Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | III.22 | Siguiente

Actualizado: febrero, 2017

 

सोपक्रमं निरुपक्रमं च कर्म तत्संयमादपरान्तज्ञानमरिष्टेभ्यो वा॥२२॥

sopakramaṃnirupakramaṃcakarmatatsaṃyamād aparāntajñānamariṣṭebhyo vā ||22||

Al efectuar la contemplación sobre las acciones de efectos inmediatos y retardados, o también a través de [algún] presentimiento, [se logra] conocimiento sobre el momento de la muerte

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

El karma puede ser sopakrama-con la anticipación de krama-progresión secuencial (rápido en fructificar) o nirupakrama-contra la anticipación de krama (lento en fructificar). El conocimiento del momento de la muerte puede adquirirse mediante saṃyama sobre esto o mediante presagios.

Georg Feuerstein

El karma [es de dos clases]: inmediato o aplazado. A través de [la práctica de] la restricción sobre ello, o a partir de presagios, [el yogui adquiere] conocimiento de [su] muerte

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

El karma puede estar o no en movimiento. A partir del saṃyama en esto o a partir del fenómeno natural de presagiar desgracias, hay conocimiento de la muerte

P. V. Karambelkar

El karma (es de dos categorías) con maduración temprana (y) con maduración tardía. A través del saṃyama en ello (es decir, en los karmas rápidos en madurar y en los karmas lentos en madurar) (se obtiene) conocimiento de la muerte, o (también) a través de augurios maléficos

James Haughton Woods

El karma es anticipado y no anticipado; como resultado de la restricción sobre éstos [dos tipos de karma] o a partir de signos de muerte [surge] el conocimiento [intuitivo] del fin último

50. Phulgenda Sinha

La acción es de dos clases: rápida o lenta en operar. Mediante la práctica de Saṃyama en ellas, se adquiere conocimiento (anticipado) de su ejecución o de los signos de aproximación de obstrucciones

Emilio García Buendía

Los efectos de las acciones (son) con movimiento y sin movimiento; (realizando) saṃyama sobre esto o sobre los presagios de la muerte (se obtiene) el conocimiento del momento de la muerte

Oscar Pujol

El karma es de resolución rápida y lenta. Gracias a su dominio se consigue el conocimiento del momento de la muerte o también gracias a los presagios funestos

 

Vocabulario

sopakramaṃ nirupakramaṃ ca karma tat saṃyamāt aparānta-jñānam ariṣṭebhyaḥ vā

karma tat saṃyamāt (al efectuar la contemplación sobre esas) sopakramaṃ nirupakramaṃ ca (acciones de efectos inmediatos y retardados), (o también) ariṣṭebhyaḥ (a través de presentimientos), aparānta-jñānam (conocimiento sobre el fin último)

 

sopakrama (sopakramaṃ): (n, nom, sg) con acercamiento, puesto en movimiento, llevado a cabo, ejecutado; 1) rápido en fructificar; 2) retribución moral inmediata o aguda.

nirupakrama (nirupakramaṃ): (n, nom, sg) sin progresión, sin movimiento, diferido; 1) lento en fructificar; 2) retribución moral diferida.

ca:  y, también, incluso.

karma: (n, nom, sg) acción, ocupación, actividad; 1) acción o actividad consciente, 2) acción de depósito (karmāśaya), 3) resultado de una acción, es decir, el efecto o fruición (karmavipāka) que la sigue.

Cada acción deja tras de sí un rastro o “semilla” en lo más profundo de la conciencia, donde espera su florecimiento como actividad consciente (II.1214). El término karman puede tener tres significados distintos aunque relacionados: (i) actividad consciente, (ii) su acción de depósito (karmāśaya), y (iii) la fruición (karman vipāka) que la sigue. Esta fruición también puede dividirse en dos clases; puede darse tanto en el proceso de actualización como quedarse en estado latente (Feuerstein, Georg “The Yoga-Sūtra of Patañjali”).

tad(tat-): de él, de ellos, suyo.

saṃyama (saṃyamāt): (m, abl, sg) mediante el control, a raíz de mantener unido, con el autocontrol; 1) a partir d e la contemplación, la concentración perfecta, el completo sometimiento o el autocontrol total; 2) con la práctica continuada de concentración (dhāraṇa), meditación (dhyāna) e identificación completa (samādhi) sobre un mismo objeto.

aparānta-: punto final, conclusión, muerte.

jñāna (jñānam): (n, nom, sg) 1) conocimiento, comprensión, experiencia; 2) intuición; 3) gnosis; 4) estado en que se conoce algo.

ariṣṭa (ariṣṭebhyaḥ): (m, abl, pl) a través de presentimientos, presagios o augurios.

: o bien, o, opcionalmente, también.

 

Otras variaciones del texto original:

sopakramaṃnirupakramaṃcakarmatatsaṃyamād aparāntajñānamapyariṣṭebhyo vā jñānam

sopakramaṃnirupakramaṃcakarmantatsaṃyamād aparāntajñānamariṣṭebhyo

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

āyur vipākaṃ karma dvividhaṃ sopakramaṃ nirupakramaṃ ca |

El karma que fructifica durante la existencia es de dos clases: de efectos inmediatos y de efectos retardados.

 

tatra yathārdra-vastraṃ vitānitaṃ laghīyasā kālena śuṣyet, tathā sopakramaṃ |

De ellos, el karma de efectos inmediatos es como un trapo húmedo que se retuerce para secarse inmediatamente.

 

yathā ca tad eva sampiṇḍitaṃ cireṇa saṃśuṣyed evaṃ nirupakramaṃ |

Y el de efectos retardados es como el mismo trapo sin escurrir que tarda largo tiempo en secarse.

—Vyāsa asimila el sopakrama a un trapo húmedo que es retorcido para secarse de forma inmediata y el nirupakrama a otro en forma de pelota que seca muy lentamente (Feuerstein, George “Encyclopedic Dictionary of Yoga”).

 

yathā cāgniḥ śuṣke kakṣe mukto vātena samantato yuktaṃ kṣepīyasā kālena dahet, tathā sopakramaṃ |

El de efectos inmediatos es también como el fuego en terreno seco que con una ligera brisa se extiende con rapidez, quemándolo todo a su paso en muy corto espacio de tiempo,

 

yathā vā sa evāgnis tṛṇa-rāśau kramato’vayaveṣu nyastaś cireṇa dahet, tathā nirupakramaṃ |

y el de efectos retardados, como ese mismo fuego que arde sobre un montón de hierba solo de forma gradual, tardando bastante tiempo en quemarla.

 

tadikabhavikam āyuskaram karma dvividham sopakramaṃ nirupakramaṃ ca |

Este karma, que determina la duración de una vida y se limita a esa vida concreta, es de dos tipos (en su fructificación): de efectos inmediatos y de efectos retardados.

 

tatsaṃyamād aparāntasya prāyaṇasya jñānam,

Mediante la contemplación sobre éstos (dos tipos de karma), se alcanza el conocimiento del fin último, (del momento) de la muerte.

Nuestras acciones se ven influidas por el propósito de la acción, el estado mental de quien actúa, la claridad de que disponemos y las circunstancias. Los resultados de las acciones pueden ser inmediatos o retardados. Practicar saṃyama sobre esto puede conferir la capacidad de predecir la sucesión de acciones futuras e incluso la propia muerte (Desikachar, TKV “Yoga-sūtra de Patañjali”).

 

ariṣṭebhyo veti trividham ariṭam ādhyātmikam ādhibhautikam ādhidaivikam ceti |

O también, a partir de los presagios, que pueden ser de tres tipos: relativos a uno mismo, a otros seres vivos, o a los dioses.

 

tatrādhyātmikam ghoṣam svadehe pihitakaraḥ na śrioti, jyotisnetre avasthāvdhe na pashyati |

El relativo a uno mismo sería, por ejemplo, cuando tapándose los oídos no se escucha ningún rumor interno, o cuando cerrando los ojos no se percibe luz alguna.

 

tathādhibautikam yamapuruṣān paśyati, pitrīn atītān akasmāt paśyati |

El presagio sobre otros seres vivos sería cuando se ve al mensajero de la muerte, o cuando de repente se siente que los fantasmas resucitan.

 

tathādhidaivikam svargam akasmāt siddhānpaśyati |

El referido a los dioses sería cuando se ven ángeles o cuando todo se vuelve confuso.

 

viparītam vā sarvam iti anena vā jānāty aparāntam upasthitam iti ||22||

Con estos signos también se percibe que el fin último esta próximo.

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||3.22|| āyurvipākaṅ yatpūrvakṛtaṅ karma taddviprakāraṅ sōpakramaṅ nirupakramaṅ ca. tatra sōpakramaṅ yatphalajananāyōpakramēṇa kāryakāraṇābhimukhyēna saha vartatē. yathōṣṇapradēśē prasāritamārdravāsaḥ śīghramēva śuṣyati. uktarūpaviparītaṅ nirupakramaṅ yathā tadēvā||rdravāsaḥ saṅvartitamanuṣṇadēśē cirēṇa śuṣyati. tasmindvividhē karmaṇi yaḥ saṅyamaṅ karōti kiṅ mama karma śīghravipākaṅ ciravipākaṅ vā, ēvaṅ dhyānadārḍhyādaparāntajñānamasyōtpadyatē. aparāntaḥ śarīraviyōgastasmiñjñānamamuṣminkālē.muṣmindēśē mama śarīraviyōgō bhaviṣyatīti niḥsaṅśayaṅ jānāti. ariṣṭēbhyō vā. ariṣṭāni trividhāni ādhyātmikādhibhautikādhidaivikabhēdēna. tatrā||dhyātmikāni pihitakarṇaḥ kōṣṭhyasya vāyōrghōṣaṅ na śṛṇōtītyēvamādīni. ādhibhautikāni akasmādvikṛtapuruṣadarśanādīni. ādhidaivikāni akāṇḍa ēva draṣṭumaśakyasvargādipadārthadarśanādīni. tēbhyaḥ śarīraviyōgakālaṅ jānāti. yadyapi ayōgināmapyariṣṭēbhyaḥ prāyēṇa tajjñānamutpadyatē tathā.pi tēṣāṅ sāmānyākārēṇa tatsaṅśayarūpaṅ, yōgināṅ punarniyata dēśakālatayā pratyakṣavadavyabhicāri.

El transcurso de la vida (āyus) es el resultado de la maduración de acciones anteriormente realizadas. Estas son de dos clases: rápidas y lentas. De ellas, la rápida es la que actúa relacionándose inmediatamente con la causa y el efecto, de manera que está próxima a la obtención de su fruto. Tal como un vestido húmedo se seca rápidamente al ser extendido en un lugar caliente. La lenta es lo contrario de lo expresado. Tal como este mismo vestido, arrojado en un lugar no caliente, se va secando lentamente. El que practica el saṃyama respecto de estos dos tipos de acciones, pensando acerca de si sus acciones madurarán rápida o lentamente, obtiene, en virtud de la firmeza de su meditación, el conocimiento de su fin último. El fin último se refiere a la separación (viyoga) del cuerpo. El conocimiento se refiere a esto. Es decir que conoce, con total certidumbre, que en tal momento del tiempo y en tal lugar ocurrirá la separación de su cuerpo. O bien, a partir de los signos funestos. Los signos funestos son de tres tipos: Los referidos a uno mismo, los referidos a otros seres, y los referidos a las cosas divinas. Entre los referidos a uno mismo, se cuenta, por ejemplo, el no escuchar el ruido del aire en la caja torácica cuando uno se tapa los oídos. Los referidos a otros seres consisten, por ejemplo, en la visión inmotivada y repentina de personas deformes. Los referidos a las cosas divinas consisten en la visión inesperada de cosas que no es posible ver, como por ejemplo el cielo en el que residen los dioses (svarga). Por medio de ellos se conoce el momento de la separación del cuerpo. Aunque es posible que los que no son yoguis lleguen, eventualmente, a este conocimiento mediante los signos funestos, se trata, sin embargo, para ellos, de algo dudoso, debido a su carácter general. En el caso de los yoguis, por el contrario, es inequívoco, porque el tiempo y el lugar precisos se presentan como la percepción de un objeto sensible.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | III.22 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación