Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | III.39 | Siguiente

Actualizado: mayo, 2017

 

उदानजयाज्जलपङ्ककण्टकादिष्वसङ्ग उत्क्रान्तिश्च॥३९॥

udānajayājjalapaṅkakaṇṭakādiṣvasaṅga utkrāntiśca ||39||

Con el dominio de la energía ascendente, [se logran poderes extraordinarios como] la proyección fuera del cuerpo y el no sentirse afectado [al caminar] por el agua, el barro, las espinas, etcétera

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

A través del dominio de udāna - sin contacto y elevado por encima del agua, barro, espinas, etc.

Georg Feuerstein

A través del dominio de la respiración ascendente (udāna) [el yogin adquiere el poder de] no adhesión al agua, barro o espinas y [el poder de] elevarse [por encima de ellos]

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

Del dominio de la respiración ascendente, surge el desapego con respecto al agua, barro, espinas, etc., y elevación por encima de ello

P. V. Karambelkar

A través del dominio sobre Udāna (adquirido a través de saṃyama sobre él), no hay contacto con el agua, el barro de los pantanos, las espinas y similares (cuando el yogui tiene que moverse sobre ellos) y también… (1) levitación… (2) muerte voluntaria

James Haughton Woods

Como resultado del dominio de Udāna hay no adhesión al agua, barro, espinas u objetos similares, y [en la muerte] vuelo de elevación

67. Phulgenda Sinha

Mediante el dominio sobre Udāna (aire corporal), el cuerpo del practicante se vuelve ligero y no resulta afectado por el agua, barro, espinas y otros objetos parecidos

Emilio García Buendía

Por la conquista del aire ascendente (se obtiene) la no afección en el agua, en el lodo, en las espinas y demás (así como) el vuelo ascendente (al morir)

Oscar Pujol

Mediante el dominio del aire vital ascendente, la levedad en el agua, en el barro o en las espinas y también la capacidad de ascensión

 

Etimología

udāna-jayāt jala-paṅka-kaṇṭaka-ādiṣu asaṅgaḥ utkrāntiḥ ca

udāna-jayāt (con el dominio de la energía ascendente) utkrāntiḥ (proyección fuera del cuerpo) ca (y) asaṅgaḥ (no sentirse afectado) jala-paṅka-kaṇṭaka-ādiṣu (por el agua, el barro, las espinas, etcétera)

 

udāna-: aire que se eleva;1) una manifestación del prāṇa en el cuerpo.

jaya (jayāt): (m, abl, sg) mediante la conquista, victoria, dominio, supremacía o maestría.

jala-: 1) agua, fluido; 2) estupidez.

paṅka-: 1) barro, lodo, suciedad; 2) impureza moral, pecado.

kaṇṭaka-: 1) espina; 2) pinchazo doloroso, síntoma de enfermedad.

ādi (ādiṣu): (n, loc, pl) 1) en estos y otros similares; 2) sobre los primeros.

asaṅga (asaṅgaḥ): (m, nom, sg) no adherido, sin contacto; independiente o no afectado por algo.

utkrānti (utkrāntiḥ): (f, nom, sg) 1) aumento, elevación, acercamiento; 2) levitación; 3) proyección de la energía vital (prāṇa) fuera del cuerpo, muerte.

ca: y, también, incluso.

 

Vyāsa — Yoga-Bhāshya (s. V.)

 

samastendriya-vṛttiḥ prāṇādi-lakṣaṇaḥ jīvanam | tasya kriyā pañcatayī | prāṇo mukha-nāsikā-gatir āhṛdaya-vṛttiḥ |

La vida es posible gracias a la activación de todo el complejo orgánico sensorial mediante prāṇa. Su actividad tiene cinco formas. Prāṇa lleva su actividad desde la boca y las fosas nasales hasta el corazón;

 

samaṃ nayanāt samānaś cānābhi-vṛttiḥ |

samāna se distribuye (āna) equilibradamente (sama) y su esfera de actividad está en el ombligo (proceso digestivo);

 

apanayanād apāna āpāda-tala-vṛttiḥ | unnayanād udāna āśiro-vṛttiḥ | vyāpī vyāna iti |

apāna se denomina así porque se dirige (āna) hacia abajo (apa), desplegando su actividad hasta la planta de los pies; udāna se dirige hacia arriba, desarrollando su actividad hasta la cima de la cabeza; vyāna lo impregna todo.

 

teṣāṃ pradhānaṃ prāṇaḥ | udāna-jayāj jala-paṅka-kaṇṭakādiṣv asaṅgaḥ, utkrāntiś ca prayāṇa-kāle bhavati | tāṃ vaśitvena pratipadyate ||39||

De todas, la principal es prāṇa. Controlando udāna, se atraviesa impasible sobre barro, agua, espinas y objetos similares. Y mediante su dominio, se toma el curso ascendente correcto tras la muerte.

—El dominio de la respiración ascendente faculta al adepto para elevarse físicamente, es decir, para levitar. Vyāsa, sin embargo, entiende el término utkrānti como la ascensión de la conciencia en el momento de la muerte (Feuerstein, Georg “The Yoga-Sūtra of Patañjali”).

Por el dominio de las fuerzas que transmiten las sensaciones del cuerpo a la mente, es posible dominar los estímulos externos. Por ejemplo, se puede soportar el contacto del agua a cualquier temperatura o los pinchazos de espinas; se puede caminar sobre superficies inestables e incluso sentirse tan ligero como un globo. Las manifestaciones físicas de sensaciones como el dolor, están vinculadas a la mente por medio de las fuerzas vitales que recorren el cuerpo. Gracias a ciertas prácticas como el prāṇāyāma, estas fuerzas pueden ser dirigidas y pueden producirse diversos efectos por medio de modificaciones específicas (Desikachar, TKV “Yoga-sūtra de Patañjali”).

—Un importante procedimiento para el logro de la liberación es la práctica conocida como utkrānti (“suicidio yóguico”) por medio de la cual la energía vital del yogui es proyectada fuera del cuerpo, dejándole sin vida. De tales prácticas se da testimonio en el Mahābhārata (12.305.1-7); un pasaje incluido en este capítulo describe la salida del yogui a través de varias partes del cuerpo, desde los pies hasta la cabeza, cada una de las cuales apunta a un destino divino diferente. Métodos parecidos de suicidio yóguico se encuentran en textos tántricos. Métodos similares, descritos en términos de ascenso de kuṇḍalinī, se muestran en el Khecarīvidyā y el Jñāneśvarī. Los métodos yóguicos de proyectar la energía vital fuera del cuerpo no conducen solamente a estados de liberación incorpórea. El yogui puede transferir la conciencia fuera de su propio cuerpo hacia el cuerpo de otro, siendo capaz de esta forma de vivir habitando y reanimando un cadáver o, en ciertos casos, un individuo vivo concreto. Tal “entrada en otro cuerpo” (parakāyapraveśa) permite al yogui migrar de un cuerpo a otro y evitar la muerte indefinidamente (Mallinson, James “Roots of Yoga”, pag. 401-402).

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||3.39|| samastānāmindriyāṇāṅ tuṣajvālāvadyā yugapadutthitā vṛttiḥ jīvana śabdavācyā. tasyāḥ kriyābhēdātprāṇāpānādisaṅjñābhirvyapadēśaḥ tatra. hṛdayānmukhanāsikādvārēṇa vāyōḥ praṇayanātprāṇa ityucyatē. nābhidēśātpādāṅguṣṭaparyantamapanayanādapānaḥ. nābhidēśaṅ parivēṣṭya samantānnayanātsamānaḥ. kṛkāṭikādēśādā śirōvṛttērunnayanādudānaḥ. vyāpya nayanātsarvaśarīravyāpī vyānaḥ. tatrōdānasya saṅyamadvārēṇa jayāditarēṣāṅ vāyūnāṅ nirōdhādūrdhvagatitvēna jalē mahānadyādau mahatikardamē tīkṣṇēṣu kaṇṭakēṣuna sajatē.tilaghutvāt. tūlapiṇḍavajjalādau majjitō.pyudgacchatītyarthaḥ.

El repentino despertar de la totalidad de los sentidos, que se encienden como la paja en llamas, es aludido con la expresión fuerza vital (jīvana). En virtud de sus diferentes formas de actuar, es denominada con los términos técnicos de aliento vital, aliento descendente, etc. El aliento vital (prāṇa) es llamado así porque conduce el aire hacia afuera, a través de la boca y las fosas nasales. El aliento descendente (apāna), porque, partiendo de la región del ombligo, lo hace descender hasta las puntas de los dedos de los pies. El aliento regulador (samāna), porque lo regula, enteramente, permaneciendo en derredor de la región del ombligo. El aliento ascendente (udāna), porque lo conduce hasta el círculo (vṛtti) de la cabeza, desde la región de la base del cuello (kṛkāṭikā). El aliento expansivo (vyāna), porque lo conduce penetrando por todo el cuerpo. De la conquista, mediante el saṃyama del aliento ascendente, debido a que los demás aires quedan detenidos, y por su tendencia a ir hacia arriba, no se hunde uno en el agua, como por ejemplo en los grandes ríos, ni en las grandes extensiones de fango, ni se es retenido por espinas puntiagudas. Debido a su liviandad se eleva como un copo de algodón, aunque se sumerja en el agua, etc.

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

La vida es la actividad de los once sentidos. Igual que un palomar se mueve con el movimiento de los pájaros en su interior, así por medio de la operación llevada a cabo de forma unísona por todos los sentidos sin excepción, se sostiene el cuerpo, y esa es su vida. La actividad vital, supeditada a la dependencia de puruṣa, tiene cinco aspectos: prāṇa (corriente vital hacia adelante), apāna (descendente), vyāna (penetrante), udāna (ascendente) y samāna (reguladora). Prāṇa es la principal. Dominándola, se dominan apāna y, seguidamente, las demás. Para dominarlas se da un método detallado en Hiranyagarbha, pero como su dominio es una consecuencia del dominio de la mente sensible (manas), aquí no se expone un método distinto. Todos resultan dominados por medio del prāṇāyāma. Aquí, puesto que no se trata de dar métodos concretos para dominarlos de forma separada, solo se expone la consecuencia de dominar udāna.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | III.39 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación