Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | I.47 | Siguiente

Actualizado: enero, 2017

 

निर्विचारवैशारद्येऽध्यात्मप्रसादः॥४७॥

nirvicāravaiśāradye’dhyātmaprasādaḥ ||47||

La claridad del ser interior [aparece] en la transparencia [de la identificación completa] sin asociaciones sutiles

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

La claridad del sí-mismo más elevado se da en la lucidez del nirvicāra samāpatti (samāpatti más allá de la reflexión sutil)

Georg Feuerstein

Cuando hay lucidez (vaiśāradya) en el [tipo de éxtasis] suprarreflexivo, [entonces ésta se denomina] “del ser interior” (adhyātma-prasāda).

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

Con el dominio de nirvicāra, surge la claridad del auténtico sí mismo

P. V. Karambelkar

En la perfección del estado nirvicāra (pensamiento trascendente) surge la maravillosa serenidad espiritual

James Haughton Woods

Cuando hay claridad del [estado equilibrado] súper-reflexivo, [el yogui logra] imperturbable calma interior

Pandit Usharbudh Arya

Tras alcanzar la pureza y competencia de nirvicāra, el yogui gana claridad espiritual

Fernando Tola y Carmen Dragonetti

En la transparencia (vaiśāradya) de (la) samāpatti sin análisis de objeto sutil (nirvicāra) (se da) la quietud (prasāda) interior (adhyātma)

Emilio García Buendía

En la claridad (del estado de identidad sobre objetos sutiles) sin análisis (se alcanza) la serenidad interna

Oscar Pujol

Cuando la “absorción sutil no discursiva” alcanza su grado máximo de pureza, surge la transparencia del alma

 

Vocabulario

nirvicāra-vaiśāradye adhyātma-prasādaḥ

adhyātma-prasādaḥ (la claridad del ser interior) nirvicāra-vaiśāradya (en la transparencia sin asociaciones sutiles)

 

nirvicāra-: ultrarreflexivo, sin argumentación sobre objeto sutil, sin asociaciones mentales sutiles (opuesto a savicāra).

vaiśāradya (vaiśāradye): (m, loc, sg) en la infalibilidad, claridad intelectual, transparencia, pureza o lucidez; 1) en la claridad otoñal, propia del cielo del Norte de la India en dicha estación.

Esta palabra (vaiśāradya) se refiere a aquel estado de la mente en el cual, en un acto de conocimiento intuitivo, capta integral y simultáneamente todo el objeto en toda su verdad, sin que entre el objeto y la mente se interpongan las palabras y los vikalpas y, por eso mismo, sin que la mente lleve a cabo ningún acto de conocimiento normal, necesariamente parcial, superficial e impuro por la intromisión de las palabras y de los vikalpas (Tola y Dragonetti, "Yogasutras de Patañjali").

—En la cima de la identificación ultrarreflexiva con objeto sutil la conciencia logra la más elevada lucidez. Patañjali compara este estado con el brillo del cielo otoñal del Norte de la India. Afirmaciones y metáforas como ésta desacreditan claramente a los críticos contrarios al yoga que rehúsan ver en el samādhi algo más que un estado de reducción de la conciencia o incluso de total inconsciencia (Feuerstein, Georg "The Yoga-Sūtra of Patañjali").

adhyātma-: el ser interior; 1) se asimila al si-mismo-esencial (puruṣa), al observador o sujeto de las experiencias (draṣṭā), a la esencia de lo real (ātman) y a la conciencia-energía o poder que subyace a la conciencia (citiśakti).

prasāda (prasādaḥ): (m, nom, sg) 1) estabilización, pacificación; 2) la claridad, el estado de paz, la serenidad perfecta.

Esta palabra (prasāda) se refiere a la quietud, calma, inactividad en que la mente se encuentra sumida, una vez posesionada de la samāpatti sin vicāra. Además de la quietud intelectual, se da asimismo una quietud de carácter emocional. De ahí que la serenidad sea una característica del yogui sumergido en una meditación intensa (Tola y Dragonetti, "Yogasutras de Patañjali" pag 224).

Prasāda puede significar "claridad" y "tranquilidad", además de "gracia"; en el sentido de claridad o tranquilidad, se incluye a veces en yama. Aquí, la claridad del ser interior (adhyātmaprasāda) se dice que resulta de la lucidez suprarreflexiva (nirvicāravaiśāradya), un elevado nivel de experiencia enstática. Así, prasāda es contemplada a veces como uno de los "signos" (indicadores de los estados internos, o posibilidades) (cihna) (Feuerstein, George "Encyclopedic Dictionary of Yoga").

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

aśuddhyāvaraṇa-malāpetasya prakāśātmano buddhi-sattvasya rajas-tamobhyāmanabhibhūtaḥ svacchaḥ sthiti-pravāho vaiśāradyam |

Cuando la pureza (sattva) del intelecto, cuya naturaleza es luz, se libera de la actividad (rajas) y la estabilidad (tamas), y tiene un discurrir puro y firme, sin ninguna contaminación o impureza que la oculte, eso es la transparencia (del samādhi) sin asociaciones sutiles (del nirvicārasamāpatti).

Nirvicāravaiśāradya (lucidez suprarreflexiva) es la culminación del nirvicārasamāpatti y se da junto al estado de claridad perfecta del ser interior (adhyātmaprasāda) (Feuerstein, George "Encyclopedic Dictionary of Yoga").

 

yadā nivicārasya samādhervaiśāradyam-idaṃ jāyate tadā yogino bhavaty-adhy-ātma-prasādo bhūtārtha-viṣayaḥ kramānanurodhī sphuaḥ prajñā-lokaḥ |

Cuando surge esta transparencia más allá del conocimiento (en el nirvicārasamādhi), el yogui logra una firme paz interior que se transforma en la más luminosa y brillante luz de conocimiento instantáneo acerca del objeto en su auténtica naturaleza, es decir, sin secuencia temporal y en todos sus aspectos.

 

tathā coktam – prajñā-prasādam-āruhya aśocyaḥ śocato janān | bhūmiṣhān-iva śailasthaḥ sarvān-prājño'nupaśyati ||47||

En este sentido, se ha afirmado: “igual que la persona que ha subido la montaña contempla a los que se encuentran en el valle (bhūmiṣṭhā), el yogui que ha logrado la inalterable paz interior y se ha liberado del dolor, contempla el sufrimiento de los demás seres”.

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||1.47|| nirvicāratvaṅ vyākhyātam. vaiśāradyaṅ nairmalyam. savitarkāṅ sthūlaviṣayāmapēkṣya nirvitarkāyāḥ prādhānyam. tatō.pi sūkṣmaviṣayāyāḥ savicārāyāḥ, tatō.pi nirvikalparūpāyā nirvicārāyāḥ tasyāstu nirvicārāyāḥ prakṛṣṭābhyāsavaśādvaiśāradyē nairmalyē satyadhyātmaprasādaḥ samupajāyatē. cittaṅ klēśavāsanārahitaṅ sthitipravāha yōgyaṅ bhavati. ētadēva cittasya vaiśāradyaṅ yatsthitau dārḍhyam.

Lo carente de asociaciones sobre objeto sutil ha sido ya explicado. La madurez o pureza es la ausencia de imperfecciones. El estado contemplativo sin asociaciones verbales es superior al que tiene asociaciones; superior al estado sin asociaciones verbales es el que tiene asociaciones con un objeto sutil; y superior a éste es el que carece de asociaciones sutiles, cuya forma propia es la carencia absoluta de asociaciones. Del dominio obtenido mediante el notable ejercitamiento con respecto de este estado contemplativo carente de actividad asociativa, al darse la madurez o pureza, que es ausencia de imperfecciones, surge la serena claridad del “sí-mismo-esencial”. La mente, libre de imperfecciones naturales y de impresiones residuales, se vuelve apta para mantener un curso constante. Esta es la madurez de la mente, que es firmeza en lo ya establecido.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | I.47 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación