Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Āsanas | Prāṇāyāma | Meditación | YOGA SŪTRAS | Darśana

Samādhi Pāda | Sādhana Pāda | VIBHŪTI PĀDA | Kaivalya Pāda | Vocabulario | Bibliografía

Anterior | III.12 | Siguiente

Actualizado: julio, 2019

 

ततः पुनः शान्तोदितौ तुल्यप्रत्ययौ चित्तस्यैकाग्रतापरिणामः॥१२॥

tataḥ punaḥ śāntoditau tulyapratyayau cittasyaikāgratāpariṇāmaḥ ||12||

Por tanto, la transformación [de la mente] propia de la concentración en un punto [se produce] cuando las ideas que se reprimen y las que aparecen en la mente son similares

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

Entonces, además, cuando śānta–aquietamiento y udita–surgimiento son el mismo pratyaya, hay ekāgratā-pariṇāma–transformación de unidireccionalidad de citta-el campo

Georg Feuerstein

Entonces, además, cuando las ideas que desaparecen [presentes en la conciencia] y las que surgen son similares, [esto se conoce como] la transformación unidireccional de la conciencia

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

Ahora, cuando hay similitud entre las ideas que surgen y las que desaparecen, hay pariṇāma de unidireccionalidad de la mente

P. V. Karambelkar

La ekāgratāpariṇāma (transformación uni-objetiva) de citta es (aquella) en que son idénticas la experiencia (de citta), la cual ha disminuido, (y) la experiencia que surge ahora (en citta)

James Haughton Woods

Entonces, además, cuando las ideas que desaparecen y las que surgen son similares [con respecto a tener un único objeto], el complejo mental tiene una transformación de concentración unidireccional

40. Phulgenda Sinha

Entonces, además, cuando el objeto que se transforma (visto por los ojos externos y mantenido mentalmente) aparece exactamente de la misma forma ante el ojo mental (en la mente), esta transformación (resultante) se denomina Ekāgratāpariṇāma (resultado de la concentración)

Emilio García Buendía

Por eso una vez más, la transformación consistente en la fijación de la atención en un solo punto de la mente (se produce cuando son) iguales las ideas tranquilas y las surgidas (en la contemplación de un objeto)

Oscar Pujol

La transformación de la mente concentrada se produce cuando la percepción anterior y la posterior tienen el mismo contenido

Chip Hartranft

Es decir, la mente se transforma hasta alcanzar la concentración a medida que unas percepciones van surgiendo y otras van desapareciendo de manera continua

 

Vocabulario

tataḥ punaḥ śānta-uditau tulya-pratyayau cittasya ekāgratā-pariṇāmaḥ

tataḥ (por tanto), punaḥ (además), śānta-uditau tulya-pratyayau (la similitud entre la idea que se reprime y la que aparece), cittasya ekāgratā-pariṇāmaḥ (es la transformación de la mente propia de la concentración en un punto)

 

tad (tataḥ): (indecl) en consecuencia, de esta forma, de ahí, desde allí, desde entonces, por eso, por lo tanto, por consiguiente, así, como, igual que.

punar (punaḥ): (indecl) repetido, renovado, de nuevo, además.

śānta-: inmóvil, quieto, pacífico, imperturbable; 1) el objeto en tiempo pasado;

udita (uditau): (m, nom, du) surgido, aparecido, activo, actual; 1) objeto referido al tiempo presente; 2) objeto que surge, que se aparece o muestra.

tulya-: comparable, similar.

pratyaya (pratyayau): (m, nom, du) noción, intención, idea presente; 1) representación, conocimiento; 2) pensamiento que surge, aparece o se muestra, es decir, aquello que viene al encuentro de la conciencia, paso final en la formación gestáltica; 3) denota cualquier contenido de la conciencia, incluyendo las modificaciones mentales (vṛtti) y el conocimiento trascendente (prajñā).

Pratyaya puede significar “causa, noción e idea”; denota cualquier contenido de la conciencia, siendo así más abarcante que cualquiera de los cinco vṛttis o de las más altas intuiciones (prajñās) de énstasis (samādhi). Ambos fenómenos son, en efecto, ideas que aparecen (pratyayas) y que continuamente son percibidas por el sí mismo esencial (Feuerstein, George “Encyclopedic Dictionary of Yoga”).

citta (cittasya): (m, gen, sg) de o desde la mente, la razón, la inteligencia o la conciencia.

ekāgratā-: concentración en un punto o en una dirección, atención extrema; 1) proceso subyacente de la técnica de concentración (dhāraṇā); 2) sinónimo de ekāgrya (unidireccionalidad mental).

pariṇāma (pariṇāmaḥ): (m, nom, sg) transformación, cambio, evolución, modificación, desarrollo natural; 1) evolución de prakṛti al contacto con puruṣa.

ekāgratāpariṇāma (ekāgratāpariṇāmaḥ): (m, nom, sg) transformación mental característica del ekāgratā.

 

Otras variaciones del texto original:

śāntoditau tulyapratyayau cittasyaikāgratāpariṇāmaḥ

tataḥ punaḥ śāntoditau tulyapratyayo cittasyaikāgratāpariṇāmaḥ

tataḥ punaḥ śāṃtoditau tulyapratyayau cittasyaikāgratāpariṇāmaḥ

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

samāhita-cittasya pūrva-pratyayaḥ śāntaḥ uttaras tat-sadṛśa uditaḥ | samāhita-cittam ubhayor anugataṃ punas tathaivāsamādhi-bhreṣād iti |

La (idea) que se reprime es una idea que aparece con anterioridad en la mente concentrada; la (idea) que aparece posteriormente es del mismo tipo que ésta. La mente durante la interiorización completa asume la forma de ambas. Este proceso se repite exactamente igual hasta que se rompe la interiorización completa.

 

sa khalv ayaṃ dharmiṇaś cittasyaikāgratā-pariṇāmaḥ ||12||

Esta transformación propia de la concentración pertenece a la mente, donde reside.

—En esta transformación no hay cuestión de supresión, como en las dos anteriores, sino que únicamente impresiones similares se van sucediendo una a otra, como en una corriente (Vivekananda, Swami “Raya Yoga”).

—Igual que el drástico movimiento de la conciencia abarrotada de ideas hacia una conciencia centrada (en énstasis) puede explicarse en términos de una particular forma de cambio, también puede contemplarse la unidireccionalidad en el estado enstático como un tipo de cambio. Como afirma Patañjali, la unidireccionalidad se compone de una serie de ideas similares que se encienden de forma momentánea en la conciencia (Feuerstein, Georg “The Yoga-Sūtra of Patañjali”).

Todo el universo aparece y desaparece alternadamente, pero el momento de intervalo es tan breve que parece ser un fenómeno continuo (Taimni, I.K. “La ciencia de la Yoga”).

El profesor Krishnamacharya establece una jerarquía entre estas maduraciones profundas: 1) nirodhapariṇāma hace referencia a la primera transformación: el yogui, liberado ya de la influencia de sus comportamientos instintivos y emocionales, progresa en la serenidad; 2) samādhipariṇāma corresponde a la etapa siguiente: el espíritu, que se ha hecho más incisivo en su relación al objeto, alcanza diversas realizaciones (siddhi); 3) ekāgratāpariṇāma designa la última metamorfosis, la que conduce al estado más alto, al reino de paz y de luz eterna, a la liberación final (kaivalya) (Desikachar, TKV “Viniyoga”).

—Este sūtra describe el mecanismo de la concentración afirmando que la mente concentrada es aquella en la que la percepción anterior y la posterior son iguales, es decir, tienen el mismo contenido perceptivo (tulya-pratyayau), lo que crea una sensación de continuidad en una mente que realmente está cambiando de manera constante (Pujol, Oscar “Yogasūtra” pág. 248).

—La concentración puntual es el canal que conduce a la integración y conlleva tanto la concentración (dhāraṇa), confinada a un campo, como la absorción meditativa (dhyāna), ya que ahora sólo surgen formaciones mentales relacionadas con el objeto elegido. Cada percepción nueva que aparece es de la misma clase que la anterior, aunque estén separadas por instantes de quietud libres de saṃskāras (Hartranft, Chip "Los yogasutra de Patañjali" pag. 94).

—Patañjali diferencia entre tres pariṇāmas —mutaciones de la conciencia: nirodhapariṇāma III 9 —la transformación del control, samādhipariṇāma III 11 - la transformación durante el auto-despliegue, y ekāgratāpariṇāma III 12 - mutación durante la concentración de la intención individual. Sus formulaciones son: III 9 "vyutthānanirodhasaṃskārayor abhibhavaprādurbhāvau nirodhakṣaṇacittānvayo nirodhapariṇāmaḥ —Cuando las impresiones activadoras del estado de vigilia desaparecen y las impresiones de control se hacen visibles, la transformación de control se conecta con la conciencia en su periodo de control”. Se trata de un estado transitorio entre la vigilia y el control cuyo resultado es un flujo sereno de la mente (tasya praśāntavāhitā III 10). La adquisición de esta característica se manifiesta también durante la vigilia como serenidad de la mente. III 11 "sarvārthataikāgratayoḥ kṣayodayau cittasya samādhipariṇāmaḥ —la mutación de autoafirmación comienza cuando la capacidad de dispersión mental disminuye y aparece la unidireccionalidad”. III.12: “tataḥ punaḥ śāntoditau tulyapratyayau cittasyaikāgratāpariṇāmaḥ —Entonces, cuando los impulsos que se inhiben y los que surgen (los potenciales y los reales), se encuentran en equilibrio (es decir, son similares) el complejo mental tiene una transformación de unidireccionalidad". El tercer pariṇāma es la síntesis de los dos primeros, es decir, cuando el impulso inactivo de la primera transformación y los que surgen de la segunda están en equilibrio, es decir, cuando son de la misma intensidad. En estos pariṇāmas hay una colisión de dos procesos contrarios al mismo tiempo: vyutthāna y nirodha, es decir, el proceso de vigilia persiguiendo activamente su propio objetivo y forma de proceder, en el que se controlan las fluctuaciones de la mente; sarvārthatā y ekāgra, es decir, multiplicidad y dispersión por un lado, y unidireccionalidad por el otro. La lucha de estos procesos se expresa mediante las expresiones: abhibhava y prādurbhāva, es decir, superación, disminución y surgimiento, origen; kṣaya y udaya, es decir, disminución, remoción y ascenso, hacerse visible; śānta y udita, es decir, pacificado, calmado y surgido, crecido. Vācaspati llama adecuadamente a esta lucha vimarda: antagonismo, batalla, guerra. Debido a que Patañjali dice que esto explica la transformación de los aspectos externos, de las variaciones en el tiempo y de la intensidad de los objetos producidos y los órganos sensoriales, nirodha corresponde a dharma, samādhi a lakṣaṇa, y ekāgratā a avasthā. Así hay tres transformaciones: de forma (función), tiempo e intensidad. En esta lucha de procesos contradictorios hay un cierto orden de batalla, porque el cambio del orden de la secuencia provoca un cambio en las transformaciones —(kramānyatvaṃ pariṇāmānyatve hetuḥ III 15). El procedimiento de las mutaciones conduce a una concentración que equilibra los impulsos, de modo que la conciencia no distingue entre varias etapas ya que todo está presente. S. Linquist lo compara con estos fenómenos psicológicos especiales, cuando la vida entera aparece a menudo en un momento crítico en una sola imagen. Lo mismo dice Patañjali, a saber, que al concentrarse en las tres transformaciones se obtiene el conocimiento del pasado y del futuro (pariṇāmatrayasaṃyamād atītānāgatajñānam III 16). El pasado y el presente están en equilibrio en la conciencia (Janacek, Adolf “The meaning of pratyaya in Patañjali's Yoga-Sutras”, pag. 234-235).

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||3.12|| samāhitasyaiva cittasyaikapratyayō vṛttiviśēṣaḥ śāntō.tītamadhvānaṅ praviṣṭaḥ. aparastūditō vartamānē.dhvani sphuritaḥ. dvāvapi samāhitacittatvēna tulyāvēkarūpālambanatvēna sadṛśau pratyayāvubhayatrāpi samāhitasyaiva cittasyānvayitvēnāvasthānaṅ, sa ēkāgratāpariṇāma ityucyatē.

Una modificación (vṛtti) especial de la mente, en la que se da una única idea, es propia sólo de la mente concentrada. La idea en reposo es la que ha ingresado a la fase que va más allá; la que surge, por otra parte, es la que se manifiesta en la fase presente. Del hecho de que la mente se halle concentrada resultan ser ambas ideas similares, siendo semejantes por el hecho de tener por punto de apoyo una sola forma. Y el estado que resulta de la relación necesaria con ambas ideas de parte de la mente concentrada, es lo que se llama proceso de transformación en tanto que concentración en un solo punto.

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

Aquí, mente concentrada quiere decir mente en el estado de interiorización completa, el cual se caracteriza por la concentración (samādhāna). Habiendo sido sometida la primera idea, aparece otra similar; y cuando esta también ha sido sometida, otra nueva aparece, y así sucesivamente hasta que se rompe la interiorización completa con la impresión latente activadora (del estado mental ordinario). De estas tres transformaciones (inhibición, interiorización completa y unidireccionalidad), la transformación inhibidora es el estado donde la mente está formada solo de impresiones latentes como consecuencia de la inhibición del proceso mental externo (bāhyavṛtti). La transformación de interiorización completa surge a partir de la inhibición de las ideas externas (pratyayas), en camino hacia la inhibición total, pero sin llegar a alcanzarla, pues el último estado no surge de la unidireccionalidad en la inhibición total de las ideas. Así, la transformación de unidireccionalidad supone la identidad del pensamiento sometido con el que aparece a continuación, lo cual solo es posible en el momento de la interiorización completa. Las tres han sido presentadas en un orden, de tal forma que la última es más profunda que la primera.

Objeción: ¿por qué se exponen las tres de esta forma?

Respuesta: el objetivo es la meditación, dentro del desapego. Todo es movimiento de las cualidades fundamentales de la materia (guṇas). Otra razón es enseñar que el conocimiento del pasado y el futuro surge de la contemplación (saṃyama) sobre las tres transformaciones.

 

Samādhi Pāda | Sādhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | III.12 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación