Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | III.45 | Siguiente

Actualizado: marzo, 2017

 

ततोऽणिमादिप्रादुर्भावः कायसम्पत्तद्धर्मानभिघातश्च॥४५॥

tato’ṇimādiprādurbhāvaḥ kāyasaṃpat taddharmānabhighātaśca ||45||

En consecuencia (a raíz del dominio de los elementos), surgen facultades extraordinarias como la de volverse diminuto y otras similares, la perfección del cuerpo y la no afectación por sus constituyentes

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

A partir de éste, la emergencia de poderes tales como volverse diminuto, etc., la perfección del cuerpo y la no aflicción por sus constituyentes

Georg Feuerstein

De aquí [resulta] la manifestación [de los grandes poderes psíquicos], tales como “atomización” (aṇiman) y otros, la perfección del cuerpo y la indestructibilidad de sus constituyentes

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

De aquí surge la apariencia de pequeñez y similares, la perfección del cuerpo y la no afectación de su dharma

P. V. Karambelkar

A partir de éste (saṃyama o bhūta-jaya) aparecen Aṇimā y el resto de los ocho siddhis, la excelencia en el físico y la no aflicción por las tendencias naturales (del cuerpo)

James Haughton Woods

Como resultado de esto, surgen la atomización y las otras [perfecciones], [hay] perfección del cuerpo; y ya no hay obstrucción por las propiedades de éstos [elementos]

73. Phulgenda Sinha

Entonces (mediante la práctica de Saṃyama como se ha establecido en el Sūtra precedente) se adquieren variados poderes pequeños y grandes, el cuerpo (del practicante) se vuelve perfecto y sus funciones (las del cuerpo) no son obstruidas por los bhūta (los cinco elementos groseros)

Emilio García Buendía

Por lo anterior (se deriva) la aparición de la pequeñez y los otros (poderes), la perfección del cuerpo y la no afectación por sus propiedades

Oscar Pujol

A partir de aquí se manifiestan los [ocho] poderes, como el de volverse diminuto, la perfección del cuerpo y la invulnerabilidad ante las cualidades [de los elementos]

 

Vocabulario

tataḥ aṇima-ādi-prādurbhāvaḥ kāya-saṃpad tat-dharma-anabhighātaḥ ca

tataḥ (en consecuencia), aṇima-ādi-prādurbhāvaḥ (surgen poderes como el de volverse diminuto y otros similares), kāya-saṃpad (la perfección del cuerpo) ca (y) tat-dharma-anabhighātaḥ (la no afectación por sus constituyentes)

 

tad (tataḥ): (indecl) en consecuencia, de esta forma, de ahí, desde allí, desde entonces, por eso, por lo tanto, por consiguiente, así, como, igual que.

aṇiman- (aṇima-): atomización, miniaturización, sutilidad; 1) poder de volverse diminuto.

ādi-: etcétera, esto y otros similares.

prādur-: afuera, en el exterior; 1) visible, manifiesto, evidente.

bhāva (bhāvaḥ): (m, nom, sg) persistencia, esencia, estado, condición.

prādurbhāva (prādurbhāvaḥ):(m, nom, sg) aparición, manifestación, revelación; 1) opuesto a la desaparición o subyugación, abhibhava.

kāya-: cuerpo, ensamblaje.

saṃpad: (f, nom, sg) perfección, buen estado, éxito, logro, cumplimiento.

tad-: de él, de ellos, suyo.

dharma-: 1) virtud, mérito; 2) deber, justicia, ley natural, religión, orden establecido, costumbre, institución, obligación individual o colectiva (física, moral o espiritual); 3) forma, aspecto cambiante, cualidad, propiedad, función, atributo, característica de un objeto.

anabhighāta (anabhighātāḥ): (m, nom, sg) no estar afectado por algo; 1) invencibilidad, inmunidad, 2) indestructibilidad; detención de la perturbación.

ca: y, también, incluso.

 

Otras variaciones del texto original:

tatoṇimādiprādurbhāvaḥ kāyasaṃpat taddharmānabhighātaśca

tato’ṇimādiprādurbhāvaḥ kāyasampat taddharmānabhighātaśca

tato’ṇimādiprādurbhāvaḥ kāyasaṃpat taddharma’nabhighātaśca

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

tatrāṇimā bhavaty aṇu | laghimā laghur bhavati | mahimā mahān bhavati |

De estos poderes, 1) el volverse diminuto (aṇiman) es ser como una partícula subatómica. 2) La ligereza (laghiman): volverse ligero; 3) la grandeza (mahiman): volverse grande;

 

prāptir aṅguly-agreṇāpi spṛśati candramasam | prākāmyam icchānabhighātaḥ | bhūmāv unmajjati nimajjati yathodake |

4) alcance (prāpti): se podría tocar la luna con la punta del dedo; 5) (libre albedrío) voluntad libre (prākāmya): uno podría sumergirse en la tierra para bucear en ella como si fuese agua;

 

vaśitvaṃ bhūta-bhautikeṣu vaśī bhavaty avaśyaś cānyeṣām | īśitṛtvaṃ teṣāṃ prabhavāpyaya-vyūhānām īṣṭe |

6) voluntad irresistible (vaśitva): se pueden dominar los elementos y sus productos, y uno mismo no puede ser dominado por otros; 7) soberanía (īśitṛtva): se podrían crear, disponer y destruir los elementos a voluntad;

 

yatra kāmāvasāyitvaṃ satya-saṅkalpatā yathā saṅkalpas tathā bhūta-prakṛtīnām avasthānam | na ca śakto’pi padārtha-viparyāsaṃ karoti | kasmāt? anyasya yatra kāmāvasāyinaḥ pūrva-siddhasya tathā-bhūteṣu saṅkalpād iti | etāny aṣṭāv aiśvaryāṇi |

8) omnipotencia (kāmāvasāyitvaṃ): los pensamientos se vuelven realidad de tal forma que cualquiera que sea el deseo, el estado de los elementos y sus naturalezas se transforman. Aunque se tenga el poder, no se crea o revierte la naturaleza de las cosas. Pues son como son en razón de su dependencia de otro omnipotente anterior a él. Estos son los ocho poderes.

—Los siddhis que acompañan a la liberación son: (i) aṇiman: miniaturización, o capacidad de asimilarse a la pequeñez de los átomos y de ver su estructura (Gardini, Walter “Yoga clásico”); según Boja, sería la reducción o el poder de volverse ínfimo como los átomos (Eliade, Mircea “Yoga, inmortalidad y libertad”); (ii) mahiman: magnificación o agrandamiento, por medio del cual uno alcanza proporciones de una montaña y “es capaz de tocar la luna con la punta de los dedos” (Gardini, Walter “Yoga clásico”); según el Maniprabhā III.44 (subcomentario del Yogasūtra, del s. XVI, de Ramananda Sarasvati), sería la penetrabilidad, o capacidad para impregnar, extenderse, penetrar, etc., lo cual sugiere que no es el cuerpo físico el que se expande sino el cuerpo sutil (Feuerstein, George “Encyclopedic Dictionary of Yoga”); según Boja, sería la cualidad de ilimitable, poder tocar cualquier objeto a cualquier distancia (por ejemplo la luna, etc.) (Eliade, Mircea “Yoga, inmortalidad y libertad”); (iii) laghiman o levitación; según el Tattvavaishāradā (comentario del Yogasūtra, de Vācaspatimiśra), con este siddhi uno se vuelve aéreo (o transportado por el aire) como el penacho de una caña (Feuerstein, George “Encyclopedic Dictionary of Yoga”); según Boja, sería la liviandad, el poder de tornarse tan ligero como la lana (Eliade, Mircea “Yoga, inmortalidad y libertad”); (iv) prāpti: logro, alcance, adquisición; es la capacidad de extenderse o alargarse infinitamente; Vyāsa sugiere que con este poder podría tocarse la luna con los propios dedos (Feuerstein, George “Encyclopedic Dictionary of Yoga”); según Boja, (en vez de prāpti, cita gariman) dominio sobre el peso (Eliade, Mircea “Yoga, inmortalidad y libertad”); (v) prākāmya: voluntad irresistible; Vyāsa dice que es la no obstrucción de la voluntad propia; con ella se puede realizar cualquier cosa, como sumergirse en la tierra como si uno fuese agua (Feuerstein, George “Encyclopedic Dictionary of Yoga”); según Boja, una voluntad irresistible (Eliade, Mircea “Yoga, inmortalidad y libertad”); (vi) vaśitvaṃ: dominio; según el Maniprabhā, es el control sobre los elementos (bhūtaniyantṛtva) (Feuerstein, George “Encyclopedic Dictionary of Yoga”); es el dominio o control de todos los elementos y todas las criaturas en los tres mundos (pasado, presente y futuro) (Gardini, Walter “Yoga clásico”); según Boja, dominación sobre los elementos (Eliade, Mircea “Yoga, inmortalidad y libertad”); (vii) īśitṛtva o īśitva: dominio sobre el universo; garantiza al yogui el dominio o la soberanía sobre la naturaleza; según Vyāsa, este poder permite al adepto crear, disponer en un nuevo orden, o incluso destruir los elementos materiales (bhūta) (Feuerstein, George “Encyclopedic Dictionary of Yoga”); según Boja, supremacía sobre el cuerpo y el manas  (Eliade, Mircea “Yoga, inmortalidad y libertad”); (viii) kāmāvasāyitvaṃ: ejecución de todos los deseos; Vyāsa observa que esto no significa que el adepto pueda cambiar el orden natural del universo (Feuerstein, George “Encyclopedic Dictionary of Yoga”); según Boja, cumplimiento de los deseos (Eliade, Mircea “Yoga, inmortalidad y libertad”).

 

kāya-sampada vakṣyamāṇā | tad-dharmān abhighātaś ca pṛthvī mūrtyā na niruṇaddhi yoginaḥ śṛṅgārādi-kriyāṃ, śilām apy anupraviśatīti |

La perfección del cuerpo se describirá más adelante (III.46). La no afectación (anabhighātaḥ) por sus constituyentes (dharma) quiere decir que la tierra con su dureza no se opone a los movimientos del yogui, pues su cuerpo puede penetrar incluso la roca; las aguas con toda su humedad no mojan al yogui;

 

nāpaḥ snigdhāḥ kledayanti | nāgnir uṣṇo dahati | na vāyuḥ praṇāmī vahati | anāvaraṇātmake’py ākāro bhavaty āvṛta-kāyaḥ siddhānām apy adṛśyo bhavati ||45||

el fuego no le quema con su calor, ni le mueve el viento que todo lo inclina; en el espacio, que por naturaleza no obstaculiza nada, él se oculta, volviéndose invisible incluso ante los seres perfectos.

Normalmente, todas estas habilidades extraordinarias se asignan al cuerpo físico, pero según una tradición más escéptica y creíble, los poderes paranormales pertenecerían al cuerpo sutil (Mahābhārata XII.318.7), el cual podríamos asimilarlo a la conciencia (Feuerstein, Georg “The Yoga-Sūtra of Patañjali”).

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||3.45|| 1 -- aṇimā paramāṇurūpatāpattiḥ. 2 -- mahimā mahattvam. 3 -- laghimā tūlapiṇḍavallaghutvaprāptiḥ. 4 -- garimā gurutvam. 5 -- prāptiraṅgulyagrēṇa candrādisparśanaśaktiḥ. 6 -- prākāmyamicchānabhighātaḥ. 7 -- śarīrāntaḥ karaṇēśvaratvamīśitvam. 8 -- sarvatra prabhaviṣṇutā vaśitvaṅ, sarvāṇyēva bhūtāni anugāmitvāttaduktaṅ nātikrāmanti. 9 -- yatrakāmāvasāyō yasminviṣayē.sya kāma icchā bhavati yasminviṣayē yōginō vyavasāyō bhavati taṅ viṣayaṅ svīkāradvārēṇābhilāṣasamāptiparyantaṅ nayantītyarthaḥ. ta ētē.ṇimādyāḥ samādhyupayōginō bhūtajayādyōginaḥ prādurbhavanti. yathā paramāṇutvaṅ prāptō vajrādīnāmapyantaḥ praviśati. ēvaṅ sarvatra yōjyam. ta ētē.ṇimādayō.ṣṭau guṇā mahāsiddhyaya ucyantē. kāyasaṅpadvakṣyamāṇā tāṅ prāpnōti taddharmānabhighātaśca tasya kāyasya dharmā rūpādayastēṣāmanabhighātō nāśō na kutaścidbhavati nāsya rūpamagnirdahati na vāyuḥ śōṣayatītyādi yōjyam.

La capacidad de volverse muy pequeño (animan) se refiere al hecho de alcanzar el estado atómico (paramānu rūpa). La ligereza (laghiman) se refiere al hecho de alcanzar una condición de liviandad semejante a la de un copo de algodón. La pesantez (gariman) se refiere al hecho de volverse pesado. La capacidad de volverse muy grande (mahiman) se refiere al hecho de alcanzar una condición de gran tamaño, como para tocar, por ejemplo, la luna con la punta de los dedos. La voluntad irresistible (prākāmya) se refiere a que los deseos no encuentran impedimento alguno. La supremacía (īśitva) se refiere al control del cuerpo y del órgano interno. El dominio (vaśitva) se refiere al hecho de ser siempre el amo, pues estando sometidos todos los elementos, como ya se ha dicho, estos son incapaces de desobedecer. La capacidad de obtener todos los deseos (kāmāvasāyitvaṃ) se refiere al hecho de poder obtener siempre la realización de los deseos, de manera que cualquier objeto sobre el cual tenga deseo, este objeto es obtenido por el yogui, y apropiándose de él cumple completamente con la satisfacción de su deseo. Este es el sentirlo. Estos elementos accesorios del énstasis, como por ejemplo la capacidad de volverse muy pequeño, se hacen presentes en el yogui como consecuencia de 1a conquista de los elementos. Así, por ejemplo, una vez alcanzado el estado atómico le es posible penetrar en un diamante, y así por el estilo. Estas ocho cualidades, comenzando por la capacidad dc volverse muy pequeño, son llamadas los grandes poderes. Se obtiene, también, la perfección del cuerpo, que será explicada más adelante. La ausencia de obstrucción de las formas constitutivas, se refiere al hecho de que las formas constitutivas del cuerpo, como por ejemplo, la forma, etc., no sufren daño, no son destruidas en ninguna parte. Ni el fuego puede quemar su forma, ni el viento secarla, y así por el estilo.

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

Si lo desea, (el yogui) es más sutil que lo sutil. Con el poder de la miniaturización se puede penetrar cualquier cosa, incluso el diamante, y no ser visto por nadie. Con la ligereza se vuelve más ligero incluso que la hebra de algodón. Con este poder se puede ir a cualquier parte sin necesidad de nada que lo soporte. Con la grandeza se puede extender a lo largo del espacio. Con el alcance, se podría tocar la luna desde la tierra. Con la voluntad irresistible, cualquier deseo que se tenga resulta cumplido. Con el dominio se dominan todos los mundos. Con la soberanía se puede modificar la aparición, el mantenimiento y la disolución de los elementos. Con la omnipotencia, cualquier cosa que se desee; las cosas se transforman y permanecen a voluntad. Aunque este yogui tenga poderes no revierte el orden natural de las cosas, pues tal modificación se opondría a la finalidad del ser supremo (parameśvara). Dado que el yogui no tiene impurezas, no podría causar tal modificación, pues su conducta es excelsa. Todos estos poderes se logran dominando los elementos.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | III.45 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación