Yogadarshana

Prāṇāyāma: nāḍiśodhana

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Enlaces | Contactos | Derechos de autor | Acerca del autor | Bibliografia

Yamas y Niyamas | Āsanas | Prāṇāyāma | Meditación | Samādhi

Fisiologia | Fisiología sutil | Introducción | Respiración completa | Kumbhaka | Ritmos | Bandhas | Prāṇāyāmas menores

Ujjāyī | Kapālabhātī | Bhastrikā | Sūryabheda | Candrabheda | Nāḍiśodhana | Viloma | Anuloma | Pratiloma | Bhrāmarī | Práctica progresiva

 

Nāḍiśodhana es, junto con ujjāyī y kapālabhātī, la técnica más clásica y difundida de prāṇāyāma.

El objeto de este ejercicio es “limpiar” o “purificar” los canales de energía sutil (nāḍi), “equilibrando” de esta forma la circulación de prāṇa y apāna en el cuerpo. Una vez equilibrados prāṇa y apāna, la energía sutil penetra en suṣumnā, el nāḍi central.

La respiración se efectúa alternando los flujos de inspiración y espiración entre las dos fosas nasales con ayuda de prāṇamudrā.

Cuando se domina este ejercicio, se prescinde de prāṇamudrā y la respiración se alterna mentalmente, con una profunda concentración.

 

TEXTOS CLÁSICOS

En la postura padmāsana, el yogui debe inspirar (puraka) a través de la ventana nasal izquierda (candra, iḍā) y, tras contener la respiración (kumbhaka) tanto como sea posible, ha de espirar (recaka) por la ventana nasal derecha (sūrya, piṅgalā). A continuación se debe inspirar por piṅgalā, practicar kumbhaka como antes, y espirar por iḍā. Después de recaka se debe efectuar (siempre) puraka por la misma ventana nasal; kumbhaka debe mantenerse el máximo posible (hasta que el cuerpo empieza a transpirar o se pone a temblar); (después de kumbhaka) se ha de espirar lentamente (si se hace rápidamente se reduce la energía del cuerpo). Si se inspira prāṇa a través de iḍā, se debe espirar a través de piṅgalā; a continuación, se inspira (nuevo prāṇa) por piṅgalā y se espira por iḍā, siempre después de haber contenido la respiración (kumbhaka) el máximo tiempo posible. El yogui que se perfeccione con la práctica de yama y practique esta respiración alternada (nāḍiśodhana) purificará todos sus nādis en tres meses (Haṭha Yoga Pradīpikā, 2.7-10).

 

Sahita—kumbhaka puede ser de dos clases: sagarbha y nirgarbha (con sonido y sin sonido). Sagarbha es el kum efectuado mientras se repite el bīja—mantra, y nirgarbha el que se hace sin esa repetición. Primero te diré el sagarbha. Sentado en la postura sukhāsana, de frente al este o al norte, debe comtemplarse Brahma lleno de rajas, con un color rojo como la sangre, bajo la forma de la letra sánscrita “a”. El sabio practicante debe inspirar por iḍā repitiendo la letra “a” (de “aum”, u “om”) dieciséis veces. Justamente, al finalizar la inspiración y antes de la retención, se debe adoptar uḍḍiyānabandha. Retener el aire mientras se repite sesenta y cuatro veces la letra “u” y se contempla a Hari, de color negro y cualidad sattva. Espirar a continuación por piṅgalā, repitiendo makara (la letra sánscrita “m”) treinta y dos veces, contemplando ahora a Śiva de color blanco y cualidad tamas. Después, inspirar a través de piṅgalā, retener con kumbhaka y espirar a través de iḍā, tal como se ha mostrado anteriormente, alternando la respiración por ambas fosas nasales. Practicar de este modo una y otra vez, alternando los orificios nasales. Al completar la inspiración tapar ambas fosas nasales; la derecha con el pulgar y la izquierda con el anular y el meñique, sin emplear en ningún caso el índice ni el dedo medio. Las fosas nasales se mantendrán tapadas mientras dure el kumbhaka. El nirgarbha se realiza sin repetir el bīja—mantra (Gheraṇḍa Saṃhitā, 5.47-54)

 

TÉCNICA I

— Espirar profundamente y prepararse para taponar las fosas nasales con prāṇamudrā.

— Taponar la fosa nasal derecha (piṅgalā) y efectuar una inspiración completa a través de la fosa nasal izquierda (iḍā), lo más profunda posible y con control de la cintura abdominal.

— Detener la respiración dos o tres segundos con los pulmones llenos de aire (antara kumbhaka) y las dos fosas nasales taponadas con prāṇamudrā.

— Mantener tapada la fosa nasal izquierda (iḍā) y espirar lenta y profundamente todo el aire de los pulmones por la fosa nasal derecha (piṅgalā).

— Permanecer con la respiración suspendida, sin aire en los pulmones (bhaya kumbhaka), dos o tres segundos.

— Taponar la fosa nasal izquierda (iḍā) y efectuar una inspiración completa a través de la fosa nasal derecha (piṅgalā), lo más profunda posible y con control de la cintura abdominal.

— Detener la respiración dos o tres segundos con los pulmones llenos de aire (antara kumbhaka) y las dos fosas nasales taponadas con prāṇamudrā.

— Mantener tapada la fosa nasal derecha (piṅgalā) y espirar lenta y profundamente todo el aire de los pulmones por la fosa nasal izquierda (iḍā).

— Permanecer con la respiración suspendida, sin aire en los pulmones (bhaya kumbhaka), dos o tres segundos.

— Empezar de nuevo y repetir todo el proceso anterior varias veces más por cada fosa nasal.

— Hacer coincidir la espiración final por la fosa nasal izquierda.

— El ritmo de la respiración se debe ajustar a 1:0:2:0.

 

 

 

 

 


TÉCNICA II

— Espirar profundamente y prepararse para taponar las fosas nasales con prāṇamudrā.

— Taponar la fosa nasal derecha (piṅgalā) y efectuar una inspiración completa a través de la fosa nasal izquierda (iḍā), lo más profunda posible y con control de la cintura abdominal.

— Tragar saliva, adoptar los tres bandhas (jālandhara, uḍḍiyāna y mūla) y detener la respiración con los pulmones llenos de aire (antara kumbhaka) y las dos fosas nasales taponadas con prāṇamudrā durante el mayor tiempo posible, mientras resulte cómodo.

— Mantener tapada la fosa nasal izquierda (iḍā), aflojar los bandhas y espirar lenta y profundamente todo el aire de los pulmones por la fosa nasal derecha (piṅgalā).

— Permanecer con la respiración suspendida, sin aire en los pulmones (bhaya kumbhaka), mientras resulte cómodo.

— Taponar la fosa nasal izquierda (iḍā) y efectuar una inspiración completa a través de la fosa nasal derecha (piṅgalā), lo más profunda posible y con control de la cintura abdominal.

— Tragar saliva, adoptar los tres bandhas (jālandhara, uḍḍiyāna y mūla) y detener la respiración con los pulmones llenos de aire (antara kumbhaka) y las dos fosas nasales taponadas con prāṇamudrā durante el mayor tiempo posible, mientras resulte cómodo.

— Mantener tapada la fosa nasal derecha (piṅgalā), aflojar los bandhas y espirar lenta y profundamente todo el aire de los pulmones por la fosa nasal izquierda (iḍā).

— Permanecer con la respiración suspendida, sin aire en los pulmones (bhaya kumbhaka), mientras resulte cómodo.

— Si es preciso, descansar permitiendo que la respiración se mantenga libre hasta que se recupere el aliento y los latidos del corazón.

— Empezar de nuevo y repetir todo el proceso anterior varias veces más (el mismo número de veces por cada fosa nasal).

— El ritmo de la respiración se debe ajustar a 1:4:2:1.

 

 

 

 

 


TÉCNICA III

Igual que la técnica anterior pero utilizando prāṇamudrā con las dos manos. Cuando una mano no se utiliza para taponar la fosa nasal contraria, permanece descansando sobre la rodilla.

— Espirar profundamente y prepararse para taponar la fosa nasal derecha con la mano izquierda en prāṇamudrā.

— Taponar la fosa nasal derecha (piṅgalā) con la mano izquierda y efectuar una inspiración completa a través de la fosa nasal izquierda (iḍā), lo más profunda posible y con control de la cintura abdominal.

— Tragar saliva, adoptar los tres bandhas (jālandhara, uḍḍiyāna y mūla) y detener la respiración con los pulmones llenos de aire (antara kumbhaka) y las dos fosas nasales destapadas durante el mayor tiempo posible, mientras resulte cómodo.

— Taponar la fosa nasal izquierda (iḍā) con la mano derecha, aflojar los bandhas y espirar lenta y profundamente todo el aire de los pulmones por la fosa nasal derecha (piṅgalā).

— Mantener taponada la fosa nasal izquierda (iḍā) con la mano derecha y efectuar una inspiración completa a través de la fosa nasal derecha (piṅgalā), lo más profunda posible y con control de la cintura abdominal.

— Tragar saliva, adoptar los tres bandhas (jālandhara, uḍḍiyāna y mūla) y detener la respiración con los pulmones llenos de aire (antara kumbhaka) y las dos fosas nasales destapadas durante el mayor tiempo posible, mientras resulte cómodo.

— Taponar la fosa nasal derecha (piṅgalā) con la mano izquierda, aflojar los bandhas y espirar lenta y profundamente todo el aire de los pulmones por la fosa nasal izquierda (iḍā).

— Mantener taponada la fosa nasal derecha (piṅgalā) con la mano izquierda y volver a inspirar por la izquierda como al principio, continuando así de forma ininterrumpida, mientras resulte cómodo.

— Hacer coincidir la espiración final por la fosa nasal izquierda.

— El ritmo de la respiración se debe ajustar a 1:4:2:0.

 

 

 

 


Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Enlaces | Contactos | Derechos de autor | Acerca del autor | Bibliografia

Yamas y Niyamas | Āsanas | Prāṇāyāma | Meditación | Samādhi

Fisiologia | Fisiología sutil | Introducción | Respiración completa | Kumbhaka | Ritmos | Bandhas | Prāṇāyāmas menores

Ujjāyī | Kapālabhātī | Bhastrikā | Sūryabheda | Candrabheda | Nāḍiśodhana | Viloma | Anuloma | Pratiloma | Bhrāmarī | Práctica progresiva

© Yogadarshana – Yoga y Meditacion