Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | II.50 | Siguiente

Actualizado: febrero, 2017

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

sa tu—

Respecto del (prāṇāyāma)

 

वाह्याभ्यन्तरस्तम्भवृत्तिः देशकालसङ्ख्याभिः परिदृष्टो दीर्घसूक्ष्मः॥५०॥

bāhyābhyantarastambhavṛttirdeśakālasaṃkhyābhiḥ paridṛṣṭo dīrghasūkṣmaḥ ||50||

[La respiración se vuelve] prolongada y sutil siendo consciente de la inhalación, la exhalación y la detención de su movimiento, del espacio [recorrido por el aire], del tiempo [invertido en el recorrido] y del número [de respiraciones]

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

(El prāṇāyāma tiene) modificaciones internas, externas o suspendidas, (y se vuelve) prolongado y sutil, cuando se observa por medio de la localización (del movimiento respiratorio en el cuerpo), del tiempo (longitud de la inhalación, la exhalación y los espacios de intercambio) y del número

Georg Feuerstein

[El control de la respiración es] externo, interno, o fijo en su movimiento, [y esta] regulado por lugar, tiempo y número; [puede ser] prolongado o contraído

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

Sus fluctuaciones son externa, interna y suspendida; se observa de acuerdo a tiempo, lugar y número, y se vuelve largo y sutil

P. V. Karambelkar

(El prāṇāyāma tiene tres variedades) (de modalidad) externa, (de modalidad) interna (y) de modalidad inmóvil, (en base a ser) medido (y regulado) por medio de extensión, tiempo (y) número (de vueltas), (de tal forma que se vuelve) prolongado (y, al mismo tiempo,) sutil

James Haughton Woods

[Éste es] externo, interno o suprimido en su flujo; se regula por lugar, tiempo y número, y es prolongado y sutil

Pandit Usharbudh Arya

Éste prāṇāyāma esta [dividido] en tres modos: externo, interno y [la forma de] suspensión. Observado por medio de localización [lugar de la conciencia y concentración en el cuerpo], duración y cuenta, [se hace] largo y sutil

23. Phulgenda Sinha

El prāṇāyāma es externo, interno o con ausencia de movimiento; se regula por lugar, tiempo y cantidad; y es prolongado y sutil

Emilio García Buendía

La fluctuación (de la respiración es) externa, hacia el interior y con retención, regulada mediante lugar, tiempo o numeración (llegando a ser) prolongada y sutil

Oscar Pujol

[El control de la respiración] posee las funciones externas, internas y de retención. Está determinado por el espacio, el tiempo y la cantidad y es prolongado y sutil

 

Vocabulario

bāhya-abhyantara-stambha-vṛttiḥ deśa-kāla-saṃkhyābhiḥ paridṛṣṭaḥ dīrgha-sūkṣmāḥ

dīrgha-sūkṣmāḥ (prolongado y sutil), paridṛṣṭaḥ (siendo consciente de) bāhya-abhyantara-stambha-vṛttiḥ (externo, interno o fijo en su movimiento),deśa-kāla-saṃkhyābhiḥ (espacio, tiempo y número)

 

bāhya-: exterior, externo; 1) espiración.

abhyantara-: interior, interno; 1) inspiración.

stambha-: ausencia de movimiento, detención, supresión, parada, obstrucción; 1) suspensión o detenimiento de la respiración.

vṛtti (vṛttiḥ): (m, nom, sg) modificación, giro, fluctuación; 1) remolino, torbellino; 2) proceso o actividad.

deśa-: lugar, posición, región, espacio, punto.

kāla-: tiempo, momento.

sāṃkhya (saṃkhyābhiḥ): (f, ins, pl) 1) por los números o cantidades; 2) por medio de los conocimientos, las observaciones; 3) a través de los cálculos, las cuentas, los registro, las sumas.

paridṛṣṭa (paridṛṣṭaḥ): (m, nom, sg) 1) visto, observado; 2) regulado, demostrado.

dīrgha-: largo (en tiempo y espacio), prolongado.

sūkṣma (sūkṣmaḥ): (m, nom, sg) sutil, fino, delicado (opuesto de sthūla); 1) atómico, no visible físicamente (denota la dimensión psíquica o interna del objeto).

 

Otras variaciones del texto original:

sa tu bāhyābhyantara-stambha-vṛttiḥ deśa-kāla-saṃkhyābhiḥ paridṛṣṭo dīrgha-sūkṣmaḥ

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

yatra praśvāsa-pūrvako gaty-abhāvaḥ sa bāhyaḥ |

De éstas, la detención del flujo (de aire) tras una exhalación (completa) es (una operación) externa;

 

yatra śvāsa-pūrvako gaty-abhāvaḥ sa ābhyantaraḥ |

(A su vez) la detención del flujo (de aire) tras una inhalación (completa), es (una operación) interna.

 

tṛtīyaḥ stambha-vṛttir yatrobhayābhāvaḥ sakṛt prayantād bhavati |

La tercera (operación) es la de detención, efectuada (en cualquier momento) por medio de un simple esfuerzo, en la cual (hay) ausencia de ambas (inspiración y espiración).

 

yathā tapte nyastam upale jalaṃ sarvataḥ saṅkocam āpadyate, tathā dvayor yugapad bhavaty abhāva iti |

Igual que se evapora el agua arrojada sobre una piedra caliente (por todas partes al mismo tiempo), así cesa de forma simultánea el flujo de las otras dos.

 

trayo’py ete deśena paridṛṣṭāḥiyān asya viṣayo deśa iti |

Cada una de las tres (operaciones) se regula (i) en términos de espacio; (cada una) tiene que ver con una cierta cantidad de espacio;

 

kālena paridṛṣṭāḥ kṣaṇānām iyattāvadhāraṇenāvacchinnā ity arthaḥ |

(ii) en términos de tiempo; es decir, queda definida por su limitación a un determinado número de momentos;

 

saṃkhyābhiḥ paridṛṣṭāḥetāvadbhiḥ śvāsa-praśvāsaiḥ prathama udghātas tadvan nigṛhītasyaitāvadbhir dvitīya udghāta evaṃ tṛtīyaḥ |

(iii) en términos de número; de acuerdo al número de inspiraciones y espiraciones (que se efectúan) en el primer ciclo y, cuando éste se ha completado, cuántas más en los siguientes;

 

evaṃ mṛdur evaṃ madhya evaṃ tīvra iti saṃkhyā-paridṛṣṭaḥ |

estas prácticas se consideran suave, normal e intensa, respectivamente. De esta forma, se regula a partir del número.

El espacio puede designar las zonas del cuerpo donde se siente la respiración (tórax, abdomen, etc.), pero sobre todo, corresponde al espacio mental —creado a partir de la pacificación de la mente. El tiempo incluye la duración apropiada para cada movimiento respiratorio y los estados de suspensión, sus proporciones, ritmos y la duración total de cada ciclo. El número se aplica a las respiraciones y los ciclos (Bouanchaud, Bernard “The Essence of Yoga”).

—Un mātra es una unidad de tiempo de duración alrededor de cuatro segundos, utilizada para medir las fases respiratorias. (i) El primer ciclo abarca doce mātras, unos 48 segundos en total, respetando la proporción 1:1:1, es decir: inspiración cuatro mātras, retención con los pulmones llenos cuatro mātras y espiración cuatro mātras; o también catorce mātras, unos 56 segundos en total, con la proporción clásica 1:4:2, es decir: inspiración dos mātras, retención con los pulmones llenos ocho mātras y espiración cuatro mātras. Este es el tiempo en el cual un principiante en prāṇāyāma no siente inquietud mientras lo practica. (ii) El segundo ciclo abarca el doble, 24 o 28 mātras (unos 96 o 112 segundos), según la proporción seguida. Un principiante no debería practicarlo, antes de perfeccionar el primer ciclo. (iii) El tercer ciclo abarca 36 o 42 mātras (unos 144 o 168 segundos), según la proporción seguida. Esto está destinado solamente a practicantes “expertos” (n.a.)

 

sa khalv ayam evam abhyasto dīrgha-sūkṣmaḥ ||50||

Practicado así, (el prāṇāyāma) se vuelve prolongado y sutil.

La ausencia de mudras (contracción de ciertos músculos para prolongar la retención de prāṇa durante los ejercicios avanzados de respiración) en los Yoga Sūtras puede explicarse por la relativa brevedad en la exposición dedicada al prāṇāyāma per sé. Puesto que la aplicación de “cierres” o “sellos” es intrínseca a la ejecución de prolongadas retenciones de prāṇa, debemos considerar que mudrā es un componente implícito del Patañjala Yoga, que se hace explícito en los textos de Hatha Yoga (Burley, Mikel “Hatha-Yoga - Its Context, Theory and Practice”).

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||2.50|| bāhyavṛttiḥ śvāsō rēcakaḥ. antarvṛttiḥ praśvāsaḥ pūrakaḥ. antastambhavṛttiḥ kumbhakaḥ. tasmiñjalamiva kumbhē niścalatayā prāṇā avasthāpyanta iti kumbhakaḥ. trividhō.yaṅ prāṇāyāmō dēśēna kālēna saṅkhyayā cōpalakṣitō dīrghasūkṣmasaṅjñō bhavati. dēśēnōpalakṣitō yathā -- nāsāpradēśāntādau. kālēnōpalakṣitō yathā -- ṣaṭtriṅśanmātrādipramāṇaḥ. saṅkhyayōpalakṣitō yathā -- iyatō vārānkṛta ētāvadbhiḥ śvāsapraśvāsaiḥ prathama udghātōbhavatīti. ētajjñānāya saṅkhyāgrahaṇamupāttam. udghātō nāma nābhimūlātprēritasya vāyōḥ śirasi abhihananam.

Su modificación externa es la exhalación o espiración. Su modificación interna, es la inhalación o inspiración. Su modificación detenida dentro es la retención (kumbhaka). Es llamado así porque, entonces, el aliento vital permanece inmóvil, como el agua en un recipiente (kumbha). Este triple control de la respiración, determinado por el lugar, el tiempo y el número, es llamado prolongado o sutil. Está caracterizado por el lugar, como cuando mide doce de principio a fin, desde la nariz, con lo cual se quiere decir que se extiende “doce dedos a partir de la nariz”. Está caracterizado por el tiempo, como cuando su duración es de treintaiséis instantes. Está caracterizado por el número, como cuando es realizado repetidas veces. Con tales inspiraciones y espiraciones se logra el primer udghāta, y para saberlo es preciso recurrir a una cifra. Udghāta es el choque del viento en la cabeza, al ser impulsado hacia arriba desde la raíz del ombligo.

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

Hay una operación interna, otra externa y otra de retención. La exterior es la operación en la cual el aire del exterior se inspira; también se denomina “llenado” (puraka). La operación interna es aquella en que el aire es espirado al exterior; también se denomina “expulsión” (recaka). La tercera no está precedida ni por la inspiración ni por la espiración; se efectúa con un sencillo esfuerzo reduciendo simultáneamente a cero el flujo de prāṇa y apāna. En la operación externa, el flujo de entrada se siente desde la punta de la nariz hasta los dedos, y en la operación interna el aire espirado se siente en todo el recorrido desde los dedos hasta la punta de la nariz. En la operación de retención se siente difundiéndose por el cuerpo desde la cabeza hasta la planta de los pies. Aquí también, su difusión interna es relativa a su recorrido (se comprueba moviendo con el aliento un hilo colgando a una determinada distancia). Se practican en cuanto al tiempo, es decir, cuánto tiempo puede durar la respiración; y en cuanto al número, es decir, cuantas (respiraciones) lleva completar el ciclo. El primer ciclo se completa cuando el aliento agitado al principio es controlado (asciende y) llega a la cabeza. Esta es la práctica suave. A continuación, una vez el aire controlado ha ascendido a la cabeza, se cuentan las respiraciones que lleva completar el segundo ciclo; el prāṇāyāma en este punto se denomina medio. Después, se practica contando el número de respiraciones que lleva completar el tercer ciclo. Esta práctica es la denominada intensa. De esta forma, la respiración se alarga a medida que se van dominando las etapas, en base al espacio, tiempo y número. Los textos sagrados dicen que los sabios (ṛśis) pueden prolongar una respiración durante años. De esta forma se vuelve alargada y, cuando la respiración se vuelve larga y lenta, se transforma en sutil.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | II.50 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación