Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | III.9 | Siguiente

Actualizado: febrero, 2017

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

atha nirodha-citta-kṣaṇeṣu calaṃ guṇa-vṛttam iti kīdṛśas tadā citta-pariṇāmaḥ?

Ahora bien, puesto que en los momentos de inhibición de la mente los cambios entre las cualidades fundamentales (guṇa) no se producen, ¿en qué consiste la transformación inhibidora? (YB.II.15: “la mente se encuentra constantemente en movimiento a causa del cambio continuo entre los constituyentes fundamentales”).

 

व्युत्थाननिरोधसंस्कारयोरभिभवप्रादुर्भावौ निरोधक्षणचित्तान्वयो निरोधपरिणामः॥९॥

vyutthānanirodhasaṃskārayorabhibhavaprādurbhāvau nirodhakṣaṇacittānvayo nirodhapariṇāmaḥ ||9||

La transformación inhibidora, propia de la mente en cada momento de quietud, surge cuando desaparecen las impresiones latentes activadoras [del estado mental ordinario] y aparecen las inhibidoras

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

La inmersión del saṃskāra-activador subliminal de externalización y la emergencia del saṃskāra del nirodha-acto de finalizar (los cittavṛttis) es el nirodha-pariṇāma (nirodha-transformación) que está conectado a citta-campo de energía de la conciencia en el momento del nirodha

Georg Feuerstein

[Cuando se da] la subyugación de los activadores [subliminales] (saṃskāras) de emergencia y la manifestación de los activadores de restricción, [esto se conoce como] la transformación de restricción, que se conecta con la conciencia en el momento de restricción (nirodha).

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

[En relación con] los dos saṃskāras de emergencia y restricción, cuando domina el que surge (emergente), sigue después un momento de restricción en la mente; este es el pariṇāma de restricción

P. V. Karambelkar

La transformación-nirodha se da cuando citta toma contacto con el momento de nirodha (condición sin vṛttis, que puede suceder de forma natural) mientras (1) El saṃskāra (impresión o influencia de los vṛttis) emergente se debilita y desaparece, y el saṃskāra inhibidor (impresión o influencia de la cesación de los vṛttis) aparece; (2) el saṃskāra (impresión) de absorción en la mundanalidad se debilita y el saṃskāra (impresión) del nirodha (=cesación de los vṛttis) aparece

James Haughton Woods

Cuando una impresión subliminal de emergencia se vuelve invisible y una impresión subliminal de restricción se vuelve visible, la mutación de restricción está conectada inseparablemente con el complejo mental en su periodo de restricción

37. Phulgenda Sinha

La desaparición de la imagen emergente y la aparición de la imagen de lo que se ha suprimido; este estado de la mente en ambas condiciones se denomina resultado del Nirodha (restricción)

Emilio García Buendía

El cambio de la detención (es) la desaparición y manifestación de las impresiones subconscientes tanto de las de emergencia (de percepciones) como las de detección, (las cuales están en) conexión con la mente en el momento de la detención

Oscar Pujol

La transformación de la [mente] detenida se produce cuando se inhibe la impresión latente emergente y se manifiesta la impresión latente detenida, concomitante con la mente en el momento de la detención

 

El grupo de aforismos III.9 a III.15 trata de los aspectos más oscuros de la teoría yoga. El término clave de este grupo concreto es pariṇāma o “transformación”. El propósito aparente de estos sūtras es la exposición de la dinámica de transformación gradual de la conciencia activa en conciencia enstática bajo la terminología de la teoría de causación específica suscrita por Patañjali. El concepto de pariṇāma se ha elaborado para dar respuesta a la cuestión de cómo es posible que todo esté en continuo cambio. Según el yoga, los estados o condiciones para el cambio tienen una base real, es decir prakṛti, pues nada puede surgir de la nada. Por otro lado, transformación significa desaparición de una condición real (avasthā) y aparición de otra condición igualmente real, con el mismo substratum. Dicho de otra forma, prakṛti es la sustancia que permanece (dharmin) y todas sus manifestaciones son las “cualidades” (dharma) (III.14). En este aforismo, la conciencia se considera como la sustancia que permanece invariable a través de los cambios que tienen lugar practicando las técnicas del yoga. Asimismo, los activadores subliminales y las vivencias se consideran como “aspectos” de esa sustancia única y constante (Feuerstein, Georg “The Yoga-Sūtra of Patañjali”).

—Habitualmente, la mente es extrovertida (vyutthāna) y se encuentra en un proceso continuo de captación y asimilación de objetos externos. Incluso cuando está soñando, aun cuando no se halle presenta esa exterioridad, la mente trabaja con las impresiones latentes almacenadas del exterior y construye un mundo interno basado en materiales recogidos por esas percepciones externas. Por lo tanto, aún en el estado de sueño o el pensar con los ojos cerrados representa a la mente extrovertida. La gran transformación que busca el yoga es pasar de una mente extrovertida (vyutthita) a una mente detenida (niruddha) y aprocesal (avṛtti). Para ello es necesario que la mente abandone su estado de dispersión (sarvārthatā) y se concentre en un solo punto (ekāgratā). La transformación mental que lleva a su detención final requiere pues una elaborada teoría sobre la transformación de la materia, ya que para el yoga la mente es solo una modificación de la materia. Esta teoría establece tres tipos de cambio que en realidad son formas distintas de observar uno solo: la transformación continuada de la materia (Pujol, Oscar “Patañjali”, pag. 40)

—La mente, formada por los guṇa, está en un proceso de cambio constante. Este cambio constante es fácil de percibir en una mente emergente, pero ¿cómo detectarlo en una mente que se está aquietando, que más bien parece que no cambie y se encuentre inactiva? La respuesta es que el cambio viene inducido por una impresión latente obstructiva (nirodhasaṃskāra) que tiene la capacidad de ir destruyendo las impresiones latentes emergentes (vyutthānasaṃskāra) que ocasionan la dispersión mental (vikṣepa) Sin postular esta impresión latente obstructiva o detenida sería imposible la detención final de la mente, porque, aunque controlásemos las percepciones emergentes, dejaríamos intactas, en forma de semillas, las impresiones emergentes que podrían volver a generar percepciones emergentes (Pujol, Oscar “Yogasūtra”, pag. 244)

 

Vocabulario

vyutthāna-nirodha-saṃskārayoḥ abhibhava-prādur-bhāvau nirodha-kṣaṇa-citta-anvayaḥ nirodha-pariṇāmaḥ

nirodha-pariṇāmaḥ (la transformación inhibidora), nirodha-kṣaṇa-citta-anvayaḥ (propia de la mente en cada momento de quietud), vyutthāna-nirodha-saṃskārayoḥ abhibhava-prādur-bhāvau (surge cuando desaparecen las impresiones latentes activadoras del estado mental ordinario y aparecen las inhibidoras)

 

vyutthāna-: 1) gran actividad independiente, agitación, emergencia, externalización; 2) despertar, salir o dirigirse hacia los objetos exteriores; 3) estado de conciencia ordinario.

nirodha-: restricción, control, supresión; 1) inhibición o limitación de la acción dentro de un área definida; 2) proceso de supresión, cesación o quietud mental.

saṃskāra (saṃskārayoḥ): (m, gen, du) de la latencia; 1) de la impresión latente o subliminal; a partir de la huella psíquica dejada por una experiencia anterior en la memoria profunda; 2) desde la consecuencia de una acción que condiciona otra futura.

Saṃskāra tiene un significado psicológico: designa las impresiones indelebles dejadas en nuestro subconsciente detrás de nuestras experiencias diarias, conscientes o inconscientes, internas o externas, deseables o no. Estas impresiones no son simplemente vestigios pasivos de las acciones y voliciones de la persona sino fuerzas altamente dinámicas en la vida psíquica propia. Continuamente impulsan la conciencia a la acción. Aquí, se distinguen dos variedades de activadores subliminales: los que conducen a la externalización (vyutthāna) de la conciencia y los que causan la inhibición (nirodha) del proceso consciente. El yogui debe cultivar el segundo tipo de saṃskāras para alcanzar el samādhi, lo cual le previene acerca de renovadas generaciones de activadores subliminales (Feuerstein, George “Encyclopedic Dictionary of Yoga”).

vyutthānasaṃskāra (vyutthānasaṃskārayoḥ): (m, gen, du) a partir de las impresiones latentes activadoras del estado mental ordinario.

nirodhasaṃskāra (nirodhasaṃskārayoḥ): (m, gen, du) a partir de las impresiones latentes inhibidoras del estado mental ordinario.

abhibhava-: subyugación, sometimiento, dominación, desaparición; 1) opuesto a la manifestación o aparición, prādurbhāva.

prādur-: afuera, en el exterior; 1) visible, manifiesto, evidente.

bhāva- (bhāvau-): (m, nom, du) persistencia, esencia, estado, condición.

prādurbhāva (prādurbhāvau):( m, nom, du) aparición, manifestación, revelación; 1) opuesto a la desaparición o subyugación, abhibhava.

nirodha-: restricción, control, supresión; 1) inhibición o limitación de la acción dentro de un área definida; 2) proceso de supresión, cesación o quietud mental.

kṣaṇa-: 1) momento, instante, unidad mínima de tiempo.

citta-: mente, razón, inteligencia, conciencia; 1) sensación, aquello que es percibido, aquello sobre lo que la mente se fija; 2) mente o conciencia en su totalidad, como conjunto de todas sus actividades y funciones; 3) la sede, el órgano, el conjunto de las funciones, actividades, procesos intelectivos, volitivos y emocionales del individuo; 4) se compone de intelecto (buddhi, asmitāmātra), conciencia de existencia individual (asmitā, ahaṃkāra) y mente sensible (manas); 5) es similar al concepto de instrumento interno (antaḥkaraṇa) en el sāṃkhya y el vedānta).

anvaya (anvayoḥ): (m, nom, sg) asociación, conexión; nexo, vínculo.

nirodha-: restricción, control, supresión; 1) inhibición o limitación de la acción dentro de un área definida; 2) proceso de supresión, cesación o quietud mental.

pariṇāma (pariṇāmaḥ): (m, nom, sg) transformación, cambio, evolución, modificación, desarrollo natural.

nirodhapariṇāma (nirodhapariṇāmaḥ): (m, nom, sg) transformación mental propia de los momentos de quietud.

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

vyutthāna-saṃskārāś citta-dharmā na te pratyayātmakā iti pratyaya-nirodhe na niruddhāḥ | norodha-saṃskārā api citta-dharmāḥ, tayor abhibhava-prādurbhāvau | vyutthāna-saṃskārā hīyante, nirodha-saṃskārā ādhīyante |

Las impresiones latentes activadoras del estado mental ordinario son propiedades de la mente; no tienen la naturaleza de las ideas. Puesto que no son ideas, no resultan inhibidas cuando se inhiben éstas. Las impresiones latentes que fomentan la quietud mental son también propiedades de la mente. Entre ambos estados hay alternancia entre sometimiento y predominio: (en el estado mental inhibido) las impresiones latentes activadoras del estado mental ordinario son excluidas y las activadoras del estado mental inhibido dominan.

 

nirodha-kṣaṇaṃ cittam anveti | tad ekasya cittasya pratikṣaṇam idaṃ saṃskārānyathātvaṃ nirodha-pariṇāmaḥ |

En el instante de inhibición, la mente concilia el sometimiento y el predominio. Durante la persistencia del cambio entre las impresiones latentes de la mente, aparece la transformación inhibidora.

La transformación mediante la restricción de la conciencia se logra a través del estudio de los momentos de silencio que se dan entre la aparición de impresiones y nuestro impulso de restringirlas y entre el impulso de restricción y la recurrencia del pensamiento. En III.4, Patañjali presenta dhāraṇā, dhyāna y samādhi como tres hilos trenzados en una única hebra, integrada y desplegada. A continuación introduce tres transformaciones de la consciencia relacionadas directamente con ellos, ... Estas transformaciones son nirodha, samādhi y ekāgratā pariṇāma y están relacionadas con las tres transformaciones en la naturaleza: dharma, lakṣaṇa y avasthā pariṇāma (III.13), ... La palabra transformación sugiere a nuestra imaginación una serie de pasos en una estructura estática, pero resulta más útil concebirla como un flujo armonioso, como el que nos ofrece la moderna física de partículas. Nirodhapariṇāma se refiere al método utilizado en meditación, cuando dhāraṇā pierde su agudeza de atención sobre el objeto, y es la propia inteligencia la que pasa a ser enfocada. En dhāraṇā y nirodhapariṇāma, la observación es una iniciativa dinámica. Mediante nirodhapariṇāma —transformación a través de la restricción o supresión—, la consciencia aprende a calmar sus propias fluctuaciones y distracciones, tanto deliberadas como no deliberadas. El método consiste en percibir, asir, y finalmente ampliar esas pausas subliminales de silencio que se producen entre el surgir y la restricción de los pensamientos, y viceversa. Mientras una impresión sea sustituida por una contraimpresión, la consciencia se alza contra ella. Este estado se denomina vyutthānacitta o vyutthānasaṃskāra (impresiones emergentes). La restricción de las ondas emergentes de consciencia y la superación de esas impresiones son nirodhacitta o nirodhasaṃskāra. Los valiosos momentos psicológicos de intermisión (nirodhakṣaṇa) en los que hay calma y silencio, deben prolongarse y convertirse en momentos de consciencia extracronológicos, sin principio ni fin (Iyengar, BKS “Luz sobre los Yoga Sūtras de Patañjali”, p. 269-271).

 

tadā saṃskāra-śeṣaṃ cittam iti nirodha-samādhau vyākhyātam ||9||

Ahí, en la inhibición de la interiorización completa, la mente está formada solo por impresiones subliminales, tal como ha sido explicado (anteriormente) (I.18).

Este aforismo presenta la cesación comentada en I.2 en términos filosóficos de “cambio”. De esta forma, la condición de cesación se debe a la actualización de un tipo concreto de activadores subliminales que inhiben otros activadores subliminales responsables a su vez de la extroversión de la conciencia. Sin embargo, estos activadores subliminales no son destruidos; simplemente permanecen en estado latente, pues prakṛti no puede ser destruido. La destrucción es solo destrucción aparente, puesto que está subordinada a la experiencia de la conciencia. La creación de activadores subliminales, favorables a la condición de restricción, tampoco es una creación propiamente hablando; de forma más precisa es la actualización de las posibilidades siempre presentes en la Naturaleza. Se piensa que el estado de restricción se compone de impulsos momentáneos (kṣaṇa) hacia la restricción. Realmente, todos los estados de conciencia consisten en tales series de momentos, puesto que el tiempo en si mismo es una sucesión (krama) de unidades estructurales (Feuerstein, Georg “The Yoga-Sūtra of Patañjali”).

—Durante la oscilación de la mente entre las impresiones de gran actividad y las impresiones de no actividad o quietud, cuando la mente se asocia con la quietud, tiene lugar una transformación que se llama nirodhapariṇāma, una transformación ocasionada por la asociación con un estado vacío de movimiento. Mirar los objetos o el mundo objetivo, produce gran actividad en la mente (vyutthāna). Vemos que la mente es un producto del pasado y que está compuesta por impresiones de experiencias pasadas (saṃskāra) que son de dos géneros: la impresión de actividad (de la que toman forma los vṛttis) y las impresiones de no actividad o quietud (nirodha). Y cuando el yogui mira ahora algo, halla que su mente oscila entre dos polos: el de actividad y el de quietud, inclinándose de forma natural hacia el polo de no movimiento, o nirodha (Desphande, P.Y. “El auténtico Yoga”).

—Al tratar de practicar la concentración, la voluntad está tratando en todo momento de suprimir las distracciones y substituirlas por el objeto escogido para meditar; en cada uno de estos esfuerzos debe haber un momento pasajero en que no están presentes ni la distracción ni el objeto, y la mente no tendrá ningún contenido; o si lo hay, la mente estará en una condición inmodificada (Taimni, I.K. “La ciencia de la Yoga”).

—La mente puede tener dos estados, basados en dos tendencias distintas: la distracción y la atención. Ahora bien, a cada instante prevalece un solo estado y ese estado determina el comportamiento, las actividades y los modos de expresión de la persona. Cuando prevalece el estado de atención, nuestra actitud es serena, nuestra respiración es apacible y nuestra concentración sobre nuestro objeto es tal que estamos completamente absortos en él y olvidamos todo lo que nos rodea. Por el contrario, en estado de distracción, nuestra actitud no es serena en absoluto, nuestra respiración es irregular y nuestras actitudes apenas reflejan la más mínima capacidad de atención (Desikachar, TKV “Yoga-sūtra de Patañjali”).

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||3.9|| vyutthānaṅ kṣiptamūḍhavikṣiptākhyaṅ bhūmitrayam. nirōdhaḥ prakṛṣṭasattvasyāṅgitayā cētasaḥ pariṇāmaḥ. tābhyāṅ vyutthānanirōdhābhyāṅ yau janitau saṅskārau tayōryathākramamabhibhavaprādurbhāvau yadā bhavataḥ. abhibhavō nyagbhūtatayā kāryakaraṇāsāmarthyēnāvasthānam. prādurbhāvō vartamānē.dhvani abhivyaktarūpatayā||virbhāvaḥ. tadā nirōdhakṣaṇē cittasyōbhayavṛttitvādanvayō yaḥ sa nirōdhapariṇāma ucyatē. ayamarthaḥ -- yadā vyutthānasaṅskārarūpō dharmastirōbhūtō bhavati, nirōdhasaṅskārarūpaścā||virbhavati, dharmirūpatayā ca cittamubhēyānvayitvē.pi nirōdhātmanā.vasthitaṅ pratīyatē, tadā sa nirōdhapariṇāmaśabdēna vyavahriyatē. calatvādguṇavṛttasya yadyapi cētasō niścalatvaṅ nāsti tathā.pi ēvaṅbhūtaḥ pariṇāmaḥ sthairyamucyatē.

La experiencia ordinaria comprende los tres niveles de la mente: el inestable, el confuso y el indeciso. Cesación es el proceso de transformación de la mente, que está marcado por la cualidad pura (sattva) en grado eminente. Los dos tipos de impresiones latentes, cuya desaparición y aparición se dan sucesivamente, se originan de la experiencia ordinaria y de la cesación. Desaparición es la condición en virtud de la cual no existe capacidad para producir un efecto, por estar ésta disminuida. Aparición es la condición en virtud de la cual se manifiesta una forma en el momento presente. Entonces, en el instante de la cesación, se dice que el proceso de transformación constituido por la cesación, es inherente (anvaya) a la mente, porque ambos son modificaciones de la mente. El sentido es el siguiente. Cuando la naturaleza esencial de las impresiones latentes de la experiencia ordinaria se vuelve rígida, y se hace manifiesta la de las impresiones latentes de la cesación, y la mente, por su naturaleza esencial, se presenta conectada con ambas, esto se designa con el término de transformación en tanto que cesación (nirodhapariṇāma). Aun cuando no se ha logrado la inmovilidad de la. mente, debido a la movilidad propia de las modificaciones de las cualidades de la Naturaleza Primordial (guṇa), sin embargo, se dice que esta transformación, así lograda, es estable (sthairya).

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

Activador significa yendo en varias direcciones para funcionar en forma de ideas en la mente. Una impresión latente (saṃskāra) activadora (del estado mental ordinario), al no ser realmente una idea, no resulta inhibida cuando se inhiben éstas. No es sometida aunque lo hayan sido las ideas activas. A partir de la restricción de las ideas, sin embargo, se establece una impresión latente de restricción.

Objeción: ¿son independientes la aparición de uno y la desaparición del otro?

Respuesta: no.

Objeción: ¿entonces, cómo sucede?

Respuesta: las impresiones latentes activadoras resultan incapaces de llevar a cabo sus efectos dominando las impresiones latentes de restricción.

Objeción: en los momentos de restricción, ¿la mente concilia el sometimiento y la predominancia?

Respuesta: la transformación inhibidora en la mente tiene lugar cuando se concilian los estados de sometimiento (del activador) y de predominancia (del inhibidor).

El cambio de impresión latente por sometimiento del activador y dominación del inhibidor surge por exclusión del activador, aunque exista todavía alguna conexión, y predominancia del inhibidor, en razón de su gran poder. Y esto se denomina transformación inhibidora.

Como se afirmó anteriormente (I.18): “el nirodha anterior da lugar a otro (nirodhasaṃprajñāta) superior, si está precedido del esfuerzo por estabilizarse en la vivencia de cesación (de vitarka, vicāra, ānanda y asmitā) y, cuando sucede, solo queda una impresión latente”. Dado que este cambio termina en inhibición, puesto que consiste en ausencia de ideas, se denomina transformación inhibidora. En (la interiorización perfecta, samādhi) con conocimiento, aunque todavía existen ideas, no hay referencia a ellas. Aquí solo se hace referencia al instante de cambio entre impresiones latentes. Aunque podría haber también interiorización perfecta cuando la conciencia se encuentra en estado inhibido, no se está haciendo referencia a ello, sino solo al instante de la restricción. De lo que se está tratando es solo del cambio de impresiones latentes, lo cual sucede en la condición de (interiorización perfecta) con semilla. No se trata de las ideas y la unidireccionalidad de la interiorización perfecta.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | III.9 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación