Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | IV.4 | Siguiente

Actualizado: marzo, 2017

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

tadā tu yogī bahūn kāyān nirmimīte tadā kim ekamanaskās te bhavanty athāneka-manaskā iti?

Objeción: entonces, cuando un yogui se proyecta en distintos contenidos mentales, ¿dispone de una mente común, o de mentes individualizadas?

 

निर्माणचित्तान्यस्मितामात्रात्॥४॥

nirmāṇacittānyasmitāmātrāt ||4||

Las [diferentes] mentes creadas [por el yogui] surgen de la pura conciencia de existencia

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

Los citta-campos individualmente creados provienen solo de asmitā-la conciencia de “yo soy”

Georg Feuerstein

Las conciencias individualizadas (nirmāṇa-citta) [proceden] de la “soy-dad” esencial (asmitā-mātra)

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

Las mentes fabricadas surgen solo de la “soy-dad”

P. V. Karambelkar

Las cittas creadas artificialmente (parecen producidas por el yogui) a partir de (su) asmitāmātra (es decir, pura conciencia de sí)

James Haughton Woods

Las mentes creadas solo se producen a partir de la sensación de personalidad

Emilio García Buendía

La formación de mentes conscientes (se debe) únicamente a la yoidad

Oscar Pujol

Las mentes artificiales se producen únicamente a partir del sentido del yo

 

Vocabulario

nirmāṇa-cittāni asmitā-mātrāt

nirmāṇa-cittāni (los contenidos mentales construidos) asmitā-mātrāt (surgen de la pura conciencia de existencia)

 

nirmāṇa-: construcción, formación, creación.

citta (cittāni): (n, nom, pl) mentes, inteligencias, conciencias; 1) mentes o conciencias en su totalidad, como conjunto de todas sus actividades y funciones.

nirmāṇacitta (nirmāṇacittāni): (n, nom, pl) estados mentales, mentes creadas conscientemente, conciencias individualizadas.

asmitā-: “soy-dad”, “yo-idad”, “ego-idad”; 1) sensación de estar vivo, conciencia de ser o existir individualmente (no debe confundirse con el egoísmo), experimentación de sí mismo como ser individual; 2) personalidad, individualidad (ahaṃkāra).

mātra (mātrāt): (m, abl, sg) 1) surge solamente de, procede nada más que de…, 2) proviene del puro, a partir del neto.

asmitāmātra (asmitāmātrāt): (m, abl, sg) surge de la pura conciencia de existencia.

Patañjali utiliza el término asmitāmātra una sola vez (en IV.4), donde se describe como el principio de donde procede la multiplicidad individualizada o mentes fabricadas (nirmāṇacittas). Patañjali solo afirma que las mentes individualizadas surgen de la soy-dad no particularizada. Asmitāmātra es un concepto ontológico, y es ontológicamente real. Por el contrario, asmitā es un doloroso estado de auto-identidad —de nuestra errónea identificación de prakṛti con puruṣa— y es un concepto psicológico (tal como se muestra en II.3 a II.6 y en III.47) cuyo significado puede conllevar cierto énfasis epistemológico (Witcher, Ian “The Integrity of the Yoga Darshana”, pag. 70-71).

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

asmitā-mātraṃ citta-kāraṇam upādāya nirmāṇa-cittāni karoti, tataḥ sa-cittāni bhavanti ||4||

Al aparecer la pura conciencia de existencia (asmitāmātra) (YB.II.19) como la causa de las (distintas) mentes, (el yogui) crea (diferentes) proyecciones mentales. A cada proyección se asocia una mente.

—El término nirmāṇacitta se interpreta erróneamente en el Yoga Bhāṣya como “conciencias creadas artificialmente”. Se argumenta que este sūtra se redactó en respuesta a la cuestión surgida a raíz del tratamiento dado a los poderes paranormales en el sūtra IV.1, sobre si los múltiples cuerpos que el yogui puede crear a voluntad poseen además una conciencia distinta. La respuesta clásica es que sí. Pero nirmāṇacitta puede también significar “conciencia individualizada”, es decir, la conciencia fenomenal en oposición a la conciencia raíz o “sí-mismo-esencial”. En vista del contexto filosófico en que aparece el presente aforismo y considerando las concepciones análogas del Budismo Yogācāra (del cual Patañjali era muy probablemente consciente), ésta parece ser la explicación más plausible. Entonces, ¿cómo debe interpretarse este sūtra? La respuesta reside en el concepto asmitāmātra. Este no es únicamente el sentimiento de identidad que todo individuo posee, sino un principio ontológico mucho más profundo que hace posible toda individuación. En sāṃkhya se conoce como ahaṃkāra o “hacedor”. Es esta fase concreta del proceso de transformación de la potencialidad bruta del mundo manifiesto, donde las estructuras de lo objetivo y lo subjetivo empiezan a emerger de forma separada. Es la matriz de toda conciencia individual y de todos los objetos materiales externos (Feuerstein, Georg “The Yoga-Sūtra of Patañjali”).

—Cuando la mente de un yogui se vuelve estéril e improductiva como una semilla chamuscada a consecuencia del conocimiento discriminativo, cesa su actividad natural causada por las impresiones latentes. Sin embargo, tales yoguis imparten enseñanzas espirituales y son compasivos para beneficio de todos los seres. Se afirma que esto es solo posible gracias a las mentes que crean ellos mismos, a partir de la raíz de su individualidad; en otras palabras, con ellas, la raíz de su individualidad no se afecta con las fluctuaciones e impresiones latentes. Tales mentes creadas pueden destruirse a voluntad; por esta razón  no acumulan impresiones de ignorancia y no generan ataduras (Hariharānanda Āranya, Swami “Yoga philosophy of Patañjali”, p. 351).

La mente natural es aquella con la que el individuo trabaja y evoluciona en los campos de la materia durante el largo curso de su ciclo evolutivo; esa mente es un producto de la evolución, lleva las impresiones de todas las experiencias por las que ha pasado en vidas sucesivas y dura hasta que se alcanza kaivalya. Pero cuando el yogui practica saṃyama le es posible crear cualquier número de vehículos mentales por duplicación, vehículos que son una copia exacta del que normalmente usa (Taimni, I.K. “La ciencia de la Yoga”).

No se trata del movimiento del cuerpo en el espacio (III.43), sino de un fenómeno de bilocación o trilocación (III.44). Las mentes creadas nacen de la fuerza de voluntad acumulada por la meditación: “tiene origen en el samādhi (Bhoja)” (Gardini, Walter “Yoga clásico”).

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||4.4|| yōginaḥ svayaṅ nirmitēṣu kāyēṣu tāni cittāni tāni mūlakāraṇadasmitāmātrādēva tadicchayā prasaranti agnērvisphuliṅgā iva yugapatpariṇamanti. nanu bahunāṅ cittānāṅ bhinnābhiprāyatvānnaikakāryakartṛtvaṅ syādityata āha --

Para el yogui, estas mentes en los cuerpos creados por él mismo fluyen en virtud de su solo deseo, a partir de su causa original, que es tan sólo la egoicidad (asmitā); se transforman súbitamente, como las chispas del fuego. Sin embargo, debido a la diversidad de propósito de las muchas mentes, no podría ser posible la unidad de efecto y agente.

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

Sin mente ni sentidos, el cuerpo sería casi un cadáver sin importancia. Con una sola mente no hay capacidad suficiente para la existencia de la (mente) primaria y la (mente) secundaria, (es decir) de diferencias en actividad. Pero con el poder se hace posible la creación de muchos cuerpos sujetos a una conciencia individual (kṣetrajñā). Es preciso diferenciar los instrumentos para las distintas actividades de la principal y la secundaria. Pero hay quienes creen que debe haber un número de mentes individuales (kṣetrajñā) que corresponden a diferentes cuerpos. Unos mantienen que se trata de una doctrina de maduración de los frutos de las acciones no efectuadas. Sin embargo, otros lo niegan afirmando que las mentes individuales tendrán su actividad de acuerdo a su (actual) situación.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | IV.4 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación