Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | II.12 | Siguiente

Actualizado: febrero, 2017

 

क्लेशमूलः कर्माशयो दृष्टादृष्टजन्मवेदनीयः॥१२॥

kleśamūlaḥ karmāśayo dṛṣṭādṛṣṭajanmavedanīyaḥ ||12||

Las causas de aflicción son el origen del depósito de acciones cuyos efectos se experimentan en la vida presente y en las futuras

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

Con su origen en los kleśas–causas primeras de dolor, la acumulación de karma-acciones puede experimentarse en nacimientos visibles o invisibles

Georg Feuerstein

Las causas-de-aflicción son la raíz del “depósito de acciones” y [esto] puede experimentarse en el nacimiento visible [es decir, en el presente] o en el invisible [es decir, en el nacimiento futuro]

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

El residuo del karma, arraigado en la aflicción, se experimenta en la existencia visible o en la invisible

P. V. Karambelkar

Kleśa (s) es (son) la causa primera del Karmāśaya (y sus consecuencias van) a experimentarse en las vidas, tanto la que se está experimentando en este momento como también en las que no se están experimentado ahora

James Haughton Woods

El depósito latente de karma tiene su raíz en los obstáculos y puede experimentarse en un nacimiento visible o invisible

Pandit Usharbudh Arya

La esfera del karma tiene su origen en las aflicciones. Se experimenta en la vida actual o [puede] experimentarse en una vida futura

Emilio García Buendía

El residuo de las acciones (es) la raíz de las causas del sufrimiento (el cual) tiene que ser experimentado en el nacimiento presente o futuro

Oscar Pujol

El depósito kármico tiene su raíz en las aflicciones y se experimenta tanto en esta vida como en las otras

 

Vocabulario

kleśa-mūlaḥ karma-āśayaḥ dṛṣṭa-adṛṣṭa-janma-vedanīyaḥ

kleśa-mūlaḥ (las causas de aflicción son el origen) karma-āśayaḥ (del depósito de acciones), dṛṣṭa-adṛṣṭa-janma-vedanīyaḥ (que se experimenta en la vida visible y en las invisibles)

 

kleśa-: aflicción, dolor, pena, angustia; 1) en sentido general es todo aquello que, adherido a la naturaleza humana, restringe o impide la manifestación de su auténtica naturaleza; obstrucción básica; 2) específicamente, son las cinco causas de aflicción que impiden el conocimiento trascendente y la liberación (avidyā, asmitā, rāga, dveṣa, abhiniveśa).

mūla (mūlaḥ): (m, nom, sg) raíz, origen, causa, fundamento, comienzo.

karma-: (neutro) acción, ocupación, actividad; 1) acción o actividad consciente, 2) acción de depósito (karmāśaya), 3) resultado de una acción, es decir, el efecto o fruición (karmavipāka) que la sigue.

āśaya (āśayaḥ): (m, nom, sg) 1) acumulación, depósito o conjunto, depósito subconsciente; residuo o rastro.

karmāśaya: (m, nom, sg) 1) depósito o memoria profunda que forma la estructura del subconsciente, donde se acumulan las consecuencias de las acciones en forma latente.

—Las impresiones latentes de las acciones positivas y negativas forman el karmāśaya. Todo estado mental que se manifiesta deja una especie de huella o rastro, una impresión latente. El saṃskāra o impresión latente puede ser sabīja (con posibilidad de fructificar), o nirbīja (impotente). Los sabīja son de dos tipos: los que proceden de los kleśas y sus opuestos, es decir, los basados en el conocimiento erróneo y los basados en conocimiento correcto. Los saṃskāras basados en los kleśas se denominan karmāśaya, se clasifican como blancos, negros y blanquinegros, o se dividen en dos clases: positivos y negativos, o solo blancos y negros. Los saṃskāras basados en el conocimiento correcto provienen de la concentración y se conocen como ni-blancos-ni-negros. El karmāśaya tiene tres consecuencias: nacimiento, duración de la vida y experiencias (de placer o dolor) en esta vida. En otras palabras, el saṃskāra que ocasiona tales resultados es karmāśaya. Cuando tienen que surgir las consecuencias, el saṃskāra basado en el sentimiento experimentado se denomina vāsanā o latencia subconsciente. El vāsanā por sí mismo no tiene consecuencias o resultados, pero para que un karmāśaya produzca un resultado se precisa el vāsanā correspondiente. Karmāśaya sería la semilla y vāsanā el campo donde germina, el nacimiento o encarnación sería el árbol y la experiencia (de placer o dolor) su fruto (Hariharānanda Āranya, Swami “Yoga philosophy of Patañjali”).

—El término técnico karmāśaya (“depósito de acciones”) se refiere a la carga kármica del individuo, es decir, al almacén de activadores subliminales (saṃskāras) que dan origen y definen a la persona (Feuerstein, Georg “The Yoga-Sūtra of Patañjali”).

Para Patañjali, “receptáculo de los actos” es a la vez la matriz original y la suma de todos los saṃskāras, la vida de los complejos, de las pulsiones, de los instintos. Aunque esta actividad esté terminada o reprimida, no por ello desaparece el vṛtti, sino que se inscribe como saṃskāra. Toda obra, todo pensamiento bueno o malo, se hace más sutil para ser así mejor almacenado (Choysy, Maryse “Yoga y psicoanálisis”).

dṛṣṭa-: visto; 1) lo visible, lo visto, lo contemplado, lo conocido; 2) el objeto (por extensión se aplica a la naturaleza, prakṛti).

adṛṣṭa-: lo no visible, lo no visto, lo no contemplado, lo no conocido; 1) lo que se haya más allá del alcance de la observación; 2) imperceptible, futuro.

dṛṣṭādṛṣṭa-: visible e invisible; 1) relativo a esta y a la otra vida, al presente y al futuro.

janman (janma-): nacimiento, vida; 1) origen, producción, aparición; 2) existencia.

vedanīya (vedanīyaḥ): (m, nom, sg) ser designado, expresado, denominado o significado.

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

tatra puṇyāpuṇya-karmāśayaḥ kāma-lobha-moha-krodha-prasavaḥ |

En este caso, las impresiones latentes acumuladas, positivas o negativas (puṇyāpuṇya), se producen a partir del deseo sensual (kāma), la avidez (lobha), el desconcierto mental (moha) y la ira (krodha).

 

sa dṛṣṭa-janma-vedanīyaś cādṛṣṭa-janma-vedanīyaś ca |

Y pueden experimentarse en la vida actual o en las futuras.

 

tatra tīvra-saṃvegena mantra-tapaḥ-samādhibhir nirvartita īśvara-devatā-maharṣi-mahānubhāvānām ārādhanādyaḥ pariniṣpannaḥ sa sadyaḥ paripacyate puṇya-karmāśaya iti |

De ellas, las que por medio de la práctica asidua y devocional proceden de la recitación de fórmulas místicas (mantras), la ascesis (tapas) y el logro del samādhi, o se han perfeccionado gracias a la devoción al ser supremo, a los seres divinos, a un gran sabio o a un santo, dan sus frutos de inmediato como condicionamientos positivos.

 

tathā tīvra-kleśena bhīta-vyādhita-kṛpaṇeṣu viśvāsopagateṣumahānubhāveṣutapasviṣu kṛtaḥ punaḥ punar upakāraḥ sa cāpi pāpa-karmāśayaḥ sadya eva paripacyate |

Igualmente, las (procedentes de) acciones dañinas repetidas, intensamente viciadas, hechas para aterrorizar, enfermar o hacer desgraciados a los seres, hechas traicionando la verdad de grandes santos o ascetas, se experimentan siempre de forma inmediata como condicionamientos negativos.

—Existe una conciencia depósito, a la que nosotros llamaríamos más bien subconsciente, en la que cada pensamiento y cada acto consciente que no sea estéril e indiferente, es decir, incapaz de proyectarse en el futuro, deja una impresión o impregnación. Ésta queda allí latente, en estado de semilla o germen, siempre presente y provista de una fuerza o impulso causal, manifestable cuando se hayan madurado las circunstancias adecuadas para su desarrollo. Por ello, este subconsciente se desarrolla en circuito: es al mismo tiempo causa de nuestra múltiple actividad consciente (de nuestro pensamiento, de nuestra volición, etc.) y, en virtud de aquella impregnación, es, además, su consecuencia (Tucci, Giuseppe “Historia de la filosofía hindú”).

 

yathā nandīśvaraḥ kumāro manuṣya-pariṇāmaṃ hitvā devatvena pariṇataḥ, tathā nahuṣo’pi devānām indraḥ svakaṃ pariṇāmaṃ hitvā tiryaktvena pariṇata iti |

De esta forma el joven Nandīshvara dejó su forma humana para transformarse en una divinidad, y Nahuṣa, un príncipe entre los dioses, cambió su estado para transformarse en un animal.

 

tatra nārakāṇāṃ nāsti dṛṣṭa-janma-vedanīyaḥ karmāśayaḥ |

En relación a los merecedores del infierno, no activan su depósito de impresiones latentes en la vida actual.

 

kṣīṇa-kleśānām api nāsty adṛṣṭa-janma-vedanīyaḥ karmāśaya iti ||12||

Respecto a los que se han liberado de los kleśas, no tendrán que activar el depósito de impresiones latentes en vidas futuras.

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||2.12|| karmāśaya ityanēna tasya svarūpamabhihitam. yatō vāsanārūpāṇyēva karmāṇi klēśamūla ityanēna kāraṇamabhihitam. yataḥ karmaṇāṅ śubhāśubhānāṅ klēśā ēva nimittam. dṛṣṭādṛṣṭajanmavēdanīya ityanēna phalamuktam. asminnēva janmani anubhavanīyō dṛṣṭajanmavēdanīyaḥ. janmāntarānubhavanīyō.dṛṣṭajanmavēdanīyaḥ. tathā hi kānicitpuṇyāni karmāṇi dēvatārādhanādīni tīvrasaṅvēgēna kṛtānīhaiva janmani jātyāyurbhōgalakṣaṇaṅ phalaṅ prayacchanti -- yathā nandīśvarasya bhagavanmahēśvarārādhanabalādihaiva janmani jātyādayō viśiṣṭāḥ prādūrbhūtāḥ. ēvamanyēṣāṅ viśvāmitrādīnāṅ tapaḥ prabhāvājjātyāyuṣī. kēṣāṅcijjātirēva -- yathā tīvrasaṅvēgēna duṣṭakarmakṛtāṅ nahuṣādīnāṅ jātyantarādipariṇāmaḥ. urvaśyāśca kārtikēyavanē latārūpatayā. ēvaṅ vyastasamastarūpatvēna yathāyōgaṅ yōjyam.

Al decir acumulación de acciones realizadas (karman), queda con ello determinada su propia forma, pues las acciones se presentan sólo bajo el aspecto de impresiones residuales. A1decir que tienen su raíz en las causas de aflicción, se expresa con ello su causa material (kāraṇa), pues las imperfecciones son sólo la causa eficiente (nimitta) de las acciones, tanto buenas como no buenas. Al decir que ha de ser experimentada en existencias visibles o invisibles, declara con ello su resultado (phala). Lo experimentado en una existencia visible es lo que se experimenta justamente en esta vida. Lo experimentado en una existencia invisible es lo que se experimenta en otras vidas. Así, por ejemplo, algunas acciones meritorias, tal como el culto a los dioses, etc., realizadas con gran fervor, producen sus frutos incluso en esta vida, bajo las características del nacimiento y la duración y goce de la vida. Así, por ejemplo, incluso en esta vida, se hizo manifiesto para Nandīshvara, a causa de la fuerza de su devoción al Gran Señor Śiva (Maheśvara), un cambio en su nacimiento, duración y goce de la vida. Así también ocurrió para otros, como por ejemplo, Viśvamitra, respecto a su nacimiento y a la duración de la vida, en razón de la fuerza de su ascetismo (tapas). Para otros ocurre sólo con el nacimiento; así como por ejemplo, para Nahuṣa, y otros, que llevaron a cabo malas acciones con ímpetu extraordinario, se produjo una transformación con respecto de la forma de su nacimiento. Y así, también, quedó Urvaśí convertida en una enredadera en el jardín de Kārttikeya." De esta manera, se ha de aplicar esta regla separadamente o en conjunto.

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

Decir que “el depósito de karma se origina en los kleśas” significa que la causa de su origen reside en la ignorancia, etc. El depósito de karma (āśaya), así denominado pues es un depósito (śaya) en la mente hasta (ā) que produce su fruto kármico, es de naturaleza blanca o negra. Ello, o sea, sus frutos, tiene que ser experimentado, ya en esta vida, ya en otra futura. La ignorancia, caracterizada por una visión errónea, siempre está implicada, pues sin su presencia los otros kleśas no pueden existir. El deseo es pura avidez, mientras que la aversión es ira; la autopreservación esta simplemente incluida en la confusión (vimoha), pero el error (moha) se considera como ignorancia pues existe al mismo tiempo ausencia de discriminación. El deseo, la ira y el error, independientemente uno de otro, son oportunidades para realizar justicias e injusticias, como se establecerá en II.34.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | II.12 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación