Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | II.41 | Siguiente

Actualizado: febrero, 2017

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

kiṃ ca,

Además,

 

सत्त्वशुद्धिसौमनस्यैकाग्र्येन्द्रियजयात्मदर्शनयोग्यत्वानि च॥४१॥

sattvaśuddhisaumanasyaikāgryendriyajayātmadarśanayogyatvāni ca ||41||

La limpieza [produce] también purificación mental, alegría, atención, dominio de los sentidos y capacidad para la autoobservación

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

Y (debido a śauca–pureza), hay claridad del sattva (fuerza primaria de la luminosidad/inteligencia), inspiración, atención, dominio de los sentidos y disposición para la observación de uno mismo

Georg Feuerstein

[Además, se logra] purificación del sattva [constituyente de su esencia], alegría, atención, dominio de los sentidos y capacidad para la autoobservación (ātma-darśana)

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

Y pureza de sattva, alegría, atención, dominio de los sentidos y aptitud para la observación de uno mismo

P. V. Karambelkar

Y la purificación del sattva, alegre estado mental calmado, atención (mental), total subyugación de los indriyas (órganos de los sentidos y de la acción, incluyendo la mente) y aptitud para la autorrealización

James Haughton Woods

Purificación del sattva, discreción, concentración, subyugación de los sentidos y aptitud para la visión del sí-mismo

Pandit Usharbudh Arya

Y, [a través de la práctica de limpieza y pureza, tiene lugar] purificación de la esencia mental, claridad y buena disposición, atención, conquista de los sentidos y disposición para la visión de uno mismo [en ese orden]

14. Phulgenda Sinha

Manteniéndose limpio, emerge sentimiento de pureza interior, alegría, concentración mental, habilidad para controlar los sentidos, aptitud física y comprensión correcta de uno mismo

Emilio García Buendía

Y (por la pureza también surge) la pureza del sattva, satisfacción, concentración en un solo punto, victoria sobre los órganos de los sentidos y aptitud para la introspección

Oscar Pujol

Y también la purificación del intelecto, el bienestar mental, la concentración, la victoria sobre los sentidos y la capacidad para la visión del alma interior

 

Vocabulario

sattva-śuddhi-saumanasya-eka-agrya-indriya-jaya-ātma-darśana-yogyatvāni ca

ca (además), sattva-śuddhi (purificación mental) saumanasya (alegría) eka-agrya (atención) indriya-jaya (dominio de los sentidos) ātma-darśana-yogyatvāni (capacidad para la autoobservación)

 

sattva-: existencialidad, esencia, esencialidad, entidad; 1) principio mental, luminosidad mental, el aspecto más puro de la mente; 2) la perfección, la pureza cristalina, la claridad inmaculada, la completa quietud; 3) la pureza, entendida como uno de los tres principios fundamentales de la materia (guṇa).

śuddha (śuddhi-): pureza, limpieza.

saumanasya-: alegría, jovialidad, satisfacción mental.

eka-: uno, solo, solitario, único.

agrya-: atento, absorto, concentrado, muy atento.

ekāgrya-: concentración en un punto o en una dirección, atención extrema; 1) proceso subyacente de la técnica de concentración (dhāraṇā); 2) sinónimo de ekāgratā (unidireccionalidad mental).

indriya-: poder, instrumento, órganos de los sentidos; 1) facultad sensitiva correspondiente a un órgano de los sentidos.

jaya-: conquista, victoria, dominio, supremacía, maestría.

ātman (ātma-): esencia, naturaleza de lo real, uno mismo; 1) se asimila al sujeto o conocedor de las experiencias (draṣṭṛ), el “si-mismo-esencial” (puruṣa), el ser interior (adhyātma) y la conciencia-energía o poder que subyace a la conciencia (citiśakti).

darśana-: observación; 1) el hecho de ver, la percepción ocular, la visión.

ātmadarśana-: autoobservación, contemplación interior.

Ātmadarśana, autovisión, usado a menudo como sinónimo de iluminación o autorrealización; aquí es la aparición del yo trascendental en el horizonte de la conciencia bajo la más alta forma de énstasis (Feuerstein, George “Textbook of Yoga”).

yogya (yogyatvāni): (n, nom, pl) apto, capaz, hábil, conveniente, útil.

Yogyatā es un término técnico introducido por Vācaspati Miśra a fin de explicar la especial correlación (saṃyoga) entre el sí-mismo-trascendental y la mente o conciencia finita, lo cual no es espaciotemporal sino una especie de “armonía preestablecida”. Yogyatā denota una capacidad dual, es decir una capacidad de la naturaleza para ser experimentada y una capacidad del sí mismo para experimentar (Feuerstein, George “Encyclopedic Dictionary of Yoga”).

ca: 1) y, también, incluso; 2) realmente, ciertamente; 3) nada más que; 4) pero.

 

Otras variaciones del texto original:

sattvaśuddhausaumanasyaikāgryendriyajayātmadarśanayogyatvāni ca

—En la edición Rama Prasāda la palabra śuddhi aparece como śuddhau. La palabra śuddhi aparece en el Lexicón de Colonia en la forma śuddhi y śuddha. Si fuera śuddhi, la forma śuddhau sería un locativo singular lo que indicaría en este sūtra “en la limpieza del sattva”. Si fuera śuddha la forma śuddhau sería un nominativo o acusativo dual lo que unido a la conjunción copulativa ca podría sugerir que está refiriéndose a los dos elementos de la conjunción. Cabrían dos interpretaciones de éste sūtra (García Buendía, Emilio “El yoga como sistema filosófico”, pag 333).

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

bhavantīti vākya-śeṣaḥ |

La palabra “produce” debe entenderse incluida al principio de este sūtra para completar la oración.

 

śuceḥ sattva-śuddhiḥ, tataḥ saumanasyaṃ, tata aikāgryam, tata indriya-jayaḥ, tataś cātma-darśana-yogyatvaṃ, buddhi-sattvasya bhavatīty etac chauca-sthairyād adhigamyata iti ||41||

La limpieza hace surgir la pureza interna y natural, y de ella surge a su vez la alegría; de la alegría, la atención mental; de ésta la conquista de los sentidos; y de éste dominio la capacidad del intelecto puro para observarse a sí mismo. Todo lo cual se logra afirmándose en la pureza.

—El cultivo de la pureza tiene importantes consecuencias. Conduce a la pureza del propio ser interior. El término sattva tiene numerosas connotaciones que no pueden ser expresadas con una sola palabra en nuestro idioma. Sattva, entre otras cosas es el factor luminoso de la conciencia, es decir, su más elevada forma de manifestación. De hecho, una forma de caracterizar el proceso yóguico es en términos de una gradual sustitución de rajas y tamas por sattva. En el nivel emocional esto induce a un sentimiento sostenido de alegría, de gozo. La atención se intensifica, se concentra, y el adepto adquiere la habilidad de excluir todo impulso sensorial de su alrededor (Feuerstein, Georg “The Yoga-Sūtra of Patañjali”).

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||2.41|| bhavantīti vākyaśēṣaḥ. sattvaṅ prakāśasukhādyātmakaṅ tasya śuddhī rajastamōbhyāmanabhivaḥ saumanasyaṅ khēdānanubhavēna mānasī prītiḥ. ēkāgratā niyatēndriyaviṣayē cētasaḥ sthairyam. indriyajayō viṣayaparāṅgamukhāṇāmindriyāṇāmātmani avasthānam. ātmadarśanē vivēkakhyātirūpē cittasya yōgyatvaṅsamarthatvam. śaucābhyasavata ētē sattvaśuddhyādayaḥ kramēṇa prādurbhavanti. tathā hi -- sattvaśuddhēḥ saumanasyaṅ saumanasyādaikāgryamaikāgryādindriyajaya indriyajayādātmadarśanayōgyatēti.

Para completar el sentido es necesario agregar la palabra “surgen”. La cualidad de la pureza (sattva) está constituida por la luminosidad, la felicidad, etc. Su pureza consiste en la ausencia de predominio de las cualidades activa (rajas) y oscura (tamas). El bienestar mental es el estado placentero de la mente, logrado por la ausencia de impresiones desagradables. La concentración en un punto consiste en fijar la mente en el objeto al cual se han dirigido los sentidos. La conquista de los sentidos consiste en la permanencia de los sentidos en sí mismos, apartados de los objetos sensibles. La capacidad para contemplar al “sí-mismo-esencial” se refiere a la capacidad de la mente para la contemplación, bajo la forma de la lucidez del discernimiento del “sí-mismo-esencial” (ātman). Estos frutos, pureza de la luminosidad, etc., se manifiestan gradualmente en quien se ejercita en la pureza. Y así, pues, de la purificación proviene la pureza de la luminosidad; de la pureza de la luminosidad, el bienestar mental; del bienestar mental, la concentración en un punto; de la concentración en un punto, la conquista de los sentidos; de la conquista de los sentidos, la capacidad para contemplar al “sí-mismo-esencial”.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | II.41 | Siguiente

© Yogadarśana – Yoga y Meditación