Yogadarshana

Yogaterapia: lumbalgia-8

Inicio-Home | ĀSANAS | Prāṇāyāma | Meditación | Yoga Sūtras | Darśana

Yoga - Una ciencia integral | Profesor de yoga en el mercado laboral | Aṣṭāṅga Vinyāsa Yoga | Yoga sistemático | Nombres | Sesión | LUMBALGIA | Galería

Haṭha Yoga Pradīpikā | Gheraṇḍa Saṃhitā

Relax I | Gato | Niño | Puente I | Vientos | Silla | Luna | VELA | Puente II | Esfinge | Rayo I | Rayo II | Paloma | León | Saltamontes | Arco | Perro | Pinza | Pinza en torsión | Pinza atada | Loto atado | Yogamudra | Arado | Torsión tendida | Postura secreta | Inversión | Vientre | Relax II

 

SARVĀṄGĀSANA: LA VELA

 

 

Transición desde la postura de la luna

 

 

 

 

1.- Doblar las piernas y agacharse hasta apoyar las manos en el suelo a ambos lados del cuerpo.

2.- Sentarse y estirar las piernas. Llevar la barbilla hacia el pecho.

3.- Agarrar una muñeca con la otra mano y mantener los brazos estirados en contacto con el cuerpo.

4.- La mirada se mantiene fija en las manos y la barbilla en el pecho. Espirar mientras las manos se alejan de los pies, apoyando la espalda en el suelo vértebra a vértebra, hasta quedar tumbado en el suelo con las piernas estiradas.

5.- Lo último que se apoya es la cabeza. Finalmente, se suelta la muñeca y se relajan los brazos a ambos lados del cuerpo.

6.- Si el movimiento anterior no es posible, tumbarse de lado apoyándose en un codo.

 

Postura de inversión

 

1.- Doblar las piernas y llevar las rodillas contra el pecho. Las manos apoyadas con firmeza en el suelo.

2.- Presionando con las manos, levantar el tronco y apoyar las caderas en las manos con los pulgares hacia dentro y el resto de los dedos hacia fuera.

3.- Mantener las piernas estiradas hacia arriba y juntas. Las caderas apoyadas en las manos y los codos. La espalda recta o un poco arqueada. Los hombros en el suelo.

4.- Efectuar de diez a quince respiraciones abdominales y después descender en sentido inverso, sujetando en todo momento la zona lumbar con las manos hasta que se apoye en el suelo.

5.- Estirar las piernas y relajarse.

 

PRACTICAR SIEMPRE CON MOVIMIENTOS LENTOS Y ATENCIÓN A PEQUEÑAS MOLESTIAS EN LA ZONA LUMBAR PARA DETENERSE Y NO INTENSIFICAR EL ESFUERZO

© Yogadarshana – Yoga y Meditación