Yoga Sūtras

Aforismos sobre Yoga de Patañjali

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | IV.17 | Siguiente

Actualizado: octubre, 2016

 

तदुपरागापेक्षित्वाच्चित्तस्य वस्तु ज्ञाताज्ञातम्॥१७॥

taduparāgāpekṣitvāccittasya vastu jñātājñātam

un objeto es (relativamente) conocido o desconocido según como (dicho objeto) influya en la modificación de la mente

 

Vyaas Houston

Un objeto es conocido o desconocido en razón de la condicionalidad de coloración de citta-el campo por ese (objeto)

Georg Feuerstein

Un objeto es conocido o desconocido en razón de la requerida “coloración” (uparāga) de la conciencia por ese [objeto]

Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj

Un objeto mental es conocido o desconocido debido a la posibilidad de que coloree (a la mente)

P. V. Karambelkar

(I) (Para el conocimiento, es decir, para la cognición de un objeto) es preciso que haya coloración (es decir, asunción o captación de sus cualidades) de citta por ello (el objeto), como resultado de lo cual tal objeto se vuelve conocido, en otro caso (permanece) desconocido. (II) El objeto se vuelve (relativamente) conocido o desconocido en proporción al grado de coloración de citta por él

James Haughton Woods

Un objeto es conocido o desconocido en virtud de su afectación [o no afectación] al complejo mental

Emilio García Buendía

Una cosa (es) conocida o no conocida en función de la afección de la mente por ésta

 

Vocabulario

tat-uparāga-apekṣitvāt cittasya vastu jñāta-ajñātam

vastu (un objeto) jñāta-ajñātam (es conocido o desconocido) tat-uparāga-apekṣitvāt (según como condicione la coloración) cittasya (de la mente)

 

tad-: con este, por ese, mediante aquel.

uparāga-: afectación, coloración, influencia, modificación.

apekṣitva (apekṣitvāt): (n, abl, sg) a causa de la anticipación, por medio de la expectación; debido a la dependencia, mediante la condicionalidad, a causa de la perspectividad.

citta (cittasya): (n, gen, sg) de o desde la mente, la razón, la inteligencia o la conciencia.

vastu: (n, nom, sg) cosa, objeto, artículo; 1) cosa, substancia, objeto (independiente del sujeto que lo percibe y piensa), objeto “en su objetividad, tal como es en sí”; 2) punto, localización definida; 3) constancia.

jña (jñāta-): conocido, sabido.

ajñāta (ajñātam): (n, nom, sg) desconocido, ignorado.

 

Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

 

ayaskānta-maṇi-kalpā viṣayā ayaḥ-sadharmakaṃ cittam abhisambadhyoparañjayanti |

Los objetos son como imanes. Atraen a la mente como si (ésta) fuese de hierro y la modifican.

—Aun cuando el objeto es independiente del observador, sólo se conoce en la medida en que “colorea” (uparāga) la mente de dicho observador. Hay pues una selectividad y una apreciación que están del lado del sujeto. Además, el contenido de la mente, es decir, las ideas, la memoria, los saṃskāra, las actividades, etc., constituye el proceso de comprensión (grahaṇa) y como tal debe estar subordinada a “aquel que comprende” (grahītṛ). La prueba de ello es que la mente es a su vez, si llega el caso, un objeto de comprensión y no puede ser al mismo tiempo instrumento y objeto de comprensión (Geenens, Philippe “Viniyoga”).

 

yena ca viṣayeṇoparaktaṃ cittaṃ sa viṣayo jñātas tato’nyaḥ punar ajñātaḥ | vastuno jñātājñāta-svarūpatvāt pariṇāmi cittam ||17||

El objeto que modifica la mente resulta conocido, mientras que otros (distintos) permanecen desconocidos. La mente tiene que ser modificable, puesto que sus objetos tienen la propiedad tanto de ser conocidos como desconocidos.

—Que un objeto resulte o no percibido, depende tanto de su accesibilidad como de la motivación de la persona. El objeto debe existir, debe ser observable, debe motivar al observador y estimular un deseo de verlo (Desikachar, TKV “Yoga-sūtra de Patañjali”).

—La idea que se recoge en este sūtra es que el conocimiento o no de una cosa del mundo externo (vastu) depende del modo y manera en que dicha cosa afecta a la mente consciente. En este sentido se indica explícitamente que la perspectiva desde la que se conoce cualquier cosa afecta o impresiona la mente consciente (citta) precisamente desde un ángulo y no otro adoptándose una postura perspectivista de la realidad lo cual no implica la asunción de ningún tipo de idealismo. De hecho se sigue argumentando en contra del idealismo al afirmar precisamente que una cosa es conocida o no es conocida dependiendo que afecte o no a la substancia mental por lo que nunca dicho objeto puede ser un producto de la propia mente sino perteneciente al mundo externo (García Buendía, Emilio El yoga como sistema filosófico”, pag. 450).

 

Bhoja — Rāja-Mārtanda (1018-1060)

||4.17|| tasyārthasyōparāgādākārasamarpaṇāccittē bāhyaṅ vastu jñātamajñātaṅ ca bhavati. ayamarthaḥ -- sarvaḥ padārtha ātmalābhē cittaṅ sāmagrīmapēkṣatē. nīlādijñānaṅ cōpajāyamānamindriyaṇāṅlikayā samāgatamarthōparāgaṅ sahakārikāraṇatvēnāpēkṣatē, vyatiriktasyārthasya saṅbandhābhāvādgrahītumaśakyatvāt. tataśca yēnaivārthēnāsya jñānasya svarūpōparāgaḥ kṛtastamēvārtha jñānaṅ vyavahārayōgyatāṅ nayati, tataśca sō.rthō jñāta ityucyatē, yēna ||kārō na samarpitaḥ sō.jñātatvēna vyavahriyatē yasmiṅścānubhūtē.rthē sādṛśyādiḥ arthaḥ saṅskāramudbōdhayansahakārikāraṇatāṅ pratipadyatē tasminnēvārtē smṛtirupajāyatē iti na sarvatra jñānaṅ nāpi sarvatra smṛtiriti na kaścidvirōdhaḥ.

Un objeto (vastu) exterior es conocido o no conocido en la mente, debido al hecho de que ésta está teñida por él, es decir, por el hecho de que el objeto (artha) le transmite una información. El sentido es el siguiente. Todo objeto existente (padārtha) depende de un conjunto (de factores) para lograr obtener su naturaleza propia (svātman). El conocimiento del color azul, por ejemplo, depende para producirse de una coloración en el objeto, la cual es recogida a través del canal de los sentidos, que actúan en calidad de causa accesoria, ya que no sería posible la aprehensión de un objeto diferente por falta de esta relación. Por eso, la naturaleza propia de la coloración del conocimiento efectuada con intervención de un objeto, conduce, justamente, a ese objeto, a su conocimiento, a su manera propia de actuar. Y así, se dice que este objeto es conocido. Y el que no se hace manifiesto bajo una determinada forma (ākāra), es considerado como no conocido. Con respecto de un objeto ya experimentado, es un objeto similar el que, despertando una impresión latente, pone en marcha una causalidad accesoria, y es con respecto de este objeto que surge la memoria. Cuando se dice que el conocimiento no se da en todo tiempo y lugar, y que tampoco se da en todo tiempo y lugar la memoria, no hay en esto ninguna contradicción.

yadyēvaṅ pramātā.pi puruṣō yasminkālē nīlaṅ vēdayatē na tasminkālē pītamatastasyāpi kadācitkatvaṅ grahītṛrūpatvādākāragrahaṇē pariṇāmitvaṅ prāptamityāśaṅkāṅ parihartumāha --

Si esto es así, sin embargo, cuando el “sí-mismo-esencial”, que es el que conoce, percibe el color azul en un determinado momento, no percibe en este momento el color amarillo, y parecería ser que la mente, a veces, por el hecho de que su naturaleza se basa en su capacidad para conocer, sufra una transformación al percibir una determinada forma. A esta objeción responde.

 

Śaṅkara Bhagavatpāda — Yoga-Bhāṣya-Vivaraṇa (s. XIV)

Tal afectación corresponde a una modificación mental. La mente toma otra forma distinta cuando se une con el objeto a través del canal de los sentidos. Aquí también, para quien opina que el objeto depende de forma absoluta de la mente, o incluso que es la mente misma, se fuerza a su omnisciencia o a su total desconocimiento de los objetos. Pues sin conocimiento la mente no existiría. Pero este no es el caso; más bien, se trata de que los objetos sean conocidos o desconocidos. Por tanto debe haber modificaciones mentales, pues los objetos no se encuentran en un estado fijo y, en otro caso, la relación con ellos no sería factible. Para puruṣa, el objeto es la mente con sus propios objetos conocidos y desconocidos bajo la apariencia de un proceso mental, pues la mente con sus procesos mentales inhibidos no sería un objeto.

 

Samādhi Pāda | Sadhana Pāda | Vibhūti Pāda | Kaivalya Pāda

Anterior | IV.17 | Siguiente

© Yogadarshana – Yoga y Meditación