Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | II.53 | Siguiente

Actualizado: agosto, 2018

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

kiṃ ca,

Además,

 

धारणासु च योग्यता मनसः॥५३॥

dhāraṇāsu ca yogyatāmanasaḥ ||53||

[El control de la respiración] también facilita la concentración de la mente

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

Y disposición de la mente para dhāraṇā-centramiento

Georg Feuerstein

Y [el yogui adquiere] aptitud mental para la concentración

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

Y de ahí, aptitud del órgano mental para las concentraciones

P. V. Karambelkar

Y (también como consecuencia de prāṇāyāma) aptitud de la mente (para iniciarse) en los dhāraṇās

James Haughton Woods

También se capacita al órgano central para fijar las atenciones

Pandit Usharbudh Arya

[A través del prāṇāyāma] también se desarrolla la capacidad y aptitud para mantenerse centrado en el campo de la práctica de dhāraṇās

26. Phulgenda Sinha

Y la mente (manas) se vuelve capaz de (practicar) la concentración

Emilio García Buendía

Y (se produce) la aptitud de la mente en la concentración

Oscar Pujol

Y la mente queda capacitada para las concentraciones

 

Vocabulario

dhāraṇāsu ca yogyatā manasaḥ

ca (y) yogyatā (aptitud) manasaḥ (de la mente) dhāraṇāsu (para la concentración)

 

dhāraṇa (dhāraṇāsu): (f, loc, pl) en la concentración, sobre la retención; 1) para la unidireccionalidad mental o atención (ekāgratā) efectuada con ánimo de comprender el objeto.

—Durante el estado de dhāraṇā en el proceso de meditación, el pratyaya (la experiencia de citta) del viṣaya (objeto) escogido, que citta mantiene durante el proceso de dhāraṇā, se mantiene con continuas variaciones. Esto sucede a causa de las innumerables asociaciones diferentes que citta tiene en relación con el significado de tal objeto. Resulta imposible ser consciente de todos estos significados asociados al mismo tiempo. Algunos pueden dominar en un momento dado mientras que otros se atenúan. Por tanto, la naturaleza exacta del pratyaya (experiencia concreta de citta en un momento determinado) oscilará con variaciones sustanciales de un momento a otro. Se puede expresar esto con otras palabras, durante dhāraṇā citta obtiene distintos pratyayas de un mismo objeto (para completar esta explicación, consultar los sūtras II.1 y ss.). Esto es lo que se indica con el plural de dhāraṇāsu (Karambelkar, Dr. P.V. “Pātañjala Yoga Sūtra”, pag. 331-332).

ca: y, también, incluso.

yogya (yogyatā): (f, nom, sg) aptitud, capacidad, habilidad.

manas (manasaḥ): (n, gen, sg) de la mente; 1) del aspecto mental inferior; 2) de la mente sensible, receptora de las sensaciones internas y externas, recibidas a través de los sentidos.

—La palabra manas es védica (Cf. RS X.58.12,…) y designa una realidad compleja y diferente según los contextos. En el sánscrito clásico, el sentido más habitual y no especializado, es el de “espíritu”, “mente”; este manas es destacadamente “inestable” (cf. BhG VI.26). Sobre todo, en el yoga, se trata de dominarlo si no se habla de destruirlo (nāśa). Además, la palabra se considera en la antigüedad según tres acepciones técnicas diferentes: 1º En el Sāṃkhya, es un indriya (como el olfato o la vista) de naturaleza material, es decir, un “sentido mental”. Es un sentido no especializado, una especie de intersección que adopta el papel de “sentido común” a los demás sentidos; recoge y sintetiza (saṃkalpa) los aportes sensoriales y cenestésicos, sobre todo los que derivan de los órganos sensoriales del conocimiento (jñānendriya) y los transmite, para que puedan tener un fin, a los “órganos sensoriales de acción”, “karmendriya”. Como jñānendriya y karmendriya se dirigen hacia el exterior, se califican de bāhya, externos, en oposición al antaḥkaraṇa “órgano interno” donde el manas es el tercer elemento junto con buddhi y ahaṃkāra (Cf. Sāṃkhya Kārikā 33). 2º En el Yoga antiguo, precisamente el de los YS, la palabra manas se emplea rara vez (3 contra 21 que se emplea citta). Además, la organización de la psicología en el YS difiere sensiblemente de la del Sāṃkhya, en cuanto que comprende citta y asmita, en lugar de buddhi, manas y ahaṃkāra. 3º En el Nyāya antiguo que integra de forma masiva los conceptos Vaiśeṣika, es un órgano que se infiere (Vaiśeṣika-Sūtra III.2.1). Su interposición como obstáculo (āvaraṇa en NS II.1.19) entre los sentidos externos y el Sí es la condición necesaria, pero no suficiente del conocimiento objetivo; el manas hace que el conocimiento esté determinado y por tanto, le impide ser completo (Morera, Conchita "Yogasūtra de Patañjali II", nota 152).

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

prāṇāyāmābhyāsād eva pracchardana-vidhāraṇābhyāṃ vā prāṇasya iti vacanāt ||53||

Ciertamente, a través de la práctica de prāṇāyāma (se facilita la concentración). Por esto, se dijo (I.34): “de forma opcional, se obtiene la pacificación de la mente por medio de la expulsión y la retención del aliento”.

—Esta es la única vez en que se rompe la secuencia de exposición de los ocho auxiliares del Patanjalayogaśāstra —al introducir la fijación antes que la retirada de los sentidos (II.54)— sugiriendo quizás que en el Patanjalayogaśāstra, como en otros textos tántricos tardíos, el control avanzado de la respiración puede ser equivalente o funcionar como la retracción sensorial (Mallinson, James “Roots of Yoga”, pag. 285).

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||2.53|| dhāraṇā vakṣyamāṇalakṣaṇastāsu prāṇāyāmaiḥ kṣīṇadōṣa manō yatra yatra dhāryatē tatra sthirī bhavati na vikṣēpaṅ bhajatē.

Las características de la concentración serán descritas más adelante. La mente, cuyos defectos han sido aniquilados por estos métodos de control de la respiración, se afirma allí donde es fijada y no experimenta distracción.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | II.53 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación