Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | III.16 | Siguiente

Actualizado: febrero, 2017

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

ato yogena upātta-sarva-sādhanasya bubhutsitārtha-pratipattaye saṃyamasya viṣaya upakṣipyate

Estas (transformaciones) son expuestas como objeto de contemplación para el yogui que haya adquirido todos los medios para alcanzar el objeto deseado (conocimiento del pasado y del futuro).

 

परिणामत्रयसंयमादतीतानागतज्ञानम्॥१६॥

pariṇāmatrayasaṃyamādatītānāgatajñānam ||16||

Al efectuar la contemplación sobre las tres transformaciones (de forma, característica temporal y estado), [surge] el conocimiento del pasado y del futuro

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

Debido al saṃyama (perfecta regulación de citta mediante dhāraṇa, dhyāna y samādhi), sobre las tres transformaciones (dharma-características, lakṣaṇa-cambio potencial y avasthā-condición) surge el conocimiento del pasado y del futuro

Georg Feuerstein

A través de [la práctica de] la restricción sobre las tres [clases de] transformación [surge] el conocimiento del pasado y del futuro

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

A partir del saṃyama en los tres tipos de pariṇāmas (hay) conocimiento del pasado y del futuro

P. V. Karambelkar

A través del saṃyama de la tríada de pariṇāmas (resulta) el conocimiento del pasado y del futuro

James Haughton Woods

Como resultado de la restricción sobre las tres transformaciones [se sigue] el conocimiento del pasado y del futuro

44. Phulgenda Sinha

Mediante la práctica de saṃyama en las tres formas de efectos (Nirodha-pariṇāma, Samādhi-pariṇāma y Ekāgratā-pariṇāma), se adquiere conocimiento del pasado y del futuro

Emilio García Buendía

Por saṃyama sobre los tres cambios (se obtiene) el conocimiento del pasado y del futuro

Oscar Pujol

Gracias al dominio de las tres transformaciones se obtiene el conocimiento del pasado y del futuro

 

Vocabulario

pariṇāma-traya-saṃyamāt atīta-anāgata-jñānam

pariṇāma-traya-saṃyamāt (al efectuar la contemplación sobre las tres transformaciones), atīta-anāgata-jñānam (conocimiento del pasado y del futuro)

 

pariṇāma-: transformación, cambio, evolución, modificación, desarrollo natural; 1) evolución de prakṛti al contacto con puruṣa.

traya-: triple, los tres, tres veces, tres caminos, tres pasos.

saṃyama (saṃyamāt): (m, abl, sg) mediante el control, a raíz de mantener unido, con el autocontrol; 1) a partir de la contemplación, la concentración perfecta, el completo sometimiento o el autocontrol total; 2) con la práctica continuada de concentración (dhāraṇa), meditación (dhyāna) e identificación completa (samādhi) sobre un mismo objeto.

atīta-: ido, pasado, muerto.

anāgata-: por venir, desconocido, no llegado aún, futuro.

jñāna (jñānam): (n, nom, sg) 1) conocimiento, comprensión, experiencia; 2) intuición; 3) gnosis; 4) estado en que se conoce algo.

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

dharma-lakṣaṇāvasthā-pariṇāmeṣu saṃyamād yogināṃ bhavaty atītānāgata-jñānam |

El yogui adquiere conocimiento sobre las cosas pasadas y futuras a partir de la contemplación (saṃyama) sobre los cambios de forma, característica temporal y estado.

 

dhāraṇā-dhyāna-samādhi-trayam ekatra saṃyama uktaḥ |

Efectuar concentración (dhāraṇā), meditación (dhyāna) e interiorización profunda (samādhi) sobre el mismo objeto, se ha denominado contemplación (III.4).

 

tena pariṇāma-trayaṃ sākṣāt kriyamāṇam atītānāgata-jñānaṃ teṣu sampādayati ||16||

Con ésta (contemplación), percibiendo los (tres) cambios directamente, se produce el conocimiento de las cosas pasadas y futuras que están en él (en el objeto).

Puede parecer sorprendente que ser informados sobre nuestro propio pasado se presente como un resultado excepcional, dado que todo el mundo conoce su pasado. Pero Patañjali está hablando aquí sobre las causas que determinan nuestras elecciones, las direcciones tomadas, y los hechos pasados. Descubriendo la trama que une los acontecimientos pasados entre sí y con las profundas tendencias establecidas en nuestra personalidad, estaremos mejor adaptados para ver la posible orientación del futuro (Bouanchaud, Bernard “The Essence of Yoga”).

—En cierto modo, saṃyama es el proceso que consiste en cambiar nuestro potencial mental, pasando de una comprensión incompleta, errónea de un objeto (o incluso de una ausencia total de comprensión) a la comprensión total. Cuando se ha desarrollado este potencial la persona puede escoger cualquier objeto para conseguir un conocimiento profundo de él. Los objetos pueden ser externos, dentro de los límites de la percepción sensorial o ser conceptos como, por ejemplo, el cambio, el tiempo o la comunicación. A partir de este sūtra se dan ejemplos que ilustran tal conocimiento que resulta de diversos saṃyama. Es una cuestión de elección personal que nosotros hagamos uso de una mente altamente desarrollada para adquirir un conocimiento profundo de naturaleza específica o que nos interese más la verdadera libertad. Practicar saṃyama sobre el proceso de cambio, sobre la forma en que este sufre la influencia del tiempo o de otros factores, desarrolla el conocimiento del pasado y del futuro. Si profundizamos en la idea desarrollada en sūtras III.9 a III.14 seremos capaces de ver anticipadamente lo que puede llegar a pasar en una situación dada y lo que ha sucedido en el pasado (Desikachar, TKV “Yoga-sūtra de Patañjali”).

—El conocimiento del pasado y del futuro se logra practicando saṃyama en la forma o propiedades físicas, en el tiempo o características cambiantes, y en la condición o estado temporal en el que los objetos se encuentran en un momento determinado (Vishnudevananda, Swami “Meditación y mantras”).

—El paso del tiempo se reconoce por la transformación continua de cualidades, características y estados. Si estas transformaciones se detuvieran repentinamente, el tiempo cesaría de fluir. Por eso al meditar sobre la naturaleza de estas tres transformaciones se puede captar la verdadera naturaleza del tiempo (Taimni, I.K. “La ciencia de la Yoga”).

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||3.16|| dharmalakṣaṇāvasthābhēdēna yatpariṇāmatrayamuktaṅ tatra saṅyamāttasmiviṣayē pūrvōktasaṅyamasya kāraṇādatītānāgatajñānaṅ yōginaḥ samādhērāvirbhavati. idamatra tātparyam -- asmindharmiṇi ayaṅ dharma idaṅ lakṣaṇamiyamavasthā cānāgatādadhvanaḥ samētya vartamānē.dhvani svaṅ vyāpāraṅ vidhāyātītamadhvānaṅ praviśatītyēvaṅ parihṛtavikṣēpatayā yadā saṅyamaṅ karōti tadā yatkiṅcidanutpannamatikrāntaṅtatsarvaṅ yōgī jānāti. yataścittasya śuddhasattvaprakāśarūpatvātsarvārthagrahaṇasāmarthyamavidyādibhirvikṣēpairapakriyatē. yadā tu taistairupāyairvikṣēpāḥ parihriyantē tadā nivṛttamalasyēvā||darśasya sarvārthagrahaṇasāmarthyamēkāgratābalādāvirbhavati.

Ya se ha descrito la tríada de transformaciones con su diferenciación respecto de las formas constitutivas, las características temporales y las condiciones. Por medio del saṃyama, por medio de la aplicación del saṃyama, antes mencionado, a esta esfera de acción, el yogui adquiere el cabal dominio del conocimiento del pasado y de lo no manifestado. Esto significa que cuando el yogui sabe, con respecto de una sustancia, que tal es su forma constitutiva, tal su característica temporal y tal su condición, y que, previniendo de una fase aún no manifestada, y habiendo cumplido con su función en la fase presente, ingresa en su fase anterior; y cuando practica el saṃyama por el hecho de combatir los obstáculos, entonces conoce el yogui todo lo que ha ocurrido y todo lo que ha de suceder. Pues, en efecto, la capacidad de la mente de aprehender la totalidad de los objetos, proveniente del hecho de que su naturaleza (rūpa) está constituida por el resplandor de su pureza (sattva) inmaculada, se ve afligida por los obstáculos, tales como la ignorancia, etc. Pero, cuando los obstáculos son combatidos con estos medios, entonces, por la fuerza de la concentración en un solo punto, se hace manifiesta la capacidad de la mente, como un claro espejo sin mancha, para aprehender la totalidad de los objetos.

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

La contemplación se efectúa hasta que tiene lugar el conocimiento surgido de la interiorización perfecta (samādhiprajñā). Cualquier objeto que sirva de concentración producirá la percepción directa del objeto tal como realmente es. El yogui logrará su objetivo practicando la contemplación sobre cualquier objeto, sea sutil, oculto, pasado, futuro o lejano, cuando practica con intención real de alcanzarlo. Puesto que todo es susceptible de sufrir variación por el paso del tiempo y el cambio de forma y condición, efectuando la contemplación sobre las tres transformaciones que sufren todas las cosas, asociadas como están con los tres períodos temporales, todo se percibe de forma directa. En base a esta omnisciencia surge el desapego para quien observa la incertidumbre de lo que está en constante cambio.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | III.16 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación