Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | III.4 | Siguiente

Actualizado: febrero, 2017

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

tad etad dhāraṇā-dhyāna-samādhi-trayam ekatra saṃyamaḥ—

El grupo (compuesto por) concentración, meditación e interiorización perfecta, aplicado al mismo objeto, es la contemplación (saṃyama).

 

त्रयमेकत्र संयमः॥४॥

trayamekatra saṃyamaḥ ||4||

Las tres [prácticas] juntas (es decir, concentración, meditación e interiorización completa sobre un mismo objeto), constituyen la contemplación

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

El grupo de tres (dhāraṇa, dhyāna y samādhi, practicados) juntos como uno solo, es saṃyama–perfecta regulación de citta

Georg Feuerstein

Las tres [practicadas] juntas [en relación al mismo objeto] son [lo que se conoce como] restricción (saṃyama).

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

La unidad de estas tres es saṃyama

P. V. Karambelkar

Las tres (es decir, dhāraṇa, dhyāna y samādhi), (1) en un punto (es decir, en un sujeto); (2) juntas (se transforman en) saṃyama

James Haughton Woods

Las tres en una son la restricción

32. Phulgenda Sinha

La práctica conjunta de los tres (Dhāraṇa, Dhyāna y Samādhi) se denomina Saṃyama

Emilio García Buendía

Los tres en uno (es) saṃyama

Oscar Pujol

La aplicación simultánea de estas tres en un solo punto es el dominio

 

Vocabulario

trayam ekatra saṃyamaḥ

trayam (las tres) ekatra (juntas) saṃyamaḥ (constituyen la contemplación)

 

traya (trayam): (n, nom, sg) triple, los tres, tres veces, tres caminos, tres pasos.

ekatra: (indecl) en uno, en el mismo lugar, juntos.

saṃyama (saṃyamaḥ): (m, nom, sg) control, mantener unido, autocontrol; 1) control mental, concentración perfecta, completo sometimiento, autocontrol total; 2) práctica continuada de concentración (dhāraṇa), meditación (dhyāna) e identificación completa (samādhi) sobre un mismo objeto.

Saṃyama (fuerza, encierro, reserva) es la práctica mantenida de dhāraṇā, dhyāna, y samādhi sobre un mismo objeto. Esta técnica es la forma yóguica de hacer investigación pues produce toda clase de conocimiento suprasensorial (prajñā). También se usa a veces en el sentido de “control”, especialmente en conexión con el dominio de los sentidos (Feuerstein, George “Encyclopedic Dictionary of Yoga”).

El significado de la palabra sánscrita saṃyama —perfecto dominio o control— es distinto del significado asignado en otros textos, en los que se encuentra más próximo a renunciación, voto religioso o control de los sentidos (Bhāgavad Gītā II.61; IV.26 y IV.27). Estas distintas interpretaciones no son contradictorias. Mantener la mente concentrada largo tiempo en un único objeto exige involucración total e inhibición de incursiones en otros campos. Sin embargo, este compromiso debe hallarse libre de deseo o se volverá ciego y sectario. El dominio perfecto, por tanto, implica discernimiento, es decir, desapego ante las capacidades adquiridas (Bouanchaud, Bernard “The Essence of Yoga”).

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

eka-viṣayāṇi trīṇi sādhanāni saṃyama ity ucyate |

Las tres prácticas (anteriores) dirigidas sobre un mismo objeto se consideran la contemplación.

 

tad asya trayasya tāntrikī paribhāṣā saṃyama iti ||4||

Por consiguiente, el término técnico establecido ahora en el sistema para estas tres (prácticas) es “contemplación”.

Estos ejercicios se denominan “sutiles” para indicar que no implican ninguna nueva técnica fisiológica. Se parecen tanto entre sí que, aún si se dedica a uno de ellos (por ejemplo a la concentración), el yogui no puede quedarse exclusivamente en él sin dificultad y hasta puede deslizarse, involuntariamente, hacia la “meditación” o la “énstasis”. Por esto, estos tres últimos ejercicios yogas reciben el nombre común de saṃyama (Eliade, Mircea “Técnicas del yoga”).

Dhāraṇā es atención unidireccional. Se transforma en dhyāna al mantenerse en el tiempo mientras disuelve su carácter unidireccional, implícito en la palabra “concentración”. Cuando ésta se torna omnidireccional, lo cual es también no-direccional (es decir, difundida por igual pero sin pérdida de atentividad), lleva a la absorción total (samādhi). La prolongación continuada de estos tres aspectos sutiles del yoga conforma una sola unidad, denominada saṃyama. Saṃyama es un estado de inmovilidad, y saṃyami es quien subyuga sus pasiones y permanece inmóvil (Iyengar, BKS “Luz sobre los Yoga Sūtras de Patañjali”, p. 263).

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||3.4|| ēkasminviṣayē dhāraṇādhyānasamādhitrayaṅ pravartamānaṅ saṅyamasaṅjñayā śāstrē vyavahriyatē.

Esta triada, conformada por la concentración, la meditación y el énstasis, cuando es aplicada a un solo objeto de conocimiento, es denominada en este tratado con el término saṃyama.

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

Las tres (prácticas), perfeccionadas poco a poco, forman parte del objetivo de esta sección y se las denomina técnicamente control mental (saṃyama). En varios pasajes, cuando surge la cuestión de hacerse con algo que se desea conocer, de dominar algo que se desea dominar, se enseña que se debe utilizar un control mental determinado; y en todos estos pasajes, control mental es el término técnico usado para las tres (prácticas). Así por ejemplo, se dirá (III.16): “efectuando la contemplación sobre los tres tipos de cambio, por la forma, el tiempo y el estado, surge el conocimiento del pasado y del futuro”, y (III.44): “efectuando la contemplación sobre la forma física, la naturaleza esencial, la forma sutil, la interconexión y el sentido de los objetos, se logra el dominio de los elementos”.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | III.4 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación