, que pueden darse en una persona dedicada o no al Yoga. Los obstáculos no deben ser definidos en función exclusiva del Yoga, sino en términos generales, de acuerdo con el propio significado de cada uno de los términos que los designan. Así, por ejemplo, el término pramāda designa la “desidia” en general y no como lo define Kṛṣṇavallabha: “es la falta de esfuerzo con respecto a los medios que conducen al samādhi”. Patañjali no da a estos términos un valor especial, restringido; debemos por consiguiente tomarlos en su acepción general, amplia, pues como dice Vijñāna Bhikṣu, Vārttika ad I.32, es inapropiado dar a una palabra de sentido general, sin una previa restricción, un sentido particular (Tola y Dragonetti, "Yogasutras de Patañjali").

 

ālasyaṃ kāyasya cittasya ca gurutvād apravṛttiḥ |

La pereza (ālasya) es la incapacidad de actuar producida por la pesadez física y mental (aunque no haya negligencia).

Según Vijñāna Bhikṣu, kapha (la flema) es causa de la pesadez del cuerpo y tamas es causa de la pesadez mental; por razón de estas dos causas se produce la inactividad (apravṛtti) y la no ejecución de los medios que conducen al samādhi (Tola y Dragonetti, "Yogasutras de Patañjali").

La diferencia entre styāna (apatía) y ālasya (pereza) se encuentra en que este último indica una gran pesadez o flojedad para la acción, mientras que el primero evoca la falta de acción. El que cumple su trabajo mecánicamente, sin conciencia ni claridad, es ālasya. Según Patañjali hay que estar "presente" en la acción (Desikachar, TKV "Viniyoga").

 

aviratiś cittasya viṣaya-samprayogātmā gardhaḥ |

La avidez (avirati) es el deseo exacerbado producido por la atracción de los objetos (aunque no haya pereza).

La mundanidad obsesiva, avirati, en que se dan dos sufijos negativos (a y vi), indica que para Patañjali existe una diferencia entre el deseo (avirati) y el amor (rati), del que no habla, pero que tendría una connotación positiva (Geenens, Philippe "Viniyoga").

 

bhrāntir darśanaṃ viparyaya-jñānam |

La confusión (bhrāntidarśana) es el conocimiento ilusorio (viparyayajñāna) (aunque no haya avidez).

 

alabdha-bhūmikatvaṃ samādhi-bhūmer alābhaḥ

La falta de iniciativa (alabdhabhūmikatva) se refiere a la ausencia de energía para alcanzar una etapa (bhūmi) concreta del samādhi (aunque no haya confusión).

 

anavasthitatvaṃ labdhāyāṃ bhūmau cittasyāpratiṣṭhā |

La inconstancia (anavasthitatva) se refiere al estado en el que se ha alcanzado el samādhi pero la mente no se mantiene en él con firmeza (aunque no haya falta de iniciativa).

 

samādhi-pratilambhe hi sati tad avasthitaṃ syād iti |

Se trata también de un obstáculo porque en la verdadera realización del samādhi la mente sí queda establecida firmemente (aunque no haya inconstancia).

 

ete citta-vikṣepā nava yoga-malā yoga-pratipakṣā yogāntarāyā ity abhidhīyante ||30||

Estos nueve (obstáculos) que desestabilizan la mente son considerados como manchas, adversarios y obstáculos del yoga.

De acuerdo con Tola y Dragonetti, (1) Enfermedad: se entiende que el malestar o dolor producidos por la enfermedad distraen al yogui atrayendo la atención sobre esas sensaciones de malestar y dolor; además, la preocupación por procurarse los medios para hacer cesar la enfermedad, constituye de por si un elemento contrario al Yoga. (2) La apatía, la negligencia, la indolencia: en estos estados el tono vital, la tensión nerviosa, disminuye; el control de la mente se relaja y ésta queda como librada a si misma, entregada al fluir desordenado y espontáneo de las ideas, sensaciones y emociones. Es similar a lo que ocurre con la somnolencia, el cansancio, la intoxicación: uno deja de ser dueño de su pensamiento, la mente se llena, al azar de su dinamismo propio, con diversos contenidos. (3) Indecisión: en este estado la mente oscila entre diversas posibilidades; este vaivén de la mente constituye de por si un factor de dispersión. (4) La no-cesación de la actividad mental y física, la persistencia de esa actividad, llena la mente sin cesar de contenidos diferentes, lo que la mantiene en un estado de permanente dispersión. (5) La percepción errante: los sentidos aplicados necesariamente a diversos objetos implican un constante fluctuar de la mente y, por consiguiente, su dispersión. (6) La incapacidad de tomar base en algo, de iniciar algo, y la imposibilidad de mantenerse en aquello en lo cual uno ha logrado establecerse, de continuar lo ya iniciado, significan esfuerzos que resultan vanos, que deben ser repetidos y que traen consigo una dispersión mental (Tola y Dragonetti, "Yogasutras de Patañjali").

Todos los obstáculos pueden ser sintetizados en dos actitudes básicas: (i) la falta de un esfuerzo adecuado para encontrar una finalidad en la vida; es el simple existir de quien acepta todo como un hecho que no necesita ser investigado e intensifica la acción para intentar olvidar el enorme misterio que lo rodea; (ii) la extroversión, el vivir constantemente mirando hacia afuera (vikṣepa), la huida del centro a la periferia, hacia lo más fácil, barato y evidente (Gardini, Walter "Yoga clásico").

—Cualquier cosa que impida al yogui cultivar la actitud de interiorización de la conciencia se considera como un obstáculo, ya sea una enfermedad física o un desorden psíquico. Algunos de estos impedimentos pueden desarrollarse como resultado de una práctica errónea o del sobreesfuerzo, pero ocasionalmente surge la debilidad latente (genética) y obstaculiza al yogui que no es culpable ni del más mínimo error en su práctica. De aquí la enfática insistencia en los antiguos textos sánscritos de que sólo los sanos y fuertes deberían dedicar sus vidas al yoga o, al menos, de que sólo ellos pueden albergar alguna esperanza real de éxito (Feuerstein, Georg "The Yoga-Sūtra of Patañjali").

El estado de samādhi es como efectuar equilibrios sobre la punta de una aguja. El equilibrio se perturba continuamente y debe restaurarse para evitar otros futuros. En este sūtra se enumeran los obstáculos que ocasionan la pérdida del equilibrio. Hay nueve categorías principales dispuestas de tal forma que definen el punto de estabilidad de este sistema de equilibrio. Si el equilibrio se pierde, el samādhi se interrumpe o termina. El estado de desorden (vyādhi) es opuesto al de samādhi. La idea de samādhi ayudará a evitar tal estado de desorden. La rigidez mental (styāna) es la deficiencia de lo que Piaget denominaba “acomodación al nuevo estímulo”. Esta rigidez mental se manifiesta a sí misma como incapaz de considerar nuevas ideas y conceptos. La tendencia a ceder ante cualquier presión (saṃśaya) es la deficiencia de lo que Piaget denominaba “asimilación del nuevo estímulo”. Esta tendencia a ceder ante cualquier presión se manifiesta a sí misma como una violación de la navaja de Occam ("la explicación más sencilla es probablemente la más correcta"), es decir, como la creación de numerosas entidades —en lugar de esforzarse por descubrir una entidad conocida detrás de cada nueva forma. Solo el correcto equilibrio entre estos dos procesos —acomodación y asimilación— conduce a una adecuada percepción de la realidad. La anticipación del placer (pramāda) es una fuente de confusión y la falta de claridad puede comprobarse en muchas historias donde el héroe es atraído hacia una trampa cuando se le asegura el éxito. La tendencia a una excesiva simplificación (ālasya) es lo que diferencia al artesano del artista. El trabajo del artista posee siempre un alto grado de complejidad. La ausencia de quietud (avirati) es un obstáculo que indica que hay que cambiar las actividades consideradas de interés primordial hacia algo completamente diferente, al menos de vez en cuando. El desconcierto o aturdimiento (bhrāntidarśana) es sentirse abrumado por la corriente de estímulos. Demasiada variedad en un periodo de tiempo muy corto ocasiona un déficit temporal y el tiempo es necesario para la percepción correcta. Las experiencias creativas, cuya falta supone un obstáculo (alabdhabhūmikatva), son referencias que hacen corresponder la realidad con distintas ideas sobre dicha realidad. Que la experiencia deba ser creativa supone que solo se establecen tales referencias mediante la creación de nuevos objetos. Crear algo efectivamente es sacar de contexto en un nivel de acción. Falta de estabilidad (anavasthitatva) implica demasiado compromiso personal con los objetos próximos. “Sentir todo el dolor del mundo”, implicarse en cada problema, es una interferencia que destruye el equilibrio, característico del samādhi. Quizás sea así debido al agotamiento emocional. Ser reservado sería otra forma de traducir anavasthitatva, tal como se utiliza en este sūtra. El orden en que se listan las interferencias no es casual. Sigue un plan determinado: el primero — vyādhi— es el más genérico, al ser opuesto al samādhi. Los otros ocho se encuentran distribuidos por parejas que representan los dos extremos de una misma escala. La no reaparición de estas interferencias se define como el punto medio de cada una de las cuatro escalas. Esta disposición es una reminiscencia del Camino Medio y caracteriza el samādhi como un estado de equilibrio en el punto medio de las cuatro escalas, a pesar de los constantes “empujones”. Cuanto más se extiende el samādhi, más fuerte se vuelve. En las escalas, las flechas señalan hacia el punto de equilibrio:

 

vyādhi

samādhi

styāna

formación de nuevas ideas

→←

saṃśaya

pramāda

búsqueda del placer

→←

ālasya

avirati

variedad de estímulos

→←

bhrāntidarśana

alabdhabhūmikatva

implicación personal

→←

anavasthitatva

(Semenov, Dimitri “Yoga Sūtra of Patañjali“)

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||1.30|| navaitē rajastamōbalātpravartamānāścittasya vikṣēpā bhavanti. tairēkāgratāvirōdhibhiścittaṅ vikṣipyata ityarthaḥ. tatra 1 -- vyādhirdhātuvaiṣamyanimittō jvarādiḥ. 2 -- styānamakarmaṇyatā cittasya. 3 -- ubhayakōṭyālambanaṅ jñānaṅ saṅśayaḥ -- yōgaḥ sādhyō na vēti. 4 -- pramādō.nanuṣṭhānaśīlatā samādhisādhanēṣvaudāsīnyam. 5 -- ālasyaṅ kāyacittayōrgurutvaṅ yōgaviṣayē pravṛttyabhāvahētuḥ. 6 -- aviratiścittasya viṣayasaṅprayōgātmā gardhaḥ. 7 -- bhrāntidarśanaṅ śuktikāyāṅ rajatavadviparyayajñānam. 8 -- alabdhabhūmikatvaṅ kutaścinnimittātsamādhibhūmēralābhō.saṅprāptiḥ. 9 -- anavasthitatvaṅ labdhāyāmapi samādhibhūmāva cittasya tatrāpratiṣṭhā. ta ētē samādhērēkāgratāyā yathāyōgaṅ pratipakṣatvādantarāyā ityucyantē.

Estos nueve, puestos en marcha por las energías de la cualidad  activa y de la cualidad oscura, se convierten en causa de las dispersiones de la mente, la cual resulta perturbada por estos enemigos de la concentración en un punto. Entre ellos, la enfermedad es el estado febril, etc., ocasionado por un desequilibrio básico. La apatía es la falta de capacidad de la mente para actuar. La indecisión es la inclinación de la mente a considerar, sin decidir, los dos aspectos de una cuestión, como por ejemplo, si el yoga es practicable o no. La negligencia consiste en no estar dispuesto a esforzarse, o el mostrarse indiferente respecto  de la práctica conducente al énstasis. La torpeza es lentitud y pesadez del cuerpo y de la mente, y tiene por resultado la pérdida de interés respecto del yoga. El apego a los objetos  de los sentidos es la inclinación de la mente a regocijarse con las cosas del mundo. Las falsas concepciones son los conocimientos erróneos, como por ejemplo, creer que es plata un pedazo de madreperla. La incapacidad para la concentración consiste en el hecho de no poder alcanzar, por una u otra causa, un determinado estadio del énstasis. La inestabilidad es aquella condición de la mente en la cual ésta, una vez  alcanzado un determinado nivel, es incapaz de mantenerse en él. Todas estas dispersiones son llamadas obstáculos, pues se oponen a la concentración en un punto que se da en el énstasis.

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

Los humores son aire, bilis y flema; cuando se pierde la armonía entre ellos, quedan desequilibrados y, entonces, predominan unos sobre otros. La medicina enseña que el incremento de un humor determinado puede ser espontáneo o provocado por otro humor. Las secreciones son transformaciones de los alimentos ingeridos. Las hay de siete tipos y se llaman secreciones (rasa) porque son consecuencia de la esencia alimenticia (rasa).

El término rasa tiene distintos sentidos: (i) el sabor o el jugo de una planta o fruta (higveda); (ii) quilo (āyurveda): mezcla del bolo alimenticio y los jugos digestivos; (iii) gusto (son seis), número seis; (iv) deseo, afecto, amor (Mahābhārata); (v) sentimiento prevalente en el carácter humano (Uttararāmacarita); (vi) los cinco modos de la devoción del vishnuísmo (Geenens, Philippe "Viniyoga").

Teóricamente, reciben los nombres de quilo, sangre, grasa, carne, huesos, tuétano y semen (sukla), y pierden el equilibrio cuando hay un exceso de alguno de ellos. Los defectos de los órganos son la ceguera, la sordera, etc. Estos nueve obstáculos se llaman antarāya porque producen (āya) o crean un intervalo (antara), un vacío, una ruptura (en el camino del yoga). Aparecen siempre unidos a los cinco tipos de procesos mentales de modo que ambos, los procesos y los obstáculos, resultan recíprocamente causados y causantes. Cuando los obstáculos no aparecen, los citados procesos mentales (vṛtti) tampoco aparecen porque no existe la energía que los sostiene. Todas las distracciones mentales son negativas puesto que inevitablemente producen procesos mentales.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | I.30 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación