Yogadarshana

Meditación: obstáculos

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Enlaces | Contactos | Derechos de autor | Acerca del autor | Bibliografia

Yamas y Niyamas | Āsanas | Prāṇāyāma | Meditación | Samādhi

Obstáculos | Krishnamurti | Ramana Maharshi | Zazen | Jean Klein | Vivekananda | Aurobindo

 

Cualquier cambio que se pretenda efectuar lleva aparejado una resistencia natural ante dicho cambio.

En este sentido, la práctica de la meditación se encuentra con distintos obstáculos que pueden conducir al fracaso.

Las amenazas potenciales mas importantes son las que diez que se enumeran a continuación:

 

OBSTACULO

DESCRIPCIÓN

CONSEJOS

1. DUDA

 

Es el mayor obstáculo en el camino del yoga. Se puede dudar desde la ejecución correcta y la efectividad de la meditación hasta de uno mismo. Se puede cuestionar, por ejemplo: — si la meditación es demasiado dificil para uno mismo; — si se acabará hipnotizado; — si se trata de una forma de escapismo; — si se tiene que renunciar a los placeres cotidianos para poder meditar; — si puede chocar con las propias creencias religiosas; — si es preciso disponer de un maestro.

Todo el mundo es perfectamente capaz de meditar. Pero no hay que esperar resultados maravillosos al principio.

— Anotar en un papel todas las dudas que surjan sobre yoga y meditación y luego analizarlas —una por una. Se descubrirá que después de un análisis detallado, muchas de las dudas son infundadas y algunas incluso ridículas.

— Si, tras este ejercicio aún se tienen serias dudas que impidan practicar la meditación, hay que buscar un instructor o instructora competente que ayude a clarificar dichas reservas.

2. ABURRIMIENTO

 

La meditación (que consiste en no hacer nada, más que prestar atención) rápidamente desemboca en “aburrimiento” para la mente superactiva, la cual recurre enseguida a distintas soluciones que la liberen del aburrimiento.

Aceptar el aburrimiento y, al menos temporalmente, hacer del mismo el centro de la atención.

3. SUEÑO

Muchos principiantes sucumben al sueño porque de forma inconsciente se asocia con una ralentización de los procesos mentales durante la meditación.

— Comprobar que la postura es la correcta.

— Mantener los ojos mas abiertos.

— Si es preciso, levantarse y practicar meditación caminando (o uno o dos asanas de estiramiento apropiados) durante unos minutos, antes de sentarse de nuevo.

4. MALESTAR FÍSICO

A menudo, desde el mismo momento en que se adopta la postura, la conciencia del cuerpo se magnifica ante la mas mínima sensación corporal. Incluso un insignificante picor puede constituir el mayor de los inconvenientes.

 

Sentir el picor, respirar a través de él y continuar con la meditación. De hecho, la sensación de picor puede dotar de energía adicional para concentrarse mejor. Si la sensación se escapa de control, sencillamente ¡rascarse!. No hay que hacer una montaña de un grano de arena.

5. PENSAMIENTOS NEGATIVOS

La meditación puede destapar las tendencias negativas que residen en el subconsciente. Enfrentarse cara a cara con nuestra negatividad puede ser realmente molesto.

 

— No retener conscientemente los pensamientos o sensaciones negativas que puedan surgir.

— Recordar que uno no es sólo las sensaciones y pensamientos que surgen.

— Optar por cultivar el opuesto exacto de cualquier pensamiento o sensación negativa que aparezca en la pantalla mental. Por ejemplo, si de repente aparecen pensamientos oscuros, de resentimiento sobre alguien, simplemente hay que hacer surgir pensamientos de amor y amistad proyectandolos a todo lo que nos rodea.

6. PRISA

Nada resulta mas peligroso en la via del yoga que “correr para ver lo que pasa”. Ciertamente, no se puede ir con prisas en meditación.

Cultivar la paciencia. Dar suficiente tiempo al cuerpo y a la mente para cambiar. No forzar en absoluto.

7. SANTURRONERÍA

En el zen, a quienes entran en este estado de pretendida santidad se les dice coloquialmente que “apestan a zen”. Desgraciadamente, este estado no solo se da en el zen; en todos los sistemas espirituales y místicos se pueden encontrar personajes de este tipo.

Tales “iluminados” pregonan continuamente a los demás que experimentan una poderosa meditación y que poseen el conocimiento verdadero — bajo su punto de vista, son una especie de maestros. Este error de principiante es como una autoalabanza que desemboca en sentimientos de superioridad.

— Ser realista y modesto respecto a los primeros logros.

— Es normal alegrarse del progreso natural a lo largo del camino pero no debe pregonarse.

— Si el progreso interior es correcto, los demás lo notarán mas tarde o mas temprano.

8. CAZAFENÓMENOS

Algunos principiantes ven la meditación como si se tratase de una cacería de poderes paranormales. Esperan todo tipo de experiencias, luces destellantes, visiones espectaculares, sonidos extraordinarios, etc. Cuando no aparecen tales efectos especiales, los practicantes novatos se desilusionan con la meditación y suelen caer en la fantasía.

Comprender el objetivo y la naturaleza de la meditación, que consiste en acostumbrar la mente a la sensación de paz y recogimiento, a fin de facilitar el crecimiento interior. Así de simple.

9. ILUSIONISMO

Hay que tener cuidado con la actitud que sugiere que nada importa realmente porque en el fondo todo es ilusorio. La meditación muestra exactamente cuánto de nuestra realidad ordinaria se halla construida por la mente, pero eso no significa que nada sea importante. A menudo esta actitud tiene que ver con falta de madurez.

Comprender que el yoga se aplica a todos los aspectos de la vida.

Continuar con el trabajo, con la atención a la familia y a los amigos.

Ser responsable y consciente de los beneficios de la practica del yoga.

10. SÍNTOMAS DE KUṆḌALINĪ

Los sintomas del despertar de kuṇḍalinī se han hecho últimamente mas populares entre los meditadores tras la publicación de determinados libros sobre la materia. Estos síntomas incluyen fenómenos psicosomáticos como corrientes de energía por el cuerpo, temblores en los miembros, movimientos corporales involuntarios, alucinaciones, etc. Realmente, los sintomas de un verdadero despertar de la kuṇḍalinī son muy raros. La mayoría de los casos registrados son solo síntomas de enfermedad mental, pura imaginación, o simples precursores de un despertar de la kuṇḍalinī.

— Si los sintomas son suaves, se pueden tratar con una dieta apropiada, estilo de vida natural y terapias médicas alternativas como la homeopatía o la acupuntura.

— Si los sintomas son mas severos, resulta aconsejable buscar un experto en fenómenos provocados por kuṇḍalinī.

 

Obstáculos | Krishnamurti | Ramana Maharshi | Zazen | Jean Klein | Vivekananda | Aurobindo

Yamas y Niyamas | Āsanas | Prāṇāyāma | Meditación | Samādhi

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Enlaces | Contactos | Derechos de autor | Acerca del autor | Bibliografia

© Yogadarshana – Yoga y Meditacion