Yogadarshana

Sādhus y Yoguis de la India: Sādhus extranjeros, por Dolf Hartsuiker

Inicio-Home | Āsanas | Prāṇāyāma | Meditación | Yoga Sūtras | DARŚANA

Sāṃkhya Kārikā | Ramas del Yoga | SĀDHUS Y YOGUIS DE LA INDIA | Upaniṣads | Presentaciones | Religiones comparadas

Introducción | Śaivas | Vaiṣṇavas | Sādhvis | Austeridades Śaivas | Austeridades Vaiṣṇavas | Kumbhamela | SĀDHUS EXTRANJEROS

 

Sādhus extranjeros

Todo extranjero en la India, no importa cuánto tiempo permanezca y hasta qué punto se “indianice”, seguirá siendo siempre un extranjero.

Con todo, los extranjeros pueden también convertirse en Sādhus, y los nativos los considerarán tan santos como a los propios Sādhus indios. Especialmente en los ambientes rurales -- el 75% de la población total todavía vive en el campo – se les trata con gran respeto y se les pide su bendición. Los habitantes de ciudad, los occidentalizados indios modernos, a menudo muestran menos comprensión.

Aunque, tanto con hombres como con mujeres, están representadas muchas nacionalidades, la mayor parte de estos extranjeros son italianos o franceses.

Algunos Sādhus extranjeros son “temporales”, participan de cuando en cuando en la aventurera vida del Sādhu pero mantienen los lazos con su lugar de origen.

Otros queman todas sus raíces, como debiera ser, y se dedican totalmente a la realización de los ideales del Sādhu.

http://www.adolphus.nl/sadhpix/oj12.gif

Un Sādhu francés hace cien años.

 

Sādhus extranjeros con los Śaivas

http://www.adolphus.nl/sadhpix/4368.jpg

Mangalanand Giri, un iniciado del Juna Ākāra, en el Kumbha Mela de 2001 en Allahabad.

A.k.a. Goagil.

http://www.adolphus.nl/sadhpix/4365.jpg

Ram Purī, un iniciado del Juna Ākāra, en el Kumbha Mela de 2001 en Allahabad. En el fondo el anciano Śrī Mahant del Juna Ākāra, Arjun Purī. Ram Purī publicó una autobiografía en 2005 sobre sus experiencias como Sādhu.

 

 

http://www.adolphus.nl/sadhpix/4396.jpg

 

Parvat Giri (iquierda), un Sādhu italiano que es chela de Dipak Giri (derecha), el cual ha sido khareśvari-- es decir “Sādhu permanente” – durante más de dos años.

Éste es el primer Sādhu extranjero que practica un tapas tan serio.

 

http://www.adolphus.nl/sadhpix/4423.jpg

Dipak Giri, antiguo Baba de ascendencia italiana, Mahant en el Avahana Ākāra.

 

 

http://www.adolphus.nl/sadhpix/3252.jpg

El último contingente de la procesión de los Juna Ākāra marcha hacia una inmersión sagrada en el río Siprā en Ujjain. Éstos son los chelas recientemente iniciados y los Babas de más baja categoría. Durante todo el camino, se ha asignado su lugar en la parte posterior a los dos Babas extranjeros. El de pelo oscuro es Santoś Purī, un Baba italiano.

 

Sādhus extranjeros con los Vaiṣṇavas

 

http://www.adolphus.nl/sadhpix/1590.jpg

Mohan Das (izquierda), un Sādhu japonés, es bendecido por su guru desde hace dos años, Mathura Das. Según la antigua tradición, el alumno debe realizar las tareas que le asigne su maestro, y Mohan Das actúa casi como esclavo de su amo. Sin embargo, él lo hace muy dispuesto, ya que tal trabajo conlleva mucho “karma positivo” que elimina los pecados de vidas anteriores.

 

Hoy en día hay unos centenares de Sādhus extranjeros, entre hombres y mujeres, algunos de los cuales han sido Sādhus durante más de veinte años, y parece que su número sigue aumentando.

Se inician formalmente en las distintas sectas, reciben su nombre Sādhu, y en aspecto y comportamiento se ajustan a la forma de vida del Sādhu.

 

http://www.adolphus.nl/sadhpix/1957.jpg

Charan Das, de origen americano, vive como un Sādhu en la India desde hace más de veinte años. Alegre y sin preocupaciones, vagabundea por el país gran parte del año, yendo de uno a otro lugar santo, en compañía de otros  hermanos-Sādhus.

 

Algunos consejos para los que aspiran convertirse en Sādhus

Durante años he recibido muchos e-mails de occidentales que manifestaban su deseo de convertirse en Sādhus, o su deseo (de preguntar por la probabilidad) de encontrar un “auténtico” Sādhu. Para contestar a este tipo de emails, he incluido el siguiente texto.

Si se siente llamado a la vida de Sādhu, vaya a la India y haga un peregrinaje a los lugares santos. Allí puede hablar con Sādhus y Swamis. También puede iniciarse en occidente: compre un libro de Hatha Yoga y comience a practicar. Empiece a practicar la meditación. Lo irá descubriendo por sí mismo.

Si usted está buscando espiritualidad, realmente debe ir a la India y comprobarlo. Pero no se haga ilusiones sobre seguir la vía del Sādhu, especialmente si no es indio de nacimiento y educación. Para los extranjeros es extremadamente difícil seguir la trayectoria del Sādhu. Muy pocos “tienen éxito”, pero seguramente será muy interesante. ¿Y en qué consiste el éxito de todos modos?

En la India además hay muchas otras vías. Por ejemplo, puede ir también a un āśram (durante un tiempo).

Por tanto, vaya e investigue por sí mismo. No le importe la opinión de los demás; investigue en lugar de creer ciegamente. Pero tenga cuidado con los timadores religiosos.

Al menos, será una experiencia muy interesante. Viajar por sí mismo es ya una especie de renuncia, sobre todo en la India. Vaya en invierno. Visite los lugares sagrados.

No escuche a los maestros, generalmente maestros de la desconfianza; vaya por sí mismo.

Renunciar en occidente es convertirse en un vagabundo, pero hasta cierto punto, es el mismo caso también en la India. La gente de clase alta y media generalmente consideran a los Sādhus como vagabundos, excepto algunos muy señalados. Las clases más bajas sin embargo, demuestran mucho respecto por todos los Sādhus (incluso por los Sādhus extranjeros), y todavía son mayoría.

Los Sādhus que fuman hachís son generalmente más tranquilos y permisivos. Pero quizás son un poco más “chantajistas” que los no fumadores, puesto que necesitan bastante dinero para sostener su hábito. El hachís es caro hoy en día en la India.

El hachís es muy relajante, alegre, inspirador, etcétera, y los Sādhus lo reclaman como parte de su cultura desde siempre, pero creo que es conveniente señalar que no proporciona profundidades místicas. Especialmente siendo de tan mala calidad como es hoy (el buen hachís se vende solo a los extranjeros, que pueden permitirse pagar un precio extremadamente alto).

¿Qué Sādhus son sinceros y cuáles son farsantes? Lleva años de experiencia poder apreciar la diferencia. Pero el hecho de que usted permanezca como un “turista de lo oculto” y no se convierta en un discípulo (o en un investigador) no tiene realmente importancia.

A los ojos de la Asociación Racionalista India todos los Sādhus son un fraude (y todos los sacerdotes y hacedores de milagros).

Y, aunque puede parecer extraño, de alguna forma estoy de acuerdo con ellos, especialmente en cuanto a las pretensiones de los Sādhus de lograr santidad e iluminación. Pero hay excepciones; hay honestos y sinceros Babas, Yoguis y Swamis, incluso entre los más humildes que son bien conscientes de que su camino es solo uno entre muchos, y que la iluminación puede resultar escurridiza.

¿Y no sucede lo mismo en todas las religiones?

No obstante, tenga siempre cuidado. La “santidad” no es lo mismo que el “endiosamiento”, tal como tendemos a pensar en occidente. Pues incluso los más “buenos” pueden ser auténticos embaucadores.

¿Mientras encontramos a los Sādhus, cuál debe ser el comportamiento adecuado?

Sea respetuoso; deles algo de dinero, fruta, té, cigarrillos, hachís. Tenga en cuenta que generalmente no trabajan y dependen de las donaciones. Pero si piden demasiado (digamos más de cien rupias) no les dé nada.

Sobre el número de Sādhus y su futuro, soy ciertamente pesimista. Hay algunos factores que podrían incrementar su número ligeramente (crecimiento de la población, elevado índice de paro y rigidez en el sistema de castas) (aunque este último factor está perdiendo importancia rápidamente), pues los Sādhus están (o más bien estaban) muy apoyados por la población rural. Pero ésta se encuentra ahora influenciada por la forma de vida occidental a través de la TV y, lo que es más importante, de forma lenta pero segura, está siendo substituida por la clase media, que favorece los templos y los sacerdotes (y que está influenciándose aún más - y es más receptiva - a las formas de vida occidentales).

Curiosamente, ahora son los occidentales los que más mantienen a los Sādhus, pero no hay bastantes para mantenerlos a todos. Y decepcionados por la carencia de espiritualidad, especialmente entre los Babas más jóvenes, los occidentales perderán rápidamente el interés.

¿Pero, quién sabe? Quizás la India y el Hinduismo sean imprevisibles.

 

Introducción | Śaivas | Vaiṣṇavas | Sādhvis | Austeridades Śaivas | Austeridades Vaiṣṇavas | Kumbhamela | SĀDHUS EXTRANJEROS

© Yogadarshana – Yoga y Meditación