Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | IV.9 | Siguiente

Actualizado: marzo, 2017

 

जातिदेशकालव्यवहितानामप्यानन्तर्यं स्मृतिसंस्कारयोरेकरूपत्वात्॥९॥

jātideśakālavyavahitānāmapyānantaryaṃ smṛtisaṃskārayorekarūpatvāt ||9||

Incluso aunque [los impulsos potenciales puedan estar] separados [de las acciones que los ocasionan] por [razones de] categoría de existencia, lugar y tiempo, existe una relación causal [entre ambos] porque el subconsciente y las impresiones subliminales poseen la misma apariencia

(Traducción propia)

(Otras traducciones)

Vyaas Houston

Incluso en el caso de aquellos (vāsanā-rastros subliminales) separados por nacimiento, lugar y tiempo (de su causa en el karma), hay una relación causal en base a la uniformidad entre la smṛti–memoria y los saṃskāra–activadores subliminales

Georg Feuerstein

De acuerdo a la similitud entre la memoria [profunda] y los activadores () [hay] continuidad [entre la manifestación de los activadores subliminales y la causa kármica], incluso aunque [causa y efecto] pueden estar separados [en términos de] lugar, tiempo y especie

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

Puesto que la memoria y los comparten la misma forma, están conectados incluso entre nacimientos, lugares y momentos que están ocultos

P. V. Karambelkar

A causa de la identidad entre los dos, es decir smṛti (=memoria) y saṃskāra (=impresiones residuales de la acción o karma), existe proximidad (es decir, conversión inmediata) del saṃskāra en la smṛti) incluso aunque (ambos estén) separados por nacimiento, localidad y tiempo

James Haughton Woods

Hay una relación causal ininterrumpida [de impresiones subconscientes], aunque separadas en especie, lugar y momento, en base a la correspondencia entre memoria e impresiones subliminales

Emilio García Buendía

Aunque el nacimiento, el lugar y el tiempo (estén) separados, (se da) una sucesión causal sin interrupción (de las impresiones subconscientes) por la uniformidad de las impresiones subconscientes y la memoria

Oscar Pujol

La contigüidad [entre la manifestación y la fructificación] se produce a pesar de que haya una separación de tiempo, lugar o nacimiento, ya que el recuerdo y la impresión latente tienen una misma forma

 

Vocabulario

jāti-deśa-kāla-vyavahitānāṃ api ānantaryaṃ smṛti-saṃskārayoḥ ekarūpatvāt

api (incluso aunque) jāti-deśa-kāla-vyavahitānāṃ (separados por categoría de existencia, lugar y tiempo), ānantaryaṃ (existe relación causal) smṛti-saṃskārayoḥ (porque el subconsciente y las impresiones subliminales) ekarūpatvāt (poseen la misma apariencia)

 

jāti-: nacimiento, producción; 1) entorno social determinado, clase social; 2) especie, clase, categoría de existencia, vida; 3) representa los condicionamientos externos, lo que vincula a una persona con un ambiente determinado.

deśa-: lugar, posición, región, espacio, punto.

kāla-: tiempo, momento.

vyavahita (vyavahitānāṃ): (f, gen, pl) 1) de los distintos, separados o aparte de; 2) de los oscuros, escondidos u ocultos.

api: y, también, además, incluso, aunque, pero, aun cuando, a su vez; 1) (a menudo se utiliza para expresar énfasis, en el sentido de) incluso, también, muy.

ānantarya (ānantaryaṃ): (n, nom, sg) enlace, secuencia o sucesión inmediata, relación causal.

smṛti-: memoria, recuerdo; 1) retentiva, uno de los cinco tipos de procesos mentales (cittavṛtti), basado en el poder de retención, es decir, donde no se permite que el objeto percibido desaparezca completamente de la conciencia; 2) subconsciente, memoria profunda.

saṃskāra (saṃskārayoḥ): (m, gen, du) de la latencia; 1) de la impresión latente o subliminal; a partir de la huella psíquica dejada por una experiencia anterior en la memoria profunda; 2) desde la consecuencia de una acción que condiciona otra futura.

—Un saṃskāra es un vṛtti en estado latente, cuya vuelta a la superficie provoca el fenómeno de la memoria (Feuerstein, George “Encyclopedic Dictionary of Yoga”).

eka-: (masculino) uno, solo, solitario, único.

rūpa (rūpátvāt): (n, abl, sg) a causa de la forma física, apariencia externa o representación material.

 

Otras variaciones del texto original:

jātideśakālavyavahitānāmapyānaṃtaryaṃ smṛtisaṃskārayorekarūpatvāt

jātideśakālavyavahitānāmapyānantaryyaṃ smṛtisaṃskārayorekarūpatvāt

jātideśakālavyavahitānāmapyānantarya smṛtisaṃskārayorekarūpatvāt

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

vṛṣa-daṃśa-vipākodayaḥ sva-vyañjakāñjanābhivyaktaḥ |

En el nacimiento de un gato, por ejemplo, la maduración de su karma se lleva a cabo de forma espontánea, por su propio impulso,

 

sa yadi jāti-śatenadūra-deśatayākalpa-śatenavyavahitaḥ punaś ca sva-vyañjakāñjana evodiyāt drāg ity eva pūrvaṇubhūta-vṛṣa-daṃśa-vipākābhisaṃskṛtā vāsanā upādāya vyajyeta |

incluso aunque (dicho karma) esté separado (del nacimiento como gato) por cientos de especies, enormes distancias o miles de eones. Más aún, cuando surge la maduración espontánea hacia la actualización, se manifiesta con suma rapidez, junto con los impulsos potenciales (vāsanās) establecidos para manifestarse como gato.

Los vāsanās son el resultado de la memoria de las experiencias vividas generadas por la fructificación del karmāśaya y mantenidas en citta en forma de potencias o impresiones (saṃskāras). Pero citta permanece constante en cada nacimiento y renacimiento que el individuo sufre desde la eternidad; no obstante, mantiene memoria de todas las experiencias de miles de vidas atrás en forma de saṃskāras o potencias y es comparable a una red de pesca con nudos por todas partes. Los vāsanās, por tanto, no son el resultado de la acumulación de experiencias en la memoria de una sola vida sino de muchas vidas, y por ello se denomina anekabhavika, en oposición al karmāśaya que representa las acciones virtuosas y viciosas acumuladas en una vida y que, al madurar (vipāka), generan la siguiente, sus experiencias y su duración (Dasgupta, Surendranath “Yoga as Philosophy and Religion”, pag. 106-107).

 

kasmāt? yato vyavahitānām apy āsāṃ sadṛśaṃ karṃ :abhivyañjakaṃ nimittībhūtam ity ānantaryam eva |

¿Por qué? Porque aunque estén lejanos, el karma que se manifiesta se ha convertido en una causa activa para ello. Por tanto, existe una sucesión lógica.

 

kutaś ca? smṛti-saṃskārayor eka-rūpatvāt | yathānubhavās tathā saṃskārāḥ |

¿Por qué? Porque el subconsciente o memoria profunda y los residuos o impresiones latentes de las acciones (saṃskāras) tienen la misma forma. Los saṃskāras son parecidos a las experiencias (anubhava, pratyaya).

La diferencia entre saṃskāras, impresiones, y smṛti o memoria es sencillamente que la primera se halla en estado latente mientras que la segunda se halla manifiesta; por tanto, la naturaleza de los recuerdos y de las impresiones son iguales, de tal forma que, cuando se revive un saṃskāra, ello significa que se manifiesta el recuerdo de la misma experiencia conservada en el saṃskāra de forma latente (Dasgupta, Surendranath “Yoga as Philosophy and Religion”, pag. 108).

El concepto smṛti (igual que en I.43) se refiere al subconsciente personal, es decir, a la cadena de características subliminales conectadas con un individuo concreto, en lugar de con el conjunto total de residuos subliminales. A causa de la similitud (o identidad) entre la memoria profunda y las características subliminales correspondientes a un individuo concreto, éste no experimenta la fruición del karma de otra persona (Feuerstein, Georg “The Yoga-Sūtra of Patañjali”).

—Este sūtra explica el mecanismo que vincula la impresión latente con el estímulo que la pondrá en funcionamiento. Al igual que la impresión latente solo se manifiesta cuando encuentra su propia causa de manifestación, lo mismo sucede con las impresiones latentes, que son causa de la fructificación kármica: solo se manifiestan cuando encuentran su propia causa de manifestación y, por lo tanto, aunque pase mucho tiempo, o incluso en otro nacimiento, la manifestación de las impresiones latentes se producirá de acuerdo con la fructificación porque ambas tienen la misma causa de manifestación y su contigüidad no depende del tiempo, del espacio o del mismo nacimiento, sino de un código común, la causa de la manifestación, que las vincula inconfundiblemente (Pujol, Oscar “Yogasūtra”, pag 348-349).

 

te ca karma-vāsanānurūpāḥ | yathā ca vāsanās tathā smṛtir iti jāti-deśa-kāla-vyavahitebhyaḥ saṃskārebhyaḥ smṛtiḥ |

Adoptan la forma de impulsos potenciales (vāsanās) de las acciones, y el subconsciente se asemeja a las impresiones latentes (saṃskāras). (Por ello) los recuerdos proceden de los saṃskāras, (aunque) distanciados por clase, lugar y tiempo.

—La memoria y las impresiones latentes están fuertemente unidas. Esta unión persiste incluso cuando, entre dos acciones semejantes, hay un intervalo de tiempo, de espacio o de contexto (Desikachar, TKV “Yoga-sūtra de Patañjali”).

 

smṛteś ca punaḥ saṃskārā ity evam ete smṛti-saṃskārāḥ karmāśaya-vṛtti-lābha-vaśād vyajyante | ataś ca vyavahitānām api nimitta-naimittika-bhāvānucchedād ānantaryam eva siddham iti ||9||

Recíprocamente, los recuerdos producen saṃskāras, de tal forma que los recuerdos y los saṃskāras se manifiestan a partir de la entrada en actividad del depósito de las acciones (karmāśaya). De esta forma, existe una sucesión lógica, pues la cadena causal nunca se interrumpe, aún en el caso de objetos lejanos.

Vāsanās y memoria permanecen unidos a pesar del tiempo; los vāsanās nunca se destruyen; pueden reaparecer de forma imprevista cuando no estamos preparados —de ahí la importancia de la práctica para ayudarnos a combatir los vāsanās cuando surgen (von Romberg, Margo “http://www.athayog.me.uk/sutra_ch4phn.html“).

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||4.9|| iha nānāyōniṣu bhramatāṅ saṅsāriṇāṅ kāṅcidyōnimanubhūya yadā yōnyantarasahasravyavadhānēna punastāmēva yōniṅ pratipadyatē tadā tasyāṅ pūrvānubhūtāyāṅ yōnau tathāvidhaśarīrādivyañjakāpēkṣayā vāsanā yāḥ prakaṭībhūtā āsaṅstāstathāvidhavyañjakābhāvāttirōhitāḥ punastathāvidhavyañjakaśarīrādilābhē prakaṭī bhavanti. jātidēśakālavyavadhānē.pi tāsāṅ svānubhūtasmṛtyādiphalasādhanē ānantaryaṅ nairantaryam, kutaḥ, smṛtisaṅskārayōrēkarūpatvāt. tathā hyanuṣṭhīyamānātkarmaṇaścittasattvē vāsanānurūpaḥ saṅskāraḥ samutpadyatē. sa ca svarganarakādīnāṅ phalānāmaṅkurībhāvaḥ karmaṇāṅyāgādīnāṅ śaktirūpatayā.vasthānam. karturvā tathāvidhabhōgyabhōktṛtvarūpaṅ sāmarthyam. saṅskārātsmṛtiḥ smṛtēśca sukhaduḥkhōpabhōgastadanubhavācca punarapi saṅskārasmṛtyādayaḥ. ēvaṅ ca yasya smṛtisaṅskārādayō bhinnāstayā||nantaryābhaāvē durlabhaḥ kāryakāraṇabhāvaḥ. asmākaṅ tu yadā.nubhava ēva saṅskārī bhavati saṅskāraśca smṛtirūpatayā pariṇamatē tadaikasyaiva cittasyānusaṅdhātṛttvēna sthitatvātkāryakāraṇabhāvō na durghaṭaḥ. bhavatvānantaryaṅ kāryakāraṇabhāvaśca vāsanānāṅ yadā nu prathamamēvānubhavaḥ pravartatē tadā kiṅ vāsanānimitta uta ninimitta iti śaṅkāṅ vyapanētumāha --

Cuando los seres errantes en el ciclo de nacimientos y muertes (samsárin), habiendo alcanzado algún nacimiento en el curso de sus diferentes nacimientos aquí en el mundo, vuelven a obtener ese mismo nacimiento, con interrupción de miles de otros nacimientos, entonces, las impresiones residuales manifestadas en el nacimiento anteriormente experimentado, en lo que concierne a las características de un determinado tipo de cuerpo, etc., y que, en ausencia de tales características habían dejado de manifestarse, vuelven a hacerse manifiestas, al obtenerse un cuerpo, etc., de tales características. Y así, en la realización del fruto que les pertenece por naturaleza, es decir la memoria, se basa su ausencia de solución de continuidad, es decir, su continuidad, aunque estén separadas en lo que respecta al nacimiento, el lugar y el tiempo. ¿Cómo así? Debido a que una sola es la forma de la memoria y de las impresiones latentes. Porque de esta manera, al efectuar una acción, se conforma en la cualidad pura de la mente una impresión latente bajo la forma de una impresión residual, la cual deviene el brote germinal de los frutos a obtenerse, por ejemplo, en el cielo o en los infiernos. O bien es la condición propia del poder de los actos rituales (karman), tales como el sacrificio. 0 bien es la capacidad del agente en lo que respecta específicamente a la relación existente entre el que disfruta y lo que ha de ser disfrutado. La memoria proviene de una impresión latente; de la memoria, la capacidad de experimentar el placer y el dolor; y de la consecuente manifestación de éstos, a su vez, las impresiones latentes y la memoria. Para aquél que considera que la memoria y las impresiones latentes se dan separadamente, es difícil establecer una relación de causa a efecto, debido a. la ausencia de continuidad, Pero para nosotros, para quienes la manifestación misma se convierte en impresión latente, y las impresiones latentes se transforman por sí mismas en memoria, no resulta difícil demostrar esta relación de causa a efecto, porque, de una reflexión atenta, queda establecida firmemente la existencia de una sola mente. Puede admitirse la continuidad y la relación de causa a efecto de las impresiones residuales; pero, cuando surge justamente la primera manifestación, ¿exista entonces, una causa (nimitta) para las impresiones residuales, o no existe ninguna causa?

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

Objeción: la diferencia (entre impresiones subliminales) por razón de tiempo se ha explicado solo en relación a la diferencia de clase. ¿Cuál es el significado del tiempo (en este contexto)?

Respuesta: en un solo día puede haber muchas pequeñas vidas (insectos, etc.). El tiempo se menciona en el sentido de que tales vidas no están (necesariamente) en el pasado lejano. Se muestra como ejemplo la maduración del karma del gato como impelido por su propio y espontáneo impulso. El karma que resulta en la manifestación de un toro no provoca la manifestación de impulsos potenciales de gato. No son compatibles, y la causa que provoca una manifestación es siempre compatible con la naturaleza de su resultado. A la vista de algo comestible como el tamarindo, la boca se hace agua. Por tanto, existe una sucesión lógica de los impulsos potenciales, y su poder de manifestación es el mismo. Por tanto, no existe proximidad o lejanía entre los impulsos potenciales, pues se encuentran depositados por igual en la mente. El saṃskāra es como el recuerdo. Puesto que el impulso de activación es particular para cada uno, la lejanía no tiene efecto. De cada saṃskāra, separado por cientos de eones, surge un recuerdo de la misma clase, y así se establece la sucesión causal. A continuación se muestra que, debido a que los impulsos potenciales no tienen principio, su maduración es un viaje a través de una sucesión de incontables fructificaciones. Esto se describe así para crear el sentimiento de desapego.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | IV.9 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación