Pûrna Yoga

El yoga integral

Inicio-Home | Ashtanga Yoga | Yoga Sutras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Abhâva | Adhyâtma | Agni | Anna | Asparsha | Ashtânga | Bhakti | Bhâva | Buddhi | Dhyâna | Ghatastha | Guru | Hatha | Hiranyagarbha | Japa | Jñâna | Jñâna Dîpti | Kaivalya | Karma | Kaula | Kriyâ | Kundalini | Lambikâ | Laya | Mahâ | Mantra | Nâda | Nirodha | Nyâsa | Pancadashânga | Pâshupata | Prapatti | Pûrna | Raja | Sahaja | Samâdhi | Sâmkhya | Samnyâsa | Samputa | Samrambha | Saptânga | Shadanga | Shiva | Siddha | Sparsha | Tantra | Târaka | Yantra

 

Pûrna Yoga es un término sánscrito que hace referencia al Yoga Integral de Sri Aurobindo, basado en la metafísica del vedanta y mezclado con la noción occidental de evolución.

 

Con el Yoga Integral o Sri Aurobindo se inicia la etapa del Yoga-Moderno. Este tipo de yoga es una vívida demostración de que la tradición yóguica, que ha sido siempre muy adaptable, se halla en continuo desarrollo respondiendo a las cambiantes situaciones culturales.

 

Al mismo tiempo que preserva el yoga tradicional, Aurobindo se adapta al contexto del mundo occidentalizado de nuestra época.

 

Aurobindo percibió en todas las clases anteriores de yoga un intento por trascender la condición humana volcada hacia el mundo exterior mediante la renuncia, el ascetismo, la meditación, el control respiratorio y toda una serie de técnicas del yoga.

 

El Pûrna Yoga busca despertar la conciencia divina en el cuerpo-mente humano, manteniendo un modelo de vida normal. Pretende superar el paradigma tradicional que enfrenta espíritu y materia el cual, según Aurobindo, se inició con el budismo, hace unos 2.500 años.

 

El Yoga Integral difiere de las formas tradicionales de yoga en que no alienta el abandono del mundo o de las obligaciones mundanas, sino que busca realizar la consciencia supramental a través de una actitud positiva en la sociedad.

 

Aurobindo no niega en realidad el valor del ascetismo, sino que busca asignarle su correcto lugar dentro del contexto de una espiritualidad integral. Argumenta que los antiguos sabios y pensadores de la India se tomaron muy en serio el axioma vedânta de que sólo hay una realidad, pero fallaron en hacer justicia al axioma complementario de que “todo es Brahman”. En otras palabras, se ignoró la presencia de la Divinidad no-dual en el mundo en el cual vivimos.

 

El yoga supramental de Aurobindo gira en torno a la transformación de la vida en la tierra. Busca encontrar el paraiso en la tierra —una transcendencia completa de la existencia en el mundo.

 

La diferencia fundamental esta en la enseñanza de que existe una verdad divina dinámica y que en el actual mundo de ignorancia, tal verdad puede descender y crear una nueva conciencia basada en la verdad y en una vida divina. Los yogas antiguos se concentran totalmente en lo Divino, considerando la existencia dinámica como ilusión, ignorancia o lila; cuando la estática e inmutable Verdad Divina te penetra, atraviesas la existencia cósmica... Mi objetivo es realizar y manifestar lo Divino en el mundo, descubriendo para ello un poder aún no manifestado: la Supermente (Sri Aurobindo Ashram, “A Practical Guide to Integral Yoga: Extracts Compiled from the Writings of Sri Aurobindo and The Mother”)

 

La Supermente es lo que Aurobindo denomina la Conciencia-Verdadera (rita—cit) detrás de la mente ordinaria. Es “el auténtico agente creador de la existencia universal”. Es el conducto dinámico entre el eterno Ser-Conciencia-Felicidad y el cosmos tradicional. La Supermente es el creador del mundo, el principio absoluto de la voluntad y el conocimiento organizado en estructuras que abarcan desde las dimensiones de existencia sutil hasta lo mas tosco.

 

Según Aurobino, la Supermente es la que activa la evolución, entendida como una firme progresión hacia formas mas elevadas de conciencia. Como tal, también es responsable de la manifestación del cerebro-mente humano. Sin embargo, lo más que la mente puede hacer es reconocer sus limitaciones y abrirse a la mas elevada realidad de la Supermente. Pero este acto de apertura se experimenta siempre como la muerte del compuesto mente-ego-personalidad —una experiencia terrible para el individuo inmaduro espiritualmente.

 

Aurobindo consideraba a la persona transformada por la Supermente como la cima de la evolución. La naturaleza, que es una forma de lo Divino, se esfuerza por producir seres realmente espirituales, que superen al “hombre vital” y al “hombre mental”.

 

Según la filosofía de Aurobindo, el ser individual se manifiesta en la realidad material y se libera de la materia inconsciente mediante un proceso evolutivo, el cual da origen a la vida, crea la mente y provoca la parte consciente de tal forma que pueda emerger la Supermente. De esta forma, el mundo aparente no es solo una ilusión, sino también una parte esencial del proceso de despliegue divino.

 

En otras palabras, el pûrna yogui no cultiva solo su conciencia al nivel del si-mismo-trascendental, sino que se esfuerza por llevar el espíritu a la realidad material como un potente poder transformador.

 

A nivel práctico, el Yoga Integral trata de sincronizar las aspiraciones personales de “lo inferior” con la gracia divina de “lo mas elevado”. La aspiración esencial, sin embargo, es la autoentrega que debe completarse mediante un trabajo de transformación.

 

El Yoga Integral no prescribe técnicas, puesto que la transformación interior se lleva a cabo por el Poder Divino mismo. No se practican obligatoriamente rituales, posturas, técnicas de respiración o mantras. El aspirante simplemente debe abrirse al Poder supremo que Aurobindo identifica como La Madre. Esta apertura e invocación de la presencia de La Madre se considera una forma de meditación u oración. Aurobindo aconsejaba a los practicantes que centrasen la atención en el corazón, que ha sido desde antiguo la puerta secreta hacia lo Divino. La fe, o certeza interna, se considera la clave del crecimiento espiritual. Los métodos tradicionales del yoga se integran en la via del Pûrna Yoga en la medida que resultan útiles para esta transformación.

 

Otros aspectos importantes en el Yoga Integral son la práctica de la sexualidad moderada (brahmacarya), la sinceridad (satya) y una constante disposición hacia la serenidad (prashânta).

 

En su “Síntesis del Yoga”, Aurobindo entiende la perfección en el yoga (yogasiddhi) como la sinergia entre:

 

shâstra, entendido como el conocimiento de los principios de los procesos yóguicos, tal como se revelan en el propio corazón;

utsâha, esfuerzo paciente y persistente;

guru, maestro, entendido como el guía interior; y

kâla, el tiempo, en el sentido de maduración gracias al fluir de lo Divino.

 

La Madre fue para Aurobindo no solo un principio abstracto o deidad de otro mundo, sino la fuerza de la gracia encarnada en su propia compañera, la francesa Mira Richard. Se consideró a si mismo como Conciencia y a ella como al poder divino o shakti, manifestados físicamente.

 

(Consultar también el artículo: Aurobindo: sobre la meditación)

 

Abhâva | Adhyâtma | Agni | Anna | Asparsha | Ashtânga | Bhakti | Bhâva | Buddhi | Dhyâna | Ghatastha | Guru | Hatha | Hiranyagarbha | Japa | Jñâna | Jñâna Dîpti | Kaivalya | Karma | Kaula | Kriyâ | Kundalini | Lambikâ | Laya | Mahâ | Mantra | Nâda | Nirodha | Nyâsa | Pancadashânga | Pâshupata | Prapatti | Pûrna | Raja | Sahaja | Samâdhi | Sâmkhya | Samnyâsa | Samputa | Samrambha | Saptânga | Shadanga | Shiva | Siddha | Sparsha | Tantra | Târaka | Yantra

© Yogadarshana – Yoga y Meditacion