Yogadarshana

Sāṃkhya Yoga: El yoga del conocimiento discriminativo

Inicio-Home | Āsanas | Prāṇāyāma | Meditación | Yoga Sūtras | DARŚANA

Sāṃkhya Kārikā | RAMAS DEL YOGA | Sādhus y Yoguis de la India | Upaniṣads | Presentaciones | Religiones comparadas

Abhāva | Adhyātma | Agni | Anna | Aṣṭāṅga | Asparśa | Bhakti | Bhāva | Buddhi | Dhyāna | Ghaṭāsthā | Guru | Haṭha | Hiranyagarbha | Japa | Jñāna Dīpti | Jñāna | Kaivalya | Karma | Kaula | Kriyā | Kuṇḍalinī | Lambikā | Laya | Mahā | Mantra | Nāda | Nirodha | Nyāsa | Pañcadaśaṅga | Pāśupata | Prapatti | Pūrṇa | Rāja | Sahaja | Samādhi | SĀṂKHYA | Saṃnyāsa | Saṃpuṭa | Saṃrambha | Saptāṅga | Ṣaḍaṅga | Śiva | Siddha | Sparśa | Tantra | Tāraka | Yantra

 

El Sāṃkhya Yoga es un acercamiento espiritual basado en la penetración intuitiva en la existencia de la naturaleza mundana y en el si-mismo transcendental, característico del sāṃkhya preclásico. En realidad, las escuelas épicas del Sāṃkhya y el Yoga dieron lugar el sincretismo del Sāṃkhya Yoga.

En el Matsya Purāṇa (52.2) se iguala con el Jñāna Yoga y se contrasta con el Karma Yoga, o yoga ritual.

En el Laghu Yoga Vasiṣṭha (6.7.13) se opone el sāṃkhya-yogui al yoga-yogui.

La misma distinción se hace en el Anna Pūrṇa Upanishad (5.49), donde se afirma que el primero despierta mediante el énstasis y la restricción completa del conocimiento, mientras que el segundo alcanza la liberación mediante la pacificación de la fuerza vital (prāṇa).

En muchos casos, el término Sāṃkhya Yoga se refiere a la doctrina del Yoga Clásico, entendido como la suma del Yoga expuesto por Patañjali en sus aforismos y la doctrina filosófica del Sāṃkhya.

La identificación tradicional entre ambos sistemas se debe, sin duda, a los comentaristas de los Yoga Sūtra, quienes desarrollaron la doctrina del Yoga adaptándola a un contexto filosófico próximo ya existente: el Sāṃkhya.

En realidad, Patañjali deja muchos interrogantes sin resolver ya que considera que las preguntas fundamentales se responderán por si mismas tras alcanzar la liberación personal y que únicamente la práctica y la realización del Yoga permitirán tal conocimiento. No obstante, los comentaristas posteriores consideraron necesario dotar al Yoga de una serie de respuestas ante temas de corte filosófico que se presentaban en el camino de todo practicante. En este sentido, no dudaron en proporcionar al sistema las respuestas aportadas por el Sāṃkhya a los grandes interrogantes, dada su aparente proximidad. Pero, aparte del hecho de que en Yoga se usan las palabras puruṣa (ser real) y prakṛti (materia primordial), términos que también son usados por el darśana del Sāṃkhya, todo su tratamiento del mundo y de la relación del hombre con él es único y nada tiene que ver con ningún otro darśana.

Pueden destacarse las siguientes diferencias entre ambos sistemas:

v  El Yoga habla principalmente de un complejo mental (citta) que el observador posee hasta su liberación, mientras que el Sāṃkhya distingue tres órganos distintos: buddhi, ahaṃkāra y manas.

v  El Yoga utiliza términos distintos para referirse a los guṇas (elementos básicos de la materia): aquí se los llama prakāśa (luz), kriyā (acción) y sthiti (estabilidad), mientras que en el Sāṃkhya los términos correspondientes son sattva, rajas y tamas.

v  Para el Sāṃkhya el tiempo es un efecto de la naturaleza primordial; el Yoga, por el contrario, hace suya la doctrina budista de los instantes del tiempo (kṣaṇa).

v  Mientras que el Sāṃkhya considera que la liberación se debe lograr mediante la reflexión lógica, el Yoga opina que tal liberación solo puede alcanzarse trascendiendo las limitaciones que nos atan mediante la práctica de la interiorización profunda (samādhi).

v  Además, el Yoga no se detiene en una visión pasajera de la realidad de las cosas, sino que considera que con la práctica continuada irán desapareciendo todas las tendencias negativas acumuladas por acciones anteriores logrando finalmente la liberación sin retorno, el Aislamiento Trascendental (kaivalya).

v  Sin embargo, la diferencia que más se destaca tradicionalmente entre el Sāṃkhya Clásico y el Yoga de Patañjali consiste en que el primero es ateo y el segundo admite la existencia de un dios (īśvara), aunque se trate de un dios con la única función de servir de modelo perfecto al aspirante.

 

© Yogadarshana – Yoga y Meditación