Yogadarshana

Prāṇāyāma: candrabheda

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Enlaces | Contactos | Derechos de autor | Acerca del autor | Bibliografia

Yamas y Niyamas | Āsanas | Prāṇāyāma | Meditación | Samādhi

Fisiologia | Fisiología sutil | Introducción | Respiración completa | Kumbhaka | Ritmos | Bandhas | Prāṇāyāmas menores

Ujjāyī | Kapālabhātī | Bhastrikā | Sūryabheda | Candrabheda | Nāḍiśodhana | Viloma | Anuloma | Pratiloma | Bhrāmarī | Práctica progresiva

 

La respiración se efectúa inspirando siempre por la fosa nasal izquierda y espirando por la derecha con ayuda de prāṇamudrā.

En este ejercicio es fundamental la retención del aliento con los pulmones llenos y una profunda concentración.

 

Candrabheda, la respiración lunar, es una práctica muy sutil de prāṇāyāma cuyo objetivo es “perforar” (bheda) la luna, es decir, activar la energía mental.

Se recomienda al yogui sentarse en baddhapadmāsana para ejecutar esta práctica. La posición de los brazos cruzados detrás de la espalda estira los hombros y abre el pecho y los pulmones, estimulando importantes marmas o centros energéticos situados debajo de los hombros y que activan los pulmones.

 

Mediante la inspiración a través de iḍā nāḍi, se estimula la fuerza mental. Durante la retención con los pulmones llenos se activa la región del pecho y el nāḍi sushumnâ. La espiración se lleva a cabo a través de la fosa nasal derecha, asociada con piṅgalā o nāḍi solar. Por tanto, esta práctica activa candra nāḍi, la energía mental, y pacifica surya nāḍi, la energía vital. Para el practicante experimentado que domina la ejecución de este prāṇāyāma en baddhapadmāsana, candrabheda puede ser muy efectivo a la hora de inducir estados meditativos profundos asociados con el despertar de las energías sutiles.

 

Después de éste prāṇāyāma, el practicante experimentado debe permanecer en profunda meditación, concentrado en el cakra del entrecejo

 

TEXTOS CLÁSICOS

(Sentado) en baddhapadmāsana, el yogui debe inspirar a través de la fosa nasal izquierda, retener el aliento el mayor tiempo posible y espirar a través de la fosa nasal izquierda. Durante la ejecución del prāṇāyāma hay que meditar en el disco luminoso de la luna, como un océano de néctar, de color plateado o blanco como la leche (Gorakṣa Paddhati, 1.96-97).

 

TÉCNICA I

— Espirar profundamente y prepararse para taponar las fosas nasales con prāṇamudrā.

— Taponar la fosa nasal derecha (piṅgalā) y efectuar una inspiración completa a través de la fosa nasal izquierda (iḍā), lo más profunda posible y con control de la cintura abdominal.

— Detener la respiración dos o tres segundos con los pulmones llenos de aire (antara kumbhaka) y las dos fosas nasales taponadas con prāṇamudrā.

— Mantener tapada la fosa nasal izquierda (iḍā) y espirar lenta y profundamente todo el aire de los pulmones por la fosa nasal derecha (piṅgalā).

— Permanecer con la respiración suspendida, sin aire en los pulmones (bhaya kumbhaka), dos o tres segundos.

— Empezar de nuevo y repetir todo el proceso anterior varias veces más respirando siempre en el mismo orden.

— El ritmo de la respiración se debe ajustar a 1:0:2:0.

 

 

 

 

 

 


TÉCNICA II

— Espirar profundamente y prepararse para taponar las fosas nasales con prāṇamudrā.

— Taponar la fosa nasal derecha (piṅgalā) y efectuar una inspiración completa a través de la fosa nasal izquierda (iḍā), lo más profunda posible y con control de la cintura abdominal.

— Tragar saliva, adoptar los tres bandhas (jālandhara, uḍḍiyāna y mūla) y detener la respiración con los pulmones llenos de aire (antara kumbhaka) y las dos fosas nasales taponadas con prāṇamudrā durante el mayor tiempo posible, mientras resulte cómodo.

— Mantener tapada la fosa nasal izquierda (iḍā), aflojar los bandhas y espirar lenta y profundamente todo el aire de los pulmones por la fosa nasal derecha (piṅgalā).

— Permanecer con la respiración suspendida, sin aire en los pulmones (bhaya kumbhaka), dos o tres segundos.

— Empezar de nuevo y repetir todo el proceso anterior varias veces más respirando siempre en el mismo orden.

— El ritmo de la respiración se debe ajustar a 1:4:2:0.

 

 

 

 

 

 


TÉCNICA III

— Espirar profundamente y prepararse para taponar las fosas nasales con prāṇamudrā.

— Taponar la fosa nasal derecha (piṅgalā) y efectuar una inspiración completa a través de la fosa nasal izquierda (iḍā), lo más profunda posible y con control de la cintura abdominal.

— Tragar saliva, adoptar los tres bandhas (jālandhara, uḍḍiyāna y mūla) y detener la respiración con los pulmones llenos de aire (antara kumbhaka) y las dos fosas nasales taponadas con prāṇamudrā durante el mayor tiempo posible, mientras resulte cómodo.

— Mantener tapada la fosa nasal izquierda (iḍā), aflojar los bandhas y espirar lenta y profundamente todo el aire de los pulmones por la fosa nasal derecha (piṅgalā).

— Permanecer con la respiración suspendida, sin aire en los pulmones (bhaya kumbhaka) y adoptando los tres bandhas (jālandhara, uḍḍiyāna y mūla), mientras resulte cómodo.

— Empezar de nuevo y repetir todo el proceso anterior varias veces más respirando siempre en el mismo orden.

— El ritmo de la respiración se debe ajustar a 1:4:2:1.

 

 

 

 

 

 

 


Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Enlaces | Contactos | Derechos de autor | Acerca del autor | Bibliografia

Yamas y Niyamas | Āsanas | Prāṇāyāma | Meditación | Samādhi

Fisiologia | Fisiología sutil | Introducción | Respiración completa | Kumbhaka | Ritmos | Bandhas | Prāṇāyāmas menores

Ujjāyī | Kapālabhātī | Bhastrikā | Sūryabheda | Candrabheda | Nāḍiśodhana | Viloma | Anuloma | Pratiloma | Bhrāmarī | Práctica progresiva

© Yogadarshana – Yoga y Meditacion